ManoBook > Romances > Los Besos de Jacob

   Capítulo 1 No te ahogues en un vaso de agua

Los Besos de Jacob Por Lan Ke Ke Palabras: 9148

Actualizado: 2020-02-01 00:04


Ciudad Jingshi, 8:00 P.M.

Emily Bai se dirigía a su casa después de un largo y agotador día trabajando horas extra, cuando de repente recibió una llamada de la policía.

"Hola, ¿hablo con la señorita Bai?", preguntó el oficial. "Sí, es ella quien le habla", le respondió Emily. "Sus amigos, el señor Jack Gu y la señorita Rose Xu han sido arrestados por el presunto delito de prostitución. En su declaración, ambos insistieron en que habían acordado encontrarse en un hotel simplemente porque estaban en una cita casual. ¿Podría venir a la comisaría y testificar si ellos en realidad son pareja? Solo así podremos dejarlos ir...".

La impactante noticia dejó a Emily tan anonadada que ni siquiera se pudo mover durante unos segundos. En su mente estaba luchando para tratar de pensar o formular una oración, pero no podía articular una respuesta para el oficial. En su confusión, no se había dado cuenta de que le había colgado sin querer la llamada, tampoco supo cómo le hizo después para recomponerse y pedir un taxi que la llevara hasta la comisaría.

Una vez allí...

Reconoció al instante a las personas sentadas en el pasillo. El hombre era su novio, Jack Gu y sentada a su lado estaba su amiga, Rose Xu. Estaban recostados el uno sobre el otro, como si fueran una pareja en plena luna de miel.

Con las manos empuñadas y la ira creciendo en su interior, Emily caminó hacia ellos. Con cada paso que daba sentía como si sus pies se estuvieran volviendo de plomo.

Los ojos de Rose fueron los primeros en cruzarse con los de Emily. "Amiga, lo siento mucho...", dijo ella con una mirada engañosa, fingiendo una disculpa nada convincente.

Entonces, Jack se dio la vuelta y vio a su novia caminando hacia ellos. Sin pensarlo, apartó inconscientemente a Rose y se levantó a toda prisa antes de que Emily pudiera decir algo. "Hola Emmy", la saludó con una sonrisa nerviosa.

Aterrorizado, evitó mirarla a los ojos y de repente perdió el valor para enfrentarse a ella.

"Jack, cuéntale todo", dijo Rose.

"No digas tonterías. ¡Basta! Esto es serio". Y en seguida, Jack fulminó con la mirada a Rose, advitiéndole que se callara o terminaría delatándolo. Luego, se volvió hacia Emily y le dijo: "Emmy, prometo que más tarde te lo explicaré todo, pero ahora necesito que le digas a la policía que somos inocentes". Su tono fue tan casual como si se tratara de algo de rutina.

Entonces, extendió la mano para acercarse a ella, pero en lugar de corresponder a su gesto, Emily lo miró con disgusto y le dijo a secas: "Será mejor que tengas una buena explicación para esto".

Después de cumplir con los trámites y requisitos necesarios, Jack y Rose fueron liberados y los tres salieron juntos de la comisaría.

"Jack, ¿cómo pudiste hacerme esto? ¡Eres un imbécil!", gritó Emily enojada cuando salieron.

"¡Escúchame, Emmy!", le suplicó Jack con el ceño fruncido mientras trataba de sostener su mano, pero ella no se dejaba tocar.

"¡No quiero escuchar ni una sola palabra tuya! No después de haberte descubierto en el acto teniendo una aventura con otra mujer", le gritó a Jack. "¿Cómo te sentiste cuando el policía te acusó de haberte acostado con una prostituta? Si hubiera sabido lo que realmente estaba sucediendo, nunca habría venido a la comisaría a salvarte el pellejo". Emily se limpió las lágrimas que brotaban de sus ojos hinchados, que estaban llenos de ira y decepción.

Sintió asco cuando pensó en el descaro que habían tenido al hacer que el oficial la llamara para sacarlos de allí. Si lo que querían era hacerla enojar ¡Ya habían logrado su cometido con creces!

Avergonzado por las palabras de Emily, Jack le respondió bruscamente: "Sí, me acosté con Rose. ¿Y qué?".

Después de escuchar eso, Emily sintió un mareo muy fuerte e incluso perdió el equilibrio por un momento, al tiempo que su estado de ánimo cayó en picada. Jack se le acercó para ayudarla, pero ella lo rechazó y lo apartó con asco.

"¡Solo vete! ¡No quiero volver a verte!". En seguida, Jack sintió cientos de punzadas en su corazón. "Emmy", murmuró, y finalmente cambió su tono por otro más amable para decirle: "Las demás chicas no significan nada, tú eres la única a quien amo; eres la primera y la única". Las palabras de Jack atizaron los celos de Rose, pero fingió ser comprensiva e intentó persuadir a Emily con una voz gentil: "Emmy, él tiene razón. Tú y Jack están hechos el uno para el otro, yo nunca sería capaz de quitártelo...".

"¡Cállate!", la interrumpió Emily con firmeza y rechinando los dientes. "¡No tienes derecho a decir nada, puta d

esvergonzada! ¡Se acabó! Ya no somos amigas".

"Emmy, por favor no me hagas esto...", suplicó Rose en un tono triste; pero sus ojos la delataban, pues revelaban su descaro y arrogancia.

¡Puras mentiras! De no haber sido por Jack ella nunca se habría hecho amiga de una mujer como Emily. Ahora que había logrado su propósito, poco sentido tenía seguir esforzándose en interpretar un papel que no quería.

"Emmy, no te ahogues en un vaso de agua", dijo Jack impacientemente. "Juré que te amaría para siempre y que me casaría contigo, ¿qué más quieres de mí?".

"¿Crees que me estoy ahogando en un vaso de agua? ¿Acaso tu manera de demostrar tu amor es acostándote con otras mujeres? Lo siento, pero ese tipo de amor no es lo que quiero en mi vida".

"¿No te basta con que te ame a ti y solo a ti?".

"No es suficiente, no lo es; el amor necesita fidelidad. ¡Pero es obvio que tú no me eres fiel!".

Jack se echó a reír porque sus palabras le parecieron graciosas y tan ingenuas como las de un niño de tres años, y arguyó: "Emmy, soy el único hijo de mi padre, el patriarca de la familia Gu; eso significa que nunca tendré una sola mujer, no importa que esté soltero o casado. ¿Lo entiendes?

Debes aprender a aceptarlo antes de casarnos. Cuanto antes lo entiendas mejor será para nosotros.

Cuando ese día llegue, serás la única que ocupe el lugar como mi esposa. Otras mujeres vendrán y se irán, pero nadie te quitará tu puesto".

En su cabeza, Jack imaginó que sonaba romántico y encantador, realmente esperaba que Emily se conmoviera con sus palabras y saltara a sus brazos.

"¡Zaz!", de forma despiadada, Emily le dio una sonora cachetada.

Jack inclinó la cabeza, para recomponerse, y sintió un dolor punzante en la cara. Bajo la luz de la calle se podía ver claramente que la mano de Emily había dejado una marca roja en su rostro. Todavía aturdido, Jack no podía creer lo que acababa de pasar.

¿Cómo se atrevía a abofetearlo?

Rose estaba abrumada y se mantenía inmóvil. Cuando recobró el sentido, fingió preocupación al intentar revisar el rostro de Jack, pero él la rechazó de inmediato.

"Emily, ¿qué es lo que te pasa?", gritó con enojo, mirándola con incredulidad y furia.

Como había nacido en el seno de una familia acaudalada nunca había sido golpeado por nadie desde que llegó a este mundo.

Al pensar en sus crueles palabras y su falta de remordimiento, Emily también temblaba de rabia. "Nunca me había dado cuenta de lo deplorable y arrogante que eres, hasta ahora".

¿Tener cientos de mujeres aún estando casado? ¿Cómo podía ser tan desvergonzado?

Aunque lo estaba mirando, sus ojos le devolvieron una rara sensación de lejanía, como si en realidad nunca lo hubiera conocido.

"Jack, tú y yo hemos terminado; lo nuestro ya se acabó". Exhausta y sin fuerzas para continuar con este drama, Emily solo quería marcharse. En su corazón se empezó a acumular el resentimiento, pero pronto se dio cuenta de que no tenía sentido permitir que este hombre alargara su miseria, porque si lo dejaba, él podría destrozar su vida.

"¡No estoy de acuerdo con que terminemos así!", rugió Jack, quien de repente sintió miedo de perderla, como si estuviera a punto de perder algo valioso e irremplazable...

Pero justo cuando estuvo a punto de correr tras Emily, Rose lo atajó por detrás y lo abrazó con fuerza.

"Jack, no me dejes sola...". Habilidosamente, Rose colocó sus brazos alrededor de su cintura y lo acarició mientras trataba de persuadirlo: "En este momento Emmy está demasiado enojada como para pensar con claridad., no creo que haya sido su intención decir eso. Deberías darle algo de tiempo para calmarse. Después de todo, eres un buen partido, ¿cómo ella renunciaría a estar contigo?".

Una vez que Jack comprendió lo que Rose había dicho, finalmente se calmó.

La familia Gu era una familia prestigiosa con siglos de historia de prosperidad, concentraban en su seno el poder político de la ciudad, así que sus integrantes podían hacer casi todo lo que quisieran en Jingshi. Jack Gu era el único hijo y heredero de su padre, lo que mostraba su incomparable estatus en la sociedad. Aparte de eso, también era sumamente atractivo. ¿Cómo podría Emily encontrar a otro hombre como él?

Lo mejor sería dejarla tomar unos días de descanso para calmarse y reconsiderar su relación. Mientras tanto, Jack pensó que ella debería ser consciente de que su paciencia tenía límites, a pesar de lo mucho que la amaba. ¡Le habría roto las manos a cualquiera que lo hubiera abofeteado de la manera en que ella lo hizo!

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir