ManoBook > Romances > Nos volveremos a encontrar

   Capítulo 5 Las cicatrices del corazón

Nos volveremos a encontrar Por Maria Tun Che Palabras: 7899

Actualizado: 2021-03-24 22:25


Durante el camino mark estaba muy contento de ver a su amigo desde que ambos se fueron al extranjero y se separaron por un largo tiempo el se sentía solo, ellos siempre habían estado juntos pero cuando mark se hizo cargo de los negocios y francis tuvo que irse con sus padres a otro país las vidas de ambos dieron un giro inesperado pero ahora que ya estaban juntos nuevamente no habrá nada que los separe, sentado en el asiento del copiloto francis pregunto como has estado la has vuelto a ver el silencio se hizo largo ambos permanecieron en silencio.

Después del largo silencio que no tenía fin por respondido, no quiero hablar de eso ni recordarla, mirándolo seriamente ya es tiempo de olvidarla de sacarla y expulsarla de tu corazón ha pasado mucho tiempo ella no merece que aún la ames jugo contigo rompió tu corazón no puedes seguir teniéndola ni como un recuerdo malo, fuiste bueno con ella le diste todo pero ella que simplemente te engaño con el primero que se le cruzo por el camino.

Deberías olvidarla y empezar de nuevo puedes encontrar a una mujer que te guste y te puedas enamorar de ella, pero no cometas el mismo error cuando decidas o encuentres a esa persona asegúrate de que te ame como tu a ella, mark escuchaba todo lo que su amigo le decía sin embargo aún seguía pensando en aquella mujer a la que le entrego su amor, su vida y pudo todo a sus pies más sin embargo que recibió de ella solo traición, ha pasado mucho tiempo pero aún no la ha podido olvidar sigue metida en su corazón talvez por que ella solo le dejo cicatrices corazón, pensando en ella de repente vino a la mente el rostro de melisa de la mujer con la cual había pasado la noche anterior.

Sin darse cuenta de que francis lo miraba se liberó de sus pensamientos, estoy bien solo pensaba en algo pasajero, desde que mark sufrió la traición de aquella mujer nunca más se había enamorado se ha acostado con tantas mujeres que simplemente ha sido por puro placer, pero en pensar en la noche anterior no podía quitarse de la mente la sensación de tenerla nuevamente en sus brazos y hacerle el amor, sin embargo dentro de sus reglas el nunca volvía a salir con la misma mujer dos veces así que estaba descartada la idea de verla nuevamente.

Al llegar al departamento de francis mark lo miraba sorprendido al saber que francis ya no viviría con sus padres, en el pasado sin importar que fuera mayor de edad sus padres no le permitían vivir solos su madre siempre lo ha tratado con mucho cuidado como si se fuera a romper en cualquier momento lo que le causaba mucha risa a mark, mirándolo burlarse de él francis lo miro con enojo por que te ríes de mi que acaso no creés puedo arreglarmelas a solas, claro que si pero me sorprende que tu madre haya aceptado de que vivieras solo.

Los dos pasaron toda la tarde juntos platicaban de todo incluso sobre los padre de mark que se encuentran en el extranjero, el no ha mantenido una buena relación con ellos pero su madre mantiene contacto con el, ella siempre le llama pero su padre no tiene mucho contacto con el, a pesar de todo ellos siempre hab respetado sus decisiones incluso no tiene prejuicios sobre la mujer que el algún día elegirá como su esposa.

Después de pasar toda la tarde juntos mark se despidió de francis mirando a su amigo alejarse se sintió tan feliz de volver a estar cerca de él, llevan muchos años de conocerse que ambos se consideran como hermanos, conduciendo si auto de regreso a casa mark sacó su teléfono y marco un número, del otro lado se escuchó, hola quien habla sin decir ninguna palabra colgó, apretando fuertemente el teléfono no sabía por qué había marcado a ese número y al escuchar la voz de aquella mujer que en el pasado le rompió el corazón sentía tanto odio que solo quería olvidarse de ella.

Conduciendo a toda velocidad marcó del otro lado contesto una mujer hola, guardando silencio por un momento dijo fríamente quiero verte te espero en el bar de anoche y colgó, meli

sa se quedó sorprendida por la llamada que no podía creer que fuera él, mirándola sorprendida karla pregunto que pasa melisa la miro era mark quiere verme me ha citado en el bar de anoche y no se que hacer, si ir o no, finalmente optó por ir cuando llego no encontraba a mark por ningún lado de pronto se acerco un mesero disculpe es usted la señorita melisa ella asintió con la cabeza, sigame la llevaré con el sr. Lin.

Al llegar a la habitación donde la esperaba melisa se quedó sorprendida era la misma habitación donde había pasado la noche, al tomar la puerta una voz se escuchó al otro lado, adelante, al entrar mark se encontraba acostado en la cama ya se encontraba un poco tomado, al mirar a melisa se levando de la cama y la sostuvo con fuerza, comenzó a besarla en ese momento ella no sabía que hacer no esperaba que esto estuviera pasando sin embargo los besos y las caricias la hicieron ceder y entregarse a el nuevamente.

Mark la sostuvo camino hasta llegar a la cama ambos se acostaron él besaba todo su cuerpo mientras más la sentía más grande se hacia su deseo por ella, melisa sentía todo su cuerpo arder ante tanta pasión que sentía, no se resistía a nada al contrario en su mente pedía más, él besó sus labios y le susurró al oído, te deseo quiero tomarte toda la noche, melisa se sonrojo al escuchar lo que le decía, la noche fue larga los gemidos de melisa volvían loco a mark que no podía parar quería más, después de mucho los dos estaban acostados en la cama.

Melisa volteó para mirarlo tenía en la mentente tantas preguntas que hacerle, de repente él la miro con una sonrisa en el rostro, que pasa acaso no te gusto lo que a pasado por que me miras así, yo no, no eso simplemente pensaba en esta situación a donde nos va a llevar todo esto, Mark la miraba pensando que es lo que ella quería, la beso en los labios para finalmente decirle, esto es solo para el rato espero que entiendas la situación, en el futuro si necesitas algo o te surge algún problema no dudes en hacérmelo saber, con respecto al lugar donde vives te aviso que ya tienes un nuevo apartamento ya puedes ocuparlo inmediatamente no acepto un no por respuesta, ya que siempre soy considerado con las personas que me complacen, al mirarlo no podía creer lo que acaba de escuchar se quedo pasmada.

Melisa estaba en shock solo podía pensar en que diablos se había metido por que creer que puede decidir sobre mi vida, que creer que soy, de repente escucho la voz del hombre acostada a su lado, en que piensas acaso crees que no soy siendo considerado contigo, para aclararte las cosas el apartamento es para que me esperes las noches que vaya es la razón por la cual quiero que vivas ahí, ella lo miraba un poco asustada a decir verdad ella se sentía mal por separarse de karla ellas han estado juntas por mucho tiempo y no quería dejarla sola.

Los días pasaron sentada en su escritorio concentrada en el trabajo melisa no había visto a mark en todo ese tiempo no había recibido ninguna llamada de el, sumergida en sus pensamientos de repente sono el teléfono la que la hizo salir de su trance, al contestar se escuchó una voz al otro lado, necesito que me acompañes salgo de viaje hoy en la tarde y te irás conmigo sin dejarla hablar colgó, se sentía tan enojada como puede tratarla así y decidir sobre su vida, después de pensar por un buen rato regreso a sus actividades, la jornada terminó melisa salía del trabajo junto a karla platicaban de lo bien que había sido el día y que se han extrañado mucho desde que se mudó, de repente un auto se detuvo frente a ella al abrirse la puerta miraron a un hombre sentado, él la miro diciendo, acaso crees que me puedes dejar esperando sube ahora.

Melisa se despidió de karla y subió al auto, el hombre sentado a su lado tenía la cara fría, al mirarlo ella habló, necesito ir al apartamento por mis cosas, no lo necesitas he pedido que tengan preparado todo lo necesario para ti el tiempo que estemos ahí.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir