ManoBook > Romances > Nos volveremos a encontrar

   Capítulo 23 Una mujer del pasado

Nos volveremos a encontrar Por Maria Tun Che Palabras: 7111

Actualizado: 2021-04-16 07:46


Al día siguiente cuando melisa se despertó no encontró a mark por ningún lado se levantó se dio una ducha se visto y salió del apartamento tomo un taxi y se dirigió a casa, durante el camino pensaba si mark se había enojado por lo que pasó la noche anterior sumergida en sus pensamientos no se dio cuenta que ya había llegado hasta que el conductor la llamó, pago la tarifa y bajo del auto al entrar a la mansión encontro a laura y a su hijo en la sala de estar se acercó a ellos y tomó entre sus brazos a francis besándole la mejia con mucho cariño, después se sentó a lado de laura, le preguntó como se había portado el bebé, ella dijo que es un angelito que toda la noche estuvo dormido y no causo problema alguno.

De repente laura vio en el dedo de melisa una sortija se cubrió la boca con la mano y le dijo, melisa acaso esa sortija te la dio mark, sonrojandose asintió con la cabeza, si me ha pedido matrimonio y acepté, Laura se puso tan contenta que la felicito, querida me alegro que te estés dando una segunda oportunidad te lo mereces me sientontan feliz por los dos para mi mark ha sido como un hijo desde que sus padres murieron a estado con nosotros pero nos separamos cuando se fue al extranjero para hacerse cargo de la empresa que le heredaron sus padres, ambas mujeres se quedaron platicando por mucho tiempo.

Mientras tanto en la oficina mark se encontraba revisando unos documentos de repente vino a su mente el recuerdo de la noche anterior cuando le hacía el amor a melisa, se le notaba una sonrisa de felicidad si no fuera por que ella lo había confundido hubiera sido todo maravilloso, pero no quería hacerla sentir mal por lo que había sucedido así que decidió salir del apartamento esta mañana sin despertarla, se escuchó el sonido del teléfono lo que lo hizo salir de su pensamiento, al contestar su asistente le dijo que la señorita lisa se encontraba en la recepción esperando a que la atendiera, mark se sorprendió al escuchar el nombre de la mujer que lo visitaba.

Lisa era la mujer con la que estuvo por un tiempo después de que melisa lo abandonara, durante el tiempo que estuvieron juntos nunca pudo amarla así que decidió terminar con la relación, ella se había ido al Francia, pero ahora está de regreso, mark le indicó a su asistente que la hiciera pasar, al abrirse la puerta una mujer pelirroja hermosa de piel blanca con gafas oscuras, vertido rojo y zapatias altas entro a su oficina al mirarlo ella dijo, cariño te extrañé tanto después de tanto tiempo nos volvemos a encontrar.

Camino hacia él puso sus manos al rededor de su cuello y lo besó en los labios, el inmediatamente retiró sus manos y se alejó de ella, le pidió que tomara haciendo frente a él, le preguntó cuando había regresado a lo que ella contestó que llevaba una semana en la ciudad pero no había podido visitarlo, estuvieron charlando por largo tiempo.

En la mansión melisa le contó a laura lo que había pasado la noche anterior y de lo culpable que se sentía por la situación, ella la consoló diciéndole que era algo normal acordarse de ciertas cosas que era necesario empezar de nuevo y que mark la entendería, melisa se levantó le entregó a francis y le dijo que subirá a cambiarse para visitar a mark en la oficina, laura estuvo de acuerdo le dijo que fuera y que no se preocupara por el bebé a decir verdad le encantaba cuidarlo a todo momento.

Al salir de la mansión melisa condujo hasta la compañía al llegar bajo del auto y entro al edificio tomo el ascensor y preciono el número de piso donde se encontraba la oficina al llegar y s

alir el elevador le indicó a la secretaría que no era necesario anunciarla quería darle una sorpresa a mark pensaba invitarlo a comer para compensarlo del mal rato que le hizo pasar la noche anterior, pero lo que no esperaba que la sorprendida iba a ser ella, al abrir la puerta y entrar miró a un hombre sentado en el sillón y una mujer sentada en su regazo besandolo en los labios se quedó totalmente paralizada.

Al escuchar que la puerta se habrio mark miro de reojo y vio a melisa parada frente a él inmediatamente se levantó hizo a un lado a la mujer que estaba sentada en sus piernas y caminó rápidamente hacia ella, melisa escúchame no es lo que piensas déjame explicarte la tomo de la mano pero ella se soltó de su agarre diciéndole; perdón por interrumpir fue un error a ver venido continúen con su asunto después se dio la vuelta y salió.

Al salir del edificio subió a su auto las lágrimas comenzaron a rodar por sus mejias, pensando lo tonta que era ennpensar de que él cambiaría, en el pasado cuándo estuvo viviendo en la hacienda la había engañado con la misma mujer con la que lo encontro el día de hoy, golpeando fuertemente el volante con las manos no pudo evitar sentirse miserable.

Encendió el auto y se dirigió a casa al llegar encontró a laura y frak sentados en la sala de estar, al mirarla llegar laura le preguntó por qué había vuelto pronto se suponía que comería con mark acaso a pasado algo, ella le contestó que extrañaba a su hijo que quería estar con él por eso regreso pronto, laura le indicó que el bebé estaba en su habitación ya que se había quedado dormido, se dio la vuelta y subió las escaleras al entrar a la habitación camino hasta la cuna de su hijo lo miraba dormir es tan hermoso apesar de su edad se parecía demasiado a su padre lo que hacía que melisa lo recordara siempre que lo miraba.

Recostada en la cama melisa pensaba en lo difícil que había sido su relación con mark en el pasado no quería volver a sufrir lo mismo otra ves, mirando el anillo en su dedo pensaba si valía la pena arriesgarse y salir lastimada, de repente escucho que tocaban la puerta lo que hizo que reaccionara, al abrirse miro a un hombre entrar a la habitación se incorporó de inmediato y dijo; que haces aquí por que has venido no crees que fue suficiente lo que vi el día hoy por favor vete no quiero verte ni mucho menos hablar contigo, mark se acercó a ella trató de abrazarla pero ella lo evitó, melisa por favor déjame explicarte lisa no significa nada para mí, le he dicho que me cansare contigo y que no quiero verla de nuevo, por favor tienes que creerme no haría nada para lastimarte.

Melisa camino hasta el balcón dándole la espalda mirando el cielo azul el viento era tan fuerte que hacia que su cabello se moviera, estuvo en silencio parada ahí hasta que se dio la vuelta camino hacia él le acarició la cara y le dijo; en el pasado sufrí por amarte y no ser correspondida te perdoné cuando te encontré con ella haciendo el amor estando en la misma casa, ya no soy la misma del pasado y no te permitiré que me vuelvas a lastimar si realmente querés estar de con otras mujeres es mejor terminar ahora.

La cara de mark se palidecio al escuchar lo que dijo, la sostuvo en sus brazos con tanta fuerza sentía tanto miedo no quería volver a perderla, melisa no es lo que crees realmente te amo y no soportaría volver a estar lejos de ti, si te pedí que nos casaramos es por que tengo que regresar a francia estaré fuera por un periodo largo y quiero que me acompañes por que no puedo estar por mucho tiempo lejos de ti.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir