MoboReader> Romances > La chica de mi vida

   Capítulo 30 Te confieso que estoy enamorado de ti

La chica de mi vida By Vegetable Palabras: 10056

Updated: 2020-03-27 00:02


Finalmente llegó el cumpleaños de Sean.

Al ver los nuevos arreglos de la fiesta, Carla se arrepintió un poco por haberle dejado a Terence que se ocupara de todo eso porque ya era demasiado lujosa.

'¿No me prometió que él iba a alquilar un lugar sencillo y cómodo a un precio razonable?', la chica comenzó a dudar de sí misma, pues cuando ella miró a su alrededor, sintió como si estuviera en un parque. Pero, ¿Terence había alquilado todo este lugar para celebrar la fiesta?

Parecía que el suelo había sido cubierto con una alfombra verde con flores que lo adornaban, las plantas se habían colocado de tal manera que formaban dibujos animados, los cuales eran los favoritos de Sean: los superhombres.

"¿Te gusta todo esto?", Terence apareció por detrás y le preguntó a Carla. Aunque el parque no era muy grande, estaba muy bien decorado y organizado, con colores brillantes y juguetes por doquier, también parecía divertido, así que él estaba bastante complacido.

Carla se dio la vuelta en silencio y lo miró insinuando que no estaba feliz con esto.

"¿No acordamos que sería algo discreto? Pensé que simplemente reservarías una cabina en un restaurante y luego pondrías unos globos o alguna decoración sencilla, sin embargo, mira este lugar, parece que alguien va a celebrar su boda, ¿acaso esto te parece discreto?", ella se adelantó y lo interrogó con el ceño fruncido.

"¿No lo es? No creo que este pueda ser más discreto, pues no tiene nada que una simple decoración. Además, a los pequeños, como Sean y sus amigos, les gusta correr de un lado a otro, este gran parque al aire libre es perfecto para que ellos se diviertan, por si fuera poco es bastante accesible", Terence la siguió y le explicó.

De repente, Carla se detuvo frente a un césped que había sido cortado a propósito, señalando lo que tenía enfrente, le preguntó a Terence: "¿Qué es esto?".

Sin esperar su respuesta, Carla caminó hacia el pasto con la mirada llena de curiosidad, no obstante, Terence la tomó inmediatamente de la mano cuando él se dio cuenta de que la chica estaba a punto de descubrir su secreto:

"Es para Sean, prometí darle una sorpresa, ya verás que será divertido pedirle que la encuentre".

"Ya veo...", dijo Carla, quien no esperaba que Terence, como un chico mimando, conociera tanto sobre lo que les gustaba a los niños. Deambulando por el parque, la chica dejó escapar un suave suspiro.

Realmente la pobreza limitaría la imaginación de una persona, si ella no hubiera conocido a Terence, nunca se le hubiera ocurrido que una fiesta de cumpleaños podría celebrarse al aire libre y mucho menos en un parque.

"¿Qué sucede? ¿No te gusta todo esto? ¿Por qué suspiraste?", Terence le preguntó preocupado. De pie detrás de Carla, él le rodeó la cintura con los brazos y le dijo: "Créeme que traté de gastar lo menos que pude, la fiesta hubiera sido mucho mejor y con más decoraciones si no tuviera miedo de que te enojaras conmigo...".

Carla iba a estar de acuerdo con él pero sintió la mano del hombre envolviéndola y se sonrojó, mirando a su alrededor, ella notó que los intendentes estaban cerca, lo que la hizo cohibirse aún más.

"Por favor detente, la gente nos puede ver", la joven dijo tímidamente, tratando de liberarse de las manos de Terence.

Sin embargo, él no la dejó ir y la abrazó aún más fuerte, con una sonrisa astuta, le susurró al oído: "Sólo quiero abrazarte así, ¿hay algo malo con eso?

Ya estás saliendo conmigo. ¿No es normal que los novios se abracen? ¿Por qué estás tan preocupada?".

Con un resoplido, Carla extendió su mano hacia atrás para pellizcarle la cintura: "Así que es normal, ¿eh? ¿En algún momento acepté ser tu novia? ¿No crees que te pareces más a un pervertido que a menudo me abraza sin mi permiso? ¡Debería darte vergüenza!".

"Sigue regañándome, no te detengas, de todos modos seguirás pensando en que soy un mal chico, mujeriego, pervertido, lo que sea, no hay diferencia", Terence se rio tratando de ocultar su entrecejo arrugado. '¿Cómo puede ser tan fuerte una chica tan menuda y delicada? ¡Realmente que me duele!

Ella siempre piensa que le está abriendo la puerta a un enemigo peligroso y obviamente ese hombre soy yo', pensó el hombre, impotente.

Habiéndose esforzado en vano, Carla se enojó, ella levantó uno de los pies y estaba lista para pisotear el de Terence pero desafortunadamente el hombre escapó con rapidez.

"Para ser sincero no creo que sea necesario explicarte cómo me siento por ti, pensé que me conocías y sabes que yo...", Terence cerró los ojos y murmuró lentamente, con la cabeza hundida en el cuello de la chica, quien llevaba un aroma especial que le atraía tanto como si fuera su propia droga.

Carla se conmovió por un momento al escuchar esto.

Un joven rico y noble de nacimiento como este quería dormir en su sofá, prepararle comidas, cuidar de su hermano pequeño y por si fuera poco nunca se había quejado de nada, ¿cuál era su propósito?

Si la primera vez era para evitar el peligro, ¿qué pasa co

MoboReader, bring tons of novels with you.
Free toDescargar Manobook

n todos los días después de esa ocasión? Sí, Carla entendía lo que Terence sentía por ella.

"Te confieso que estoy enamorado de ti y como hombre, seré responsable de mis palabras. Pero, ¿qué hay de ti? ¿Eres lo suficientemente valiente como para amarme?", Terence le preguntó con un tono desafiante, metiendo el cabello de Carla detrás de su oreja y acariciándolo suavemente.

Al escuchar esto, la corazón de la chica comenzó a latir a mil por hora, que la hizo totalmente embobada, sin saber cómo responderle.

"¿O estoy cometiendo un error porque en realidad eres sólo una cobarde que trata de comportarse como si no tuviera miedo? ¿Eres tú un cobarde?", Terence continuó interrogándola al no obtener ninguna respuesta.

Carla cerró los ojos para evitar hablar porque sabía que él quería obtener una respuesta positiva, sin embargo, ella ya no era una simple chica impulsiva después de tantos años de experiencia y no podía hacerle una promesa tan importante sin pensarla dos veces.

El hecho de que Carla tuviera un hermano que dependía de ella la obligó a madurar antes de tiempo y el auto-control era la lección más importante que ella había aprendido hasta ahora, pues la joven ya no podía asumir el riesgo de dejarse llevar por impulsos.

"Tienes razón, soy una cobarde y me malinterpretaste, después de esta noche, nunca nos volveremos a ver", le dijo Carla.

Alejándose de Terence, ella salió corriendo del matorral tan rápido como pudo, temiendo que él la alcanzara.

De pronto ya no había nadie entre los brazos de Terence y él no tuvo otra opción más que sonreír amargamente.

'¿Acaso ella quiso decir que no es lo suficientemente valiente como para enamorarse de mí porque no siente lo mismo que yo?

Si estuviera en su lugar, me esforzaría aún más', Terence se afirmó a sí mismo mientras veía la silueta de Carla correr entre el césped.

La fiesta comenzó al anochecer porque era cuando Sean nació algunos años atrás.

La escena lo emocionó tan pronto como el chico llegó al sitio, abrazando a Terence con entusiasmo, el pequeño gritó: "¡Eres mi héroe!

¡El lugar es tan fantástico! ¿Cómo hiciste todo esto?".

Saltando emocionado, Sean soltó a Terence y corrió de un lado a otro con una enorme sonrisa en su rostro.

Terence también había invitado a los mejores amigos del niño, quienes se sorprendieron al ver la extravagante fiesta.

"Sean, tengo un regalo para ti, ve y búscalo, podría estar en cualquier parte del parque, ¡diviértete jovencito!", Terence exclamó cuando la cena estaba a punto de terminar.

"¿En serio? ¿Hay una sorpresa más? ¡Yupi! ¡Te quiero mucho!", Sean pensó que la fiesta de cumpleaños ya era un regalo increíble y no esperaba nada más, pero al escuchar que había otro obsequio, el chico se apresuró a buscarlo con sus amigos.

Echandole un vistazo a la caja de regalo que tenía en el piso, Carla se sintió un poco molesta, pues ella estaba a punto de dárselo a su hermano pero Terence se había anticipado con una sorpresa, por otro lado, la joven sentía curiosidad por saber qué tipo de regalo le daría él a Sean.

En el parque, Sean y sus amigos estaban dispersos buscando el obsequio por separado y encontraron algunas pistas en sólo unos minutos.

"¡Guau! ¡Eres realmente genial Terence! ¡Llevo mucho tiempo deseando este avión!", Sean le comentó expresando su gratitud.

La alegre voz del pequeño atrajo a Carla, instándola a ponerse de pie y verificar qué estaba sucediendo.

Aquel avión era muy popular entre su grupo de amigos y todos los niños deseaban uno.

Entonces, cuando Sean abrió el paquete, Carla reconoció de inmediato que en realidad era el último avión a control remoto que había visto en la tienda, aunque por supuesto, su precio era espeluznantemente alto, mucho más caro que el de ella.

Terence sonrió con satisfacción y caminó hacia Sean, con el control remoto en sus manos, él le respondió: "Espero que te guste, vamos, te enseñaré cómo controlar tu avión".

Los amigos de Sean los observaron con admiración, todos se morían de ganas por tener un juguete igual, desafortunadamente ninguno de ellos tenía un hermano mayor que fuera tan genial y generoso como Terence.

Carla, quien estaba parada detrás de ellos, se dio la vuelta en silencio y

luego transfirió el regalo de la mesa al fondo del césped, tratando de esconderlo en secreto.

Comparado con el costoso obsequio de Terence, el de la joven parecía algo insignificante, por lo que ella no quería avergonzarse mostrándoselo a la gente.

"¿Qué estás escondiendo?", Terence le preguntó después de enseñarle a Sean cómo controlar su avión. Sean era un chico tan inteligente que rápidamente le entendió, así que Terence le pasó el control remoto de inmediato, en el momento en que se giró, notó que Carla estaba escondiendo algo.

A la chica le asustó mucho la voz del hombre y se puso de pie apresuradamente arrojando la caja al césped.

'¡Maldición! ¿Por qué este molesto hombre me sigue todo el tiempo?', la chica se preguntó a sí misma.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top