ManoBook > Romances > La muñeca del rey mafioso, el amor desmesurado del CEO del infierno

   Capítulo 2 Quién es el CEO dominante

La muñeca del rey mafioso, el amor desmesurado del CEO del infierno Por Kristal Palabras: 6588

Actualizado: 2021-03-25 23:37


Desde que soy un niño, este es el mundo que conozco.

Soy Cain Abel Escobar, mi padre me enseñó todo lo que hoy sé, pareciera que mi nombre diera lugar a la reputación que me procede, pero es solo un caso aislado.Cuando mi madre quedó embarazada de mí en el pasado, éramos gemelos, pero una curandera o chamán a como lo llamen, le dijo qué en su vientre había una guerra sin cuartel, y que no podría nacer ambos fetos vivos, uno colapsaría antes de nacer.En el parto mi hermano nació con el cordón umbilical en su cuello y en el último momento se asfixió, me dejaron la reputación de los primeros hermanos sobre la tierra, y desde entonces llevo sobre mis hombros el nombre que hubiese tocado a mi otro gemelo.Eso sí, no sé si sería Caín o Abel.

Cuando llegué al almacén donde solemos traer a los que de mala suerte le tocan ser traídos aquí, salió a mi encuentro mi hombre leal, él era tiropín aunque su nombre real es Jeff nadie lo llama así.El me dijo muy apresurado, jefe te traje a su perra, a la cazafortunas del Sr. Emiliano Casillas, cuando dijo eso, eché un vistazo de largo, y vi a una mujer a la que se le cubrían su rostro, me acerqué un poco más y le dije, ¿porqué la trajiste, ella no servirá en nada?Mientras decía eso, la observé con detenimiento, llevaba un vestido largo que tapaba sus muslos, pero el vestido estaba un poco levantado por lo que se apreciaba un poco de su piel desnuda y tenía unos moretones y contusiones, así que volví a ver a Tiropín muy enojado, y dije: ¡ustedes la tocaron, saben que no me gusta que cuando se atrapa a alguna mujer sea abusada por ustedes sexualmente!.No jefe, nadie la ha tocado.En mi regimiento yo no permito abusos de violaciones, tampoco me gusta envolverme con el tráfico de órganos o la trata de personas, eso no va con mi ética moral, dirán que es muy contradictorio mi actitud ya que soy un CEO de los negocios más sucios y viciosos, me dedico para complacer los instintos más bajos de los seres humanos, así que muy aparte de toda esa basura en la que he vivido envuelto, yo Cain Abel Escobar, no me gusta ciertas cosas y los hago pagar con la muerte.Tiropín estaba muy asustado cuando le apunté con el arma hace un momento, el sabe que no se debe tocar a las mujeres en contra de su voluntad. Así que le pedí que le quitara el cubierto que cubría el rostro de la mujer, ella seguía inconsciente, tenía la cabeza inclinada hacia abajo, pude apreciar que era una mujer joven y hermosa, su edad rondaba los 20 años y sin embargo ya tenía que ver con el matón más miserable que se puede encontrar, Emiliano Casillas.Tiropín me miró y me dijo: jefe, ella es una cazafortunas que se acercó a tu peor enemigo por dinero, trataré de sacarle información cuando despierte.Esta bien, le dije, pero cuidado con propasarse. Dicho eso salí de la bodega de mala muerte, donde solo olía a miseria, y me fui con Agustín que es el que se encarga de parte de las investigaciones y las finanzas.¡ Veamos Agustín, veamos que está pasando en el club las desnudistas!, me dice que tiene a tres aspirantes para trabajar, ¿de bailarinas desnudistas? Veamos, echémosle un vistazo si están calificadas para desempeñar el trabajo.

Mientras manejo voy pensativo, hace dos noches, Emiliano Casillas y sus secuaces me destruyeron uno de mis nego

cios más lucrativos y prósperos, yo debo hacerle pagar este atrevimiento, no lo dejaré así.Esa mujercita tiene que darme algo de información que necesito ahora mismo, suspiré, aún me hervía la sangre de tanto enojo que sentía por ese bastardo.Cuando llegó al club nudista de mi propiedad, mi hombre de confianza que vigila este recinto me dice; jefe, todo bien por aqui, excepto que por varias noches han venido dos tipos muy sospechosos, hacen la misma rutina y se van, parecieran ser italianos, yo reviso la cámara de vigilancia y le ordeno que sigan mucho más vigilantes que ayer y que refuercen a los hombres que tiene.Regreso a mi casa, ya era muy tarde, estaba pensando en todo lo que mi padre me enseñó desde niño, me enseñó a tener poder, a estar arriba de la cadena alimenticia.Recuerdo que los problemas con los Casillas es de vieja data, mi padre arruinó el negocio de los Casillas y atraves de estos años, Emiliano Casillas ha logrado florecer de nuevo sus negocios, ahora el busca venganza conmigo por lo que pasó cuando mi padre aún manejaba este imperio infernal.Lo que Emiliano Casillas no sabe tan bien es que yo soy tres veces más cruel y despiadado que mi padre y logré amasar tres veces más lo que mi padre me entregó, si cree que por ser joven me intimidará, está tan equivocado.Maté a la primera persona a la temprana edad de catorce años y no sentí miedo ni remordimiento, cuando veo sangre me siento más extasiado.Me envuelvo y desenvuelvo muy bien con el poder, amo tener el poder, me gusta ver la sangre correr y me gusta follar mujeres.En el camino a casa, me desvíe hacia el almacén donde se lleva a la sala de torturas, tenía la necesidad de saber que estaba pasando con aquella mujer, quería verla, ¿era algo raro para mí?Yo jamás me interesé por el bienestar de ninguna mujer, menos por alguien que nisiquiera conozco bien, además que es la mujer de mi peor enemigo.Cuando llegué escuché que la estaban tratando de sacar información, ella se retorcía en el asiento en la que la tenían amordazada y decía, ¡yo no sé nada, por favor déjenme ir!Ya despierta me fijé que era mucho más hermosa y bella, tenía unos labios carnosos y bien proporcionasos a su forma ovalada de su rostro, tenía una mirada angelical.Si no hubiera sabido que la tomaron de la guarida del bastardo basura de Emiliano Casillas, creería que es una chica angelical y decente.Cuando entré a la habitación, ella levantó la vista y me miró, con perplejidad, mi subordinado dijo: "jefe, dice que no sabe nada".Me acerqué y le pregunto, así que ¿eres la mujer de Emiliano Casillas?Ella queda un poco aturdida y luego afirma que si.Jáh, le digo, así que si eres una cazafortunas y no te importa meterte con una basura como él, sin importar que tenga la edad de tu abuelo, ¿ podrías ser fácilmente su nieta?Ella agacha la mirada y dos grandes gotas de lágrimas cae de sus ojos.Drama, pensé.Ya que no quiere dar información, llama a Túmbala, ella es una mujer que no se anda con juegos y sabe como lograr sacar a uno lo que quiere, sea a la buena o a la mala.Cuando llega Túmbala me digo, sácale la información que tenga, pero no la mates, la quiero intacta.Esta bien Jefe, me dice Túmbala, salgo de allí a grandes pasos, mientras sigo escuchando la voz sollozante de la mujer.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir