ManoBook > Romances > La muñeca del rey mafioso, el amor desmesurado del CEO del infierno

   Capítulo 3 Nunca se preocupó por los sentimientos de alguna mujer

La muñeca del rey mafioso, el amor desmesurado del CEO del infierno Por Kristal Palabras: 7409

Actualizado: 2021-03-26 11:31


De alguna mujer. Mucho menos por una mujer prisionera.

Cuando estaba revisando unos documentos de envio de anfetaminas a algún país europeo, mi teléfono móvil sonó arbitrariamente.Rápidamente contesté, era Túmbala, ella me dijo : "jefe, creo que ella no sabe nada en verdad" así que yo bromeé con Túmbala, que le pusiste el polígrafo o qué, ella quedó en silencio por un momento y luego dijo, con la paliza que le propiné, cualquiera hubiera hablado. Pero en verdad ella no tiene información de Emiliano Casillas. Está bien, le dije; has que la doctora del depósito la revise y la ponen en una celda con cama.Quedé sin concentrarme más en lo que hacía, a las dos horas me llamó la doctora Grijalva, ella me dijo: jefe esta chica fue abusada de forma sádica una y otra vez, toda su piel está llena de contusiones y moretones.Sus partes íntimas están maltratadas. ¿ qué hay que hacer? Además que acaba de recibir una gran paliza por parte de Túmbala y se encuentra inconsciente.Rápido me levanté, mientras le decía, inyéctale analgésico para el dolor y limpiala, enseguida voy para hayá.Corrí rápidamente, cuando llegué ella estaba llorando y pidiendo que la soltará, que por que la retenían aquí todavía, decía, no me vendan porque si lo hacen, prefiero morir a ser esclava sexual de otro depravado, sus palabras me hicieron sentir contusiones directo al corazón, no sabía por qué, pero me sentía terriblemente de mal humor.La doctora me volvió a ver y ella como que se dió cuenta de mi presencia, dijo volviendo a verme con mucha rabia; "¡tú! No me dejaré vender por ti, está vez prefiero morir."Me sorprendió sus palabras, pero no mostré ninguna emoción, le dije, ¡cálmate, nadie te venderá!Ella abrió mucho sus ojos, sus ojos era un color radiante color ambarino.Eran puros y brillantes, entonces dijo: ¿me dejarás ir?Casi de inmediato le dije: ¡No! No irás, al menos nadie abusará de ti aquí.Ella respiró como con dificultad y me dijo: ¡ sal de aquí!, la doctora Grijalva estaba estupefacta, pues yo no permitía a nadie hablarme así, quienes lo hacían, perdían la lengua o alguna parte de sus extremidades.Endurecí mi quijada, quería que ella me temiera, y así controlarla, ella me miró temblorosa, así que salí de allí y le dije, mantengala limpia y revisando de que no empeore. Dicho eso me fui de allí.Mientras me iba llamé a Agustín, le dije: Agustín investiga sobre la vida de la mujer de Emiliano Casillas, quiero saber absolutamente todo.El asintió que si, mientras manejaba hacia uno de los clubs nudistas, pensé en la vida de la mujer tan joven y ya enredada con las personas indebidas.Ella debe tener su propia versión de las cosas, debo saberlo...pero, ¿ porqué el interés que despierta en mi?Más tarde, Agustín ya me había traído los documentos con la suficiente información de la mujercita. Estuve leyendo mientras mis cejas se arrugaban cada vez más, ella apenas era una niña que estaba en el último año de preparatoria, nisiquiera había cumplido su mayoría de edad cuando el bastardo de Agustín la robó de su seno familiar.Era una adolescente todavía, que hombre más bastardo, pensé, merece morir.

Su nombre era Liona Davison de Baja California, su familia vivía allí, fue allí en donde en un viaje de negocios, Emiliano Casillas la conoció y la pidió a su padre en matrimonio, al negarle Emiliano Casillas asesinó a su padre.La amenazó con matar a todos los miembros de su familia si no aceptaba casarse con él.Y yo aquí juzgandola de ser una mujer materialista. ¡Qué mierda que soy!Le pedí a Agustín que le diera de comer bien y tratarla bien, que le diera tratamiento y la vistiera con ropa decente. También que se encargara de ponerla en otra habitación más

decente. El asintió a mi orden.Los siguientes días yo estaría muy ocupado con los negocios y la captura de Emiliano Casillas, yo ya sabía sobre su paradero, el creía que estaba lejos de mi radar, se equivocaba.Estaba en la ciudad de Sao Pablo, Brasil. Estaba buscando la ayuda de la mafia japonesa que residía en Brasil, también de las pandillas rusas que están dispersas, él quería ganarselos para luego venir sobre mi, lo que Emiliano no sabía es que yo tenía ganado a la mafia japonesa, ellos no cederian a él. En cuanto a los rusos, tampoco creo que consiguiera su ayuda, ellos no serían tontos en unirse a Emiliano Casillas.Ya lo tenía bajo la lupa, era cuestión de tiempo para atraparlo.Estaba ocupado con todo esto, cuando me llamaron del almacenamiento, me dijeron que había ocurrido algo con mi gatita, dijeron y eso me hizo sentir muy nervioso.Manejé como un loco hasta el almacenamiento, cuando llegué la escena que vi me asustó mucho, muy rara vez he sentido desesperación por alguien o una situación así.La doctora Grijalva me dijo: jefe, la joven perdió la razón, dijo que prefería estar muerta antes de ser vendida como esclava sexual o ser ultrajada otra vez y empezó a golpearse en la pared del concreto.Dijo que ya no quería vivir más, y se lastimó autoinfringiendose.En eso miro todo su rostro estaba ensangrentada, ¡quitenle las esposas! Ordeno, todos se sorprendieron al oír que di esa orden y es que yo nunca antes hice eso por un prisionero.Rápido le quitan las esposas que estaban sujetas a la cama de hierro. La levanto cargandola y salgo de allí, ella seguía inconsciente.La acomodé en el asiento de copiloto y le abrocho el cinturón de seguridad, salgo manejando directo a mi casa, cuando llego a mi casa, los sirvientes que trabajan allí se sorprenden y están curiosos, rápidamente la recuerdo en el sofá y le pido a mi empleada de confianza que prepare la habitación contigua a la mía.En veinte minutos la empleada me avisa que ya está lista y yo la trasladó y la acuesto en la amplia cama, ella sigue sin despertar.Llamo a la doctora que toda la vida ha atendido a mi familia, es una señora de 57 años, ella llegó y revisó a Liona, después sale y me dice, está mujer ha sido abusada en reiteradas ocasiones, además fue golpeada tan devastadoramente, necesita estar tranquila, si no tendrá un colapso mortal.Necesita estar relajada, por cierto, todas sus articulaciones han sido dañadas, necesita recuperarse antes que nada.No sé quién es ella, pero necesito que la lleves al hospital para tomarle radiografías para descartar cualquier otro problema.Yo mañana pasaré de nuevo por aquí para ver como pasa esta noche.Dicho eso la doctora se fue.La verdad es que el pudo traer a cualquier otro médico, pero no quería que otro hombre le viera au cuerpo desnudo a ella.Porqué estaba siendo así él, ¿estaba celandola?Quedó pensativo, él nunca tuvo que buscar coger a alguna mujer, ellas solas se ofrecían y le abría las piernas, así que el simplemente las follaba para su placer personal.

Al día siguiente, llegó la doctora, ella subió a la habitación, justo cuando Liona se levantaba de la cama y su primera impresión era huir de la casa.La doctora le sonrió, tranquila jovencita, ayer estuviste inconsciente y yo te revisé tu cuerpo completo.Descubrí que fuistes abusada sexualmente, ¿quien lo hizo? Liona inclinó la cabeza, se veía incómoda con ese tema, no quería hablar.Así que la doctora no quiso continuar presionandola.Debes descansar mucho para poder recuperarte, le sugirió la doctora. Liona asintió y dijo: por favor, ayúdame a huir de aquí, la doctora quedó asustada, no estaba segura que ella estaba en contra de su voluntad en esta casa.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir