ManoBook > Romances > La muñeca del rey mafioso, el amor desmesurado del CEO del infierno

   Capítulo 5 Un escape sin éxito

La muñeca del rey mafioso, el amor desmesurado del CEO del infierno Por Kristal Palabras: 3898

Actualizado: 2021-03-28 14:11


Todo este tiempo me he dado cuenta que este hombre no es tan bien intencionado al mirarme, pareciera que sus ojos perforaran mi piel, es tan lascivo cuando me mira, no creo que por algo bueno me tenga secuestrada aquí.Ya dijo que quiere que haga algo por él y no sé exactamente qué desea de mi, por que información sobre Emiliano Casillas no tengo ninguna.Por eso en cuanto pueda me escaparé de aquí.

La joven que me atiende y trae mi alimento, vino a dejarme la cena, la comida se ve sabrosa y huele bastante bien, también me trae analgésicos, sé que entre ellas está la pastilla para adormecerme por la noche.De repente cuando veo la puerta a menos de un metro mi corazón late tan desesperado por la libertad que no estoy siendo capaz de respirar bien el aire a mos pulmones.

Comí toda la comida y escondí los analgésicos debajo del colchón de la cama, apagué la luz y fingí dormir.Ya alrededor de las tres de la mañana cuando había un silencio sepulcral, me levanté lentamente de la cama y caminé de puntillas.Abrí con cuidado el pomo de la puerta y salí por primera vez de la habitación en la que me han mantenido prisionera. La enorme mansión es tan enorme que me asusta, no creí que fuera tan grande esta casa.Bajé las escaleras sin hacer ningún ruido, pues no quiero despertar a nadie, quiero irme de aquí y no volver a ver atrás nunca más.Justo cuando bajé a la planta baja, mo había nadie despierto, todo pareciera deshabitado, entonces con mucha cautela veo la puerta principal a unos pasos, es la que me llevaría a mi anhelada libertad.Cuando al fin intentó abrir la puerta, suena una alarma repulsiva y estruendosa, además de eso, se encienden todas las luces declarando enorme casa, haciendo sentir como que fuera pleno medio día.Con todo ese ruidaje aparece media docena de hombres vestidos de negro, puros guardias y todas las sirvientas.Yo me asusté tanto que me llené de pánico, ya no pude hacer algo más, pues mis piern

as me temblaban, mis ojos se nublaron y ya no pude ver que tenía de frente.En ese momento uno de los guardias me abalanzó s su hombro y me regresó a la habitación, también tres de las sirvientas seguían allí, querían acompañarme, pero de pronto todos se fueron y me di cuenta que solo me dejó con mi captor.El me miraba con una mirada intensa e intimidante, yo ya no quería verlo, solo quería que se desapareciera de mi lado, así que miré para otro lado.

¿Porqué lo hiciste? Preguntó, sabía a que se refería, pero yo no quería hablar.El insistió de nuevo y volvió a preguntar, ¿ por qué lo hiciste, y no me gusta repetir la misma pregunta y esperar! Lo miré enojado, así que me asusté más, mi corazón daba latidos tan fuertes que pareciera desmayarme.Mis manos estaban sudando, mis ojos escaparon de desorbitarse.¡Y...yo...tenía miedo, miedo de ti! Aún con todo ese sentimiento de impotencia y miedo, le respondí.¡Así que me tienes miedo! Dijo el mafioso, y no he hecho otra cosa que cuidar de ti desde que te saqué del infierno en que te tenía ese miserable!.Pero dices qué ¿me tienes miedo? Escupió él, ¿por que me tienes miedo, si te he cuidado, te alimentado, no te he tocado ni golpeado? Solo te he protegido, recuerda que si sales de esta casa, Boris te encontrara.Además ni te has recuperado de tus heridas, me pregunto por qué insistes en marcharte? Jorge usó la manipulación del cerebro de esta mujer, cariño, venga más a menudo, nos gusta tu presencia.Yo me comprometi con la joven, ¡ no te tocaré! Aunque todo mi cuerpo estaba rígido y no quería formular estas palabras. Lo hice para que ella se tranquilizara, no quería que pasara una gran vergüenza.Ella se iba tranquilizandose, su rostro mostraba relajación.¿Desde cuándo soy un hombre preocupado por el bienestar de alguna mujer?Si dos días atrás me hubieran dicho acerca de que yo me preocuparía por alguna mujer, estaría riéndome de eso, y me parecería un chiste.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir