ManoBook > Romances > Cruel Maldad

   Capítulo 2 Entrevista

Cruel Maldad Por Gisel O. Palabras: 7252

Actualizado: 2021-04-07 02:58


Salgo a correr como todos los días, con una lycra deportiva y un top a juego aunque muestro casi todos mis tatuajes, no me gusta mucho mostrarlos me gusta mucho pasar desperdiciada pero bueno con tantos tatuajes y poca ropa lo dudo mucho; Me acuerdo cuando empecé a mancharme la piel con mis tres amigas cuando éramos apenas unas adolescentes en esa época lo hacía para verme ruda, mala y pensaba que así no se acercarían los chicos oh a cualquier persona.

A mi no me gustaba ser sociable me costó mucho llegar a socializar con otras personas que no sean mis amigas, pensaba que me iba a ver fea y que la gente no se acercaría al ver la mayoría de mi pie manchada pero el veneno fue peor que la cura porque en lugar de verme fea oh vernos feas resultó que nos veíamos aparte de rudas nos veíamos muy sexy y bellas pero una belleza diferente de la normal nuestros pieles resaltaban mucho con toda la tina sobre ellas y más con nuestros cuerpos bien desarrollado y ejercitados no le envidiábamos nada a nadie.

Eso atraía a muchos chicos todos querían intentar ligar con las chicas malas del lugar así que tome la decisión de pasar desapercibida me cubría el cuerpo con sudaderas largas a modo de no dejar ver bien mi figura, quería un perfil bajo por un tiempo al menos porque tenía problemas con relacionarme con el sexo opuesto.

Pero eso no me detuvo de seguir haciéndome tatuajes ni ejercitarme para tener mejor cuerpo y ser irresistible porque esa es una arma que se puede utilizar muy bien si sabes lo que tienes y vales, eso me costo mucho aprenderlo y grabarme lo bien en la mente.

Aunque yo siempre fui mas reservada en mostrar mis tatuajes mis amigas al contrario de mi ellas les encantaba ser el centro de atención ser las chicas malas dónde sea que fuéramos porque nos veíamos rudas y muy bellas, yo era la nerd del grupo con mi cuerpo cubierto de tela aunque eso no me restaba belleza pero si popularidad pero en Sierra parte esa era la idea y ahora gracias a ello estamos donde estamos pero esa es otra historia que les contare luego.

ya termine mi jornada de ejercicio, tengo que prepararme para una entrevista de trabajo que tengo porque gracias a la brillante idea de Mariza que mando mi curriculum a esa empresa para el puesto de asistente personal.

Yo estoy más capacitada para un puesto más alto que eso como por ejemplo ser la jefa ah cierto eso ya lo soy pero con lo que tengo entre manos tengo que ser una empleada más de una empresa que ni si quiera conozco.

No me hace falta el dinero al contrario tengo mucho dinero pero como tengo que pasar desapercibida para lo que tengo planeado mas adelante, y no es nada bueno lo que haré no me considero una persona buena pero no soy tan mala si no me provocas.

Puedo ser justa y bondadosa cuando así tiene que ser, no me gustan la injusticias cuando alguien es inocente pero si eres culpable que te corten la cabeza así de simple asta yo me ofrecería para hacerlo con los propias manos y sería con mucho gusto.

Pero este no es el caso esto es más grave que requiere mi total atención y así poder cumplir mi venganza eh esperado por mucho tiempo y pronto lograre mi objetivo.

Me ducho, busco en mi armario que ponerme encuentro una falda tubo negra que acentúa mis curvas y una camisa manga largas roja sangre mi color favorito por cierto, no quiero mostrar ningún tatuaje quiero dar la impresión de alguien distinta a la que soy.

Así que me quito mis piercings del labio y nariz faltaba mas, me maquillo poco que luzca algo natural y me pongo mis lentes soy una completa nerd con curvas esto me recuerda a viejos tiempos cuando estaba en la universida

d, aunque ya no necesito mis lentes pero me cambian un poco mi apariencia y eso es lo quiero no verme igual pero todo por cubrir lo que realmente soy ya es hora de ir a conseguir ese trabajo.

Llego a una gran empresa de construcción muy famosa aunque no tengo ni idea de como es el dueño y ni hablar de quién es, pues para ser sinceras ni me importa solo se lo básico que me dijo Mariza.

Que tenía que venir porque me agendaron cita para la entrevista que era una empresa famosa de construcción y que el dueño tiene varias sucursales al rededor del mundo, seguro es un viejo verde que quiere una asistente bonita para poderle la existencia.

Llego a la recepción y le pregunto a la recepcionista sonriente que me recibe detrás del escritorio, le pregunto donde están haciendo las entrevistas y me dice que en el piso cincuenta.

Me pregunta mi nombre y cuando confirma que estoy en la lista de entrevistas me da un pase con mi nombre como un collar que pongo en mi cuello.

Camino al elevador presiono en el botón cincuenta es el último piso es presidencia, demoro poco en llegar ya estando en el piso indicado bajo y camino donde esta otra chica sonriente detrás de un escritorio.

Yo no quiero pasar todo el día como ellas regalando sonrisas falsas a cada persona que llegue no les dolerá la mandíbula de tanto sonreír porque a mi seguro que si me dolería pero bueno gajes del oficio.

-Buenos días me llamo Gissela Dementii vengo a la entrevista de trabajo.-le digo a la joven que esta detrás del escritorio.

-Si buenos días señorita tome asiento por ahí en unos momento le comunico cuando pueda pasar.-señala unos sofás dónde están otras dos chicas más esperando su llamado.

-Muchas gracias.-le digo y tomo camino a tomar asiento.

Bueno ya me estoy estrenando en esta silla llevo como cuarenta minutos esperando aquí sentada solo faltó yo y esto parece que no tiene fin.

No sé ni por qué diablos no me hice pasar por trabajadora de alguna de mis empresas pero no me tuve que dejar convencer por Maritza que cuando se propone algo no descansa asta conseguirlo, no la juzgo somos todas iguales en ese sentido y muy tercas.

Creo que me adelante mucho la secretaria por cierto llamada Lesly me dice que es mi turno, me indica que puerta tengo que tocar para la entrevista, me levanto del sillón y sigo sus indicaciones.

¡¡bueno aquí vamos!!

Llego a unas puertas de cristal pero no se ve nada de aquí afuera para dentro de la oficina, toco suave dos veces en la puerta y espero a que me den permiso de pasar.

-pase-escucho una voz endemoniada mente sexy del otro lado de la puerta ¿¡creo que me moje!? abro la puerta y me encuentro a un hombre sentado en su silla de cuero negra muy concentrado en su ordenador.

No sé que cosa esta haciendo en su ordenador pero se ve tan varonil, tan sexy, tan serio.

Me quedo estancada en la entrada mirándolo oh mejor dicho comiéndome lo, hasta que se percata que ya no se encuentra solo en su santuario y al levantar la vista para ver quién entro me quedo tonta viendo su rostro.

Sigo estancada aquí en le mismo lugar al lado de la puerta deleitando me con la vista que me regala y no me refiero a el paisaje que se ve por el ventanal, si no a este hombre guapísimo que tengo justo enfrente.

Es muy raro el hombre me atrae pero este hombre tiene una belleza distinta, se ve imponente, elegante, salvaje, de carácter fuerte es todo un cóctel completo que me gustaría degustar y deleitarme con su sabor.

Que le paso al infierno? Que se les escapó un demonio muy tentador!!.

Y así la Reina quedo atraída por él demonio que muy pronto sería su perdición sin ella saberlo.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir