ManoBook > Fantasía > Los fantasmas de Lucien

   Capítulo 4 Una gran mano

Los fantasmas de Lucien Por K.V. Agares Palabras: 12624

Actualizado: 2021-04-07 09:58


Capítulo 4/3: ❝Una gran mano❞

Contacté a la misma persona que Hall llamó para que matara a Olivia, y le cité en un restaurante con la excusa de que quería que hiciera un trabajo para mí. Y, ahora con Natalie y Leonardo, nos encontrábamos esperando en una de las mesas ubicada en la esquina del local.

⏤¿Y si no viene? ⏤me preguntó Leonardo, inquieto.

⏤Vendrá, no sabe nada ⏤respondí sin mirarlo. Miraba hacia la ventana, con Natalie a mi lado.

⏤¿Y si te equivocas?

Lo miré.

⏤Tranquilo, no es como si te fueras a morir otra vez.

La verdad es que también estaba algo nervioso, no sabía si aceptaría, o nos mataría por irrumpir en su trabajo. De igual forma, intenté ser el calmado de los tres, ya que la pierna de Natalie temblaba. Le puse una mano sobre ella, para transmitirle tranquilidad, y para rematar le sonreí, fue una sonrisa débil pero sincera. Ella hizo lo mismo, hasta que la campana de el local sonó, y entró un hombre rubio, de ojos cafés, piel blanca, vestido con un vaquero azul de mezclilla, camiseta verde y chaqueta café de cuero.

Y se dirigía a nosotros.

⏤¿Será él? ⏤preguntó Leonardo.

⏤No lo sé...

⏤¿Lucien Benedetti? ⏤me preguntó el hombre cuando estuvo frente a nosotros. Su voz era dura, algo aterradora.

Asentí, y él se sentó al lado de Leonardo.

⏤Bueno, es atractivo... ⏤opinó Leonardo.

Miró a Natalie con los ojos entornados.

⏤¿Qué hace tu novia aquí?

⏤No es mi novia, y queremos lo mismo.

⏤¿Y qué quieren?

Saqué mi teléfono y le mostré una foto de Olivia.

⏤Que no la mates.

El hombre se removió.

⏤¿Cómo sabes de eso?

Miré un segundo a Natalie antes de responder.

⏤Robé el portátil de Hall... ⏤confesé.

Alzó las cejas.

⏤¿Por qué?

⏤Porque no quiero que ella muera.

⏤Lo que sea que te haya dado Hall, nosotros podemos darte el tiple ⏤dijo Natalie.

La miré, ceñudo.

⏤¿Son familiares de ella?

⏤Es la hermana de un amigo ⏤contesté.

Frunció el entrecejo.

⏤Él me dijo que no tenía familia.

⏤Bueno, tiene dos hijas, y su hermano murió.

⏤Entonces me mintió ⏤su mandíbula se tensó, parecía molesto. Suspiró al fin⏤. Mira, no soy un idiota insensible, no mató a personas que no lo merezcan, así que, dame una buena razón para no hacerlo.

Los tres nos quedamos en silencio un momento, desconcertados y pensando en qué decir.

⏤Tiene dos hijas ⏤Natalie rompió el silencio.

⏤Eso no la hace buena persona.

⏤Hace caridad, ayuda a los demás ⏤recordé de pronto algunas de las publicaciones que tenía en su perfil de Facebook⏤, hasta dona sangre. Por favor, se lo debo a mi amigo.

Exhalo.

⏤Lo haré solo porque, por alguna razón, no pude matarla por más que lo intentara. 

⏤¿En serio?

Asintió.

Suspire, aliviado.

⏤Oh, se lo agradezco, en verdad.

⏤Sí, sí...

⏤¿Por qué no pudo? ⏤preguntó Natalie.

El hombre se encogió de hombros.

⏤Parecía que algo la protegía...

⏤Jace ⏤dijo Leonardo.

Yo y Natalie compartimos la misma mirada: sabíamos que era Jace.

Al volver al hotel, ahora sin Leonardo, cada quien se iría a su habitación, pero me detuve.

⏤Natalie.

También se detuvo y se giró sobre sus pies a verme.

⏤Gracias, por ayudarme. Por todo.

Sonrió, y dio unos cuantos pasos adelante.

⏤Me gusta ayudar, y eres tú quien hizo y hace todo esto, yo solo te doy una mano.

⏤Una gran mano, que me ayuda más de lo que cualquiera puede hacer ⏤admiti⏤. En serio eres la mejor, Natalie. El mundo no te merece.

Ella bajo la cabeza, algo sonrojada. Luego me miró.

⏤A ti tampoco, Benedetti.

Entramos a nuestras habitaciones luego de eso. Al entrar a la mía me encontré a Jace sentado en mi cama.

⏤Al fin apareces, ¿dónde has estado?

Alzó la vista.

⏤Como sea, tengo buenas noticias ⏤comencé a decir, mientras lanzaba mi mochila al suelo⏤: logramos convencer al hombre que Hall contactó para matar a tu hermana, y la dejará en paz.

De repente me di cuenta que soné muy animado.

⏤¿Lo sabes?

⏤¿Que es tu hermana? Sí.

⏤¿Desde cuándo?

⏤Luego de venir al hotel Natalie y yo investigamos a Olivia y encontramos una foto tuya en su perfil de Facebook. ¿Por qué me mentiste?

Bajó la cabeza.

⏤Creí que no me ayudarías si te decía que era mi hermana, y estaba avergonzado...

Me senté a su lado.

⏤Jace, nunca te haría eso, somos amigos.

Me miró, apunto de llorar.

⏤¿En serio?

⏤Sí ⏤solté una risa absurda⏤. Joder, sí.

⏤¿Aunque esté muerto?

⏤No estás muerto para mí ⏤ladeé la cabeza de repente⏤. ¿Por qué estabas avergonzado? ¿Por morir? ⏤pregunté eso último como si fuera absurdo.

Asintió.

⏤No morí de la forma más heroica que digamos...

⏤¿Hay una forma correcta de morir?

⏤El tipo que me asaltó me llamó marica, y yo me enojé y peleé con él ⏤miró al frente, ahora molesto⏤, ya viste quien ganó... ⏤resoplo⏤. Lo peor es que tenía razón.

⏤No entiendo, ¿acaso fue un crimen de odio?

Asintió, apretando los labios con fuerza.

Puse una mano en su hombro.

⏤Jace, no te sientas mal, tú solo quisiste defenderte.

⏤Sí, pero si no lo hubiera hecho seguiría vivo, protegería a Olivia.

⏤¡Pero lo hiciste! Olivia estará a salvo gracias a ti.

⏤¿Qué?

⏤Aquel hombre no logró matarla ya que tú la protegías, y no lo volverá a intentar. Renunció, Jace.

⏤¿En serio?

⏤Sí, pero ahora debemos preocuparnos por Hall. Debemos ir con ella y decirle la verdad.

Se removió.

⏤¿Estás seguro?

⏤Por supuesto.

Jace me abrazó con fuerza. Tambaleé y caímos al suelo.

⏤¡En serio eres el mejor no-humano que jamás conocí! ⏤exclamó encima de mí.

Me reí.

⏤Bueno, bueno, ya bájate que pesas.

⏤Ah, sí, perdón ⏤emitió una risa absurda y se levantó. Me ofreció una mano para ayudarme a levantarme.

Oí un ruido dentro del baño, pero supuse que era Ambrose.

⏤Oh, mierda ⏤expresó Jace de pronto.

⏤¿Qué?

⏤Se me olvidó que tu amigo estaba aquí...

Abrí tanto mis ojos que casi se me salen.

⏤¡¿Qué?! ⏤exclame en un susurro.

Quise ahorcarlo, pero me contuve.

⏤¡Lo siento! me tomaste de sorpresa que lo olvidé.

Corrí hacia la puerta, la abrí y la cerré.

⏤¿Por qué hiciste eso? ⏤me preguntó Jace, ceñudo.

Karl salió del baño antes de que pudiera responder, ahora con solo una toalla cubriendo sus partes. Tenía los auriculares puestos, y deseé que no hubiese oído nada.

⏤Ah, volviste ⏤me dijo, para luego quitárselos⏤. ¿Dónde estabas?

⏤Tuve que salir para comprar algo para Ambrose ⏤señalé la bolsa que estaba en el

suelo, junto a mi mochila.

Asintió, después fue a ponerse ropa.

⏤Bueno, la maestra te buscó pero le dije que te sentías mal y te quedaste en cama.

⏤Oh, gracias, amigo.

⏤Aunque, sé que no solos fuiste a comprarle cosas a tu gato ⏤me miró con una sonrisita pícara.

⏤¿Qué? ⏤resople⏤ no, no sé de qué hablas.

⏤Lucien, sonaste muy obvio ⏤opinó Jace.

Karl hundió las cejas.

⏤¿Qué? ¿no fuiste a tu cita?

⏤¿Cuál cita? ⏤pregunté, ahora con curiosidad.

⏤Tú y Natalie, me lo contaste en el museo.

Miré a Jace con discreción.

⏤Debió ser Leonardo, porque yo nunca he poseído tu cuerpo.

⏤Ah, sí, lo siento, sigo aturdido.

Karl se acercó a mí con emoción.

⏤Y bueno, ¿cómo fue? Dilo con lujo de detalles.

⏤Ah...pues...

⏤¡Subieron a la Torre Eiffel! ⏤dijo Jace de pronto, salvandome.

⏤Subimos a la Torre Eiffel.

⏤Un lugar romántico ⏤asintió Karl⏤. ¿Y luego?

⏤Hablamos ⏤me encogí de hombros.

⏤¿Y?

⏤Tomé su mano...

⏤¿Es todo? ¿No se besaron ni nada?

⏤Tranquilo, Karl, es la primera cita ⏤dijimos Jace y yo al mismo tiempo.

Alzó las cejas.

⏤¿Hablan más?

⏤Tal vez.

Suspiró.

⏤Bueno, en ese caso, deberías invitarla al baile de invierno.

Después de la charla, y de que se vistiera, vaya, se fue con los demás. Yo me quedé ya que estaba enfermo, según le había dicho Karl a los profesores.

De repente, me llegó un mensaje.

Natalie: Los maestros dicen que estás enfermo, pero sé que no es verdad.

Lucien: Por mi ausencia Karl tuvo que mentirles, así que me quedé para seguir con la mentira. Además, saldré con Jace para hablar con su hermana.

Natalie: ¿Le dirás la verdad?

Lucien: Tengo que hacerlo.

Natalie: ¿Quieres que vaya contigo?

Lucien: No, sería muy sospechoso. Quédate con los demás.

⏤Lucien ⏤me llamó Jace. Alcé la cabeza⏤. Es hora.

Asentí, cogi mi mochila y salimos.

⏤¿Estás listo? ⏤le pregunté cuando estuvimos frente a la casa de Olivia.

⏤Sí. Vamos.

Toqué la puerta y una linda mujer nos abrió: Olivia.

⏤¿Puedo ayudarle?

⏤¿Es la hermana de Jace Volkok?

⏤Sí, ¿por qué?

⏤Necesito hablar con usted, ¿está sola?

⏤La abuela de mi prometido está aquí, pero duerme ahora. ¿Era cercano a Jace?

⏤Es un amigo mío ⏤asentí.

⏤Era, querrá decir.

Me rasque la nuca.

⏤No sé cómo decirle esto pero...

⏤Girasoles ⏤me interrumpió Jace⏤. Le gustan las girasoles.

⏤Le gusta las girasoles, ¿cierto?

Su hermana parpadeó, desconcertada.

⏤¿Cómo lo sabe? ¿Él se lo dijo?

Asentí.

Se apartó y me invitó a pasar.

⏤¿Desde cuándo lo conocía? ⏤me preguntó después de cerrar la puerta.

Me detuve en la mitad del pasillo. Me giré sobre mis pies y la miré directo a los ojos color ámbar.

⏤Olivia, necesito preguntarle algo, pero debe ser sincera, es de vida o muerte, ¿bien?

⏤Literalmente.

⏤De acuerdo...

⏤¿Se ha sentido vigilada últimamente?

Pareció que le atine.

⏤Ahora que lo dices, sí, pero creí que eran cosas mías.

⏤Pues no lo son, y eso se debe a que su esposo, Hall Benson, contactó a un asesino a sueldo para matarte.

⏤¿Qué? ¿Es un chiste?

⏤No, y tengo pruebas ⏤saqué el portátil de Hall, abrí los mensajes y se lo entregué.

⏤Esto es de Hall... ⏤dijo después de leerlos⏤. ¿Por qué lo tienes?

⏤Porque Jace me pidió ayuda ⏤di dos pasos adelante⏤. Sé que te será difícil de creer, pero él está aquí, con nosotros  ⏤miré a Jace⏤. Hazlo.

Él se acercó al jarrón que estaba sobre una mesita y la tiró.

Olivia dio un respingo.

⏤¿Qué? ⏤se llevó una mano a la boca.

⏤Cuando tenía 9 unos niños me molestaban en la escuela ⏤comenzó a decir él⏤. Un día llegué a casa llorando porque uno de ellos había matado al ratón que adopté como mascota, pero Olivia me dijo que debía ser fuerte, que Marco estaba en un mejor lugar, a salvo de todos ellos.

⏤A los nueve años murió su mascota, y le dijiste que debía ser fuerte, porque Marco estaba en un mejor lugar, a salvo.

⏤¿Cómo...?

Jace continuó.

⏤Una noche desperté gritando; ella fue a verme, a calmarme ya que había soñado que la perdía a ella y a mamá, pero me dijo que jamás se iría, que siempre estarían conmigo, incluso si estuviera lejos.

⏤Le dijiste que siempre estarían juntos, tú y su madre, aunque él estuviera en otro lado.

⏤Jamás le habría contado eso a alguien.. ⏤hablo Olivia después de un minuto⏤. Es demasiado penoso para eso.

⏤Es porque él está aquí, Olivia.

Jace se acercó a ella y pasó sus nudillos en la mejilla de su hermana. Ella lo sintió, y algunas lágrimas salieron de sus ojos.

⏤Dile que se divorcie, que finga que no sabe la verdad.

⏤¿Y qué hago ahora?

⏤Primero; no lo confrontes, finge que no sabes lo que trama, y pídele el divorcio. Hice copias de los mensajes por si acaso, te los enviaré para que los uses como evidencia. Ah, y por ahora mantente alejada de él, que puede sospechar, o peor...

Asintió.

⏤Yo...

⏤Está bien, fue Jace quien hizo esto, yo solo le di una mano.

⏤Una gran mano que me ayuda más de lo que cualquiera puede hacer ⏤dijo Jace.

⏤¿Qué dijo? ⏤me preguntó Olivia ante mi sonrisa tonta.

⏤Solo es modesto.

(***)

⏤¿Y qué hará ahora? ⏤me preguntó Natalie, mientras sacudía ligeramente los pies dentro de la piscina, al igual que yo.

Le había contado todo. Y ahora, de noche, casi de madrugada, nos encontrábamos con los pies dentro del agua.

⏤Ahora está en un hotel con Jace cuidándola, a salvo, y hablará con su abogado de todo eso..a excepción de Jace, por supuesto.

Me dio un ligero empujón con el hombro.

⏤Esto debería ser un trabajo, porque parece que eres experto.

Me reí.

⏤Ya, y tú serías mi asistente, si pudieras verlos, vaya.

⏤¿Cómo Karen Page?

⏤¿De Daredevil?

Asintió.

⏤Serías mejor que ella.

Nos quedamos un momento mirándonos, hasta que alguien salió de una de las habitaciones a tirar algo en el bote de basura que nos interrumpió.

⏤Uhm, ya es muy tarde ⏤comentó ella, mientras se ponía de pie.

⏤Ah, sí...Deberíamos ir a dormir, que mañana nos volvemos a casa ⏤también intenté levantarme, pero me resbale y terminé dentro de la piscina.

⏤¡¿Estás bien?!

Por suerte sabía nadar, así que no me morí ahogado.

⏤Sí, sí... ⏤escupí el agua que se había metido a mi boca.

⏤¿Seguro?

⏤Sí, solo es agua.

⏤Bueno... ⏤comenzó a retroceder⏤.  Descansa, Lucien.

⏤Igual tú, Natalie.

Me quedé ahí hasta que desapareció, y me sentí un total estúpido. Le di un manotazo al agua.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir