ManoBook > Fantasía > Los fantasmas de Lucien

   Capítulo 8 Delirios

Los fantasmas de Lucien Por K.V. Agares Palabras: 12528

Actualizado: 2021-04-18 04:15


Capítulo 8: ❝Delirios❞

Narra Max.

Entré a una tienda que estaba cerca de mi edificio; compraría algunas cosas para el almuerzo y algunos dulces.

⏤¿Qué tal, Freddy? ⏤saludé al dueño.

⏤Excelente, ¿y tú?

⏤No golpeé a nadie hoy ⏤me encogi de hombros, y nos reímos.

⏤¡Max! ⏤me saludó la esposa del dueño de la tienda cuando bajó las escaleras, las cuales estaban a dentro.

Ellos eran como una segunda familia para nosotros, y es que me cuidaron desde que era un niño. Ellos estuvieron conmigo cuando mamá enfermó y mi padre se fue. Les debía mucho.

⏤Hola, Martha.

⏤Hace tiempo que no te veía.

Sonreí, y la saludé con un abrazo.

⏤¿No será porque ha estado ocupada viendo esa serie turca? A propósito, ¿se quedó Kosem con Elvi?

⏤Ay, no, se casó con su hermano.

⏤¿Por qué? Si tenía buena química con Elvi, y era un buen hombre.

⏤¿Verdad que sí? Pero a la pobre le hicieron brujería para que se "enamorara" de el hermano de Elvi.

⏤Qué horrible...

⏤Lo sé.

Le pagué y me despedí.

⏤¡Nos vemos!

⏤¡Adiós Max! ¡Me saludas a tus hermanos!

⏤¡Sí!

Al pasar cerca del parque los niños, los cuales la mayoría eran mis vecinos, se acercaron de inmediato a mí. Saqué los dulces de la bolsa y se los di.

⏤Compartan ⏤les dije.

⏤¡Gracias, Max! ⏤me agradecieron.

⏤Comportense, niños ⏤les advertí antes de irme, pero la voz de uno de ellos me hizo detenerme de golpe:

⏤¡Andy sigue llorando desde que Sam le ganó en el póker!

Me di la vuelta.

⏤¿Qué?

⏤Que Sam jugó anoche con Andy y los chicos al póker, y ganó, pero uno le dio una paliza porque creyó que había hecho trampa.

⏤¿A qué hora fue eso?

⏤A las once.

⏤¿Cuándo terminó?

⏤Hubo varias rondas para comprobar que no hacía trampa, así que a las dos y media.

Apreté con fuerza la bolsa, furioso. Me di la vuelta y seguí caminando, solo que ahora a paso apresurado.

⏤¿Qué harás? ⏤me preguntó Hanna.

⏤Voy a matar a ese niño ⏤murmuré.

Jamás le dijimos a alguien sobre nuestras habilidades, aunque una vez lo intenté cuando tenía 10 años, pero mi madre no me creyó. Al principio a Sam le costaba asimilarlo, al igual que a mí, pero en su caso era peor porque no dudaba en usarlo para su propio beneficio, como jugar póker o cualquier juego donde hubiera dinero de por medio. Eso lo metía en muchos líos, y meterse con la gente de Andy, quien era un tipo peligroso, era peor que morir.

Tuve que esperar hasta que terminara de trabajar para poder hacer lo que pensaba.

⏤¿Ya me dirás que harás? ⏤me preguntó Hanna mientras salía del departamento, ya a la media noche, cuando comprobé que Sam no estaba⏤. Hasta das miedo...

Ni siquiera respondí.

Según supe los chicos de Andy se reunirían en un club, donde, en privado, jugaban póker, claramente ilegal. Ahí estaría mi estúpido y entrometido hermano.

⏤¿Entraremos ahí? ⏤señaló Hanna el club, ceñuda.

Había mucha gente, a pesar de que aún no era fin de semana.

⏤Exacto. Vamos, ayúdame ⏤cruzamos la calle y entramos al callejón, donde Hanna, por la puerta trasera del club, abrió la puerta y entré: lo primero que vi frente a mí fue a una mujer pasear con una bandeja de bebidas y semidesnuda; no tenía camiseta ni algo cubriendo sus pechos, solo estaban al aire libre. Varias mujeres estaban así.

⏤Agh, creía que habían dejado de hacer estas mierdas ⏤expresó Hanna detrás de mí, claramente disgustada.

⏤Le tenías demasiada fe en la humanidad.

Seguí caminando, buscando a Sam, o a incluso a Andy.

⏤Veré en las habitaciones ⏤avisó y desapareció.

En algún momento tropecé con alguien mientras iba a los baños, y al darme cuenta de quién era puse los ojos en blanco.

⏤Hasta parece que me están siguiendo.

⏤Pues no, Lux vino para ayudar al familiar de otro fantasma ⏤comentó la fantasma con cosplayer⏤. ¿Y tú?

⏤Vine a buscar a mi hermano menor. ¿Lucien..? ah no, perdón, ¿Lux está en el baño?

⏤No ⏤se cruzó de brazos⏤, me mandaron aquí porque quería golpear a un vivo idiota y a un fantasma.

⏤¿Dónde? ⏤pregunté con interés, casi al instante.

⏤Eeh, en la oficina del dueño del club. Están en un juego de...

No la dejé terminar porque de inmediato salí disparado hacia dicha oficina.

⏤¡Oye!.. ¡¿Adónde vas?!

No respondí y seguí caminando, casi corriendo. Había un guardia custodiando la puerta del despacho.

⏤¡Maxi!

Al mirar atrás vi que Hanna corría hacia mí. Seguramente había estado buscándome.

⏤Sam está en la oficina del dueño con otros tipos malos, y vi al chico que ve fantasmas ahí también.

⏤Lo sé.

⏤¿Eh?

⏤La amiga fantasma de Lucien me lo dijo.

Miró alrededor.

⏤¿Dónde está?

⏤En el baño ⏤respondí mientras miraba al guardia⏤. ¿Encontraste una forma de que pueda entrar sin morir?

⏤Aunque lo hubiera hecho no podrías interrumpirlo.

La miré, ceñudo.

⏤¿Por qué no?

⏤Sam y Lucien están en la mitad de algo, y lo único que provocaras al sacar a Sam de ahí es la furia del dueño o Andy, o incluso de todos.

⏤No entiendo.

⏤¡Son hombres! ¡pelean por su estúpido orgullo!

⏤Bueno, ¿y ahora qué?

⏤Tendremos que esperar hasta que terminé el juego.

⏤¿Quién está ganando? ⏤decidí preguntar.

⏤Cuando vi era un empate entre Sam y Lucien, más otro tipo raro y aterrador.

Frunci el ceño.

⏤Pero Sam está haciendo trampa, ¿no?

⏤Lucien también, pero hicieron un acuerdo, así que ninguno puede saber qué cartas tiene el otro. Le dije que lo dejara, pero dudo que me hiciera caso.

Exhale.

Tendría que comenzar a pagarle a Heidi para que vigilara a Sam y evitara que hiciera estupideces como éstas. ¿Jugar con el dueño de un club, además de que el tipo era más peligroso que Andy, y hacer trampa? Era algo suicida.

Narra Lucien.

A pesar de que intentaba verme tranquilo y rudo, por dentro me moría del miedo⏤¡No era Bucky, por dios!⏤. En cambio Sam, el hermano menor de Max según su amiga fantasma, parecía tranquilo, tan vez porque tenía a fantasmas ayudándolo a hacer trampa, aunque yo también hacía lo mismo. Al final hicimos un trato⏤bueno, los fantasmas lo hicieron por nosotros⏤, donde ninguno de sus amigos mirase mis cartas y viceversa, así los dos estaríamos en..."empate", mi objetivo principal. Había otro hombre misterioso que también estaba ganando, que además era el dueño del asqueroso club. Nos miraba con recelo, en especial a mí.

⏤Ganó Sam ⏤murmu

ró Leonardo cuando mostramos nuestras cartas.

⏤Fin del juego ⏤dijo Sam con orgullo.

Uno de los hombres golpeó la mesa con molestia, pero luego miramos al dueño con confusión cuando éste río, divertido por alguna razón.

⏤Me agradas, Sam, en serio.

⏤¿Los dejará irse, señor Colford?

El tal Colford se parecía a Muzan Kibutsuji de Demon Slayer. Daba miedo.

⏤Síp.

⏤Pero, ¿por qué? Seguramente hicieron trampa.

⏤Y por eso mismo no podrán negarse cuando les pida algo.

Sam y yo nos miramos.

⏤¿Qué? ⏤pregunté, porque no entendía nada.

⏤Que ahora me deben un favor. Les perdone la vida, y deberán pagarme por ello.

Así no era cómo quería encontrar a Amanda, la prima de una fantasma.

El hombre esbozó una sonrisa alegre, muy demoníaca. Sentía algo extraño al estar tan cerca de él, y no era nada bueno.

⏤Los buscaré cuando los necesite ⏤miró a Sam⏤. Ya sé dónde vives.

Narra Max.

Después de un rato vi salir a Lucien y detrás de él le siguió Sam. De inmediato lo tomé de la oreja.

⏤¡Max!⏤se quejó mientras lo sacaba de ahí. Cuando estuvimos afuera me empujó⏤. ¡¿Qué te sucede?!

⏤¿A mí? ¡¿A ti qué diablos te pasa?! ¡¿Acaso quieres una bala en la cabeza o qué?! ¡¿Quieres terminar como...?!

⏤Max, cálmate. Aquí no ⏤me interrumpió Hanna.

Cuando miré alrededor noté que algunas personas nos miraban con desconcierto, y tuve que tranquilizarme.

⏤Vamos a casa.

⏤Pero... ⏤intentó decir Sam.

⏤¡Vámonos!

Por suerte hizo caso, y caminó. Aunque luego Lucien nos alcanzó, y me detuvo cuando sujetó mi brazo.

⏤Max...

Lo empujé.

⏤No es momento para tonterías, Lucien.

⏤Ahora le debemos un favor a Colford, el dueño del club.

Me detuve de golpe.

⏤¡¿Es en serio?! ⏤los miré a ambos. Ya había explotado⏤. ¡¿Por qué mierda lo hicieron?! ¡¿Por qué Sam?!

⏤¡Porque sí!

⏤Eh, chicos, no...

⏤¡¿Por qué te comportas así cuando intento protegerte?!

⏤¡Porque quería salvarte!

Frunci el ceño.

⏤¿Qué?

Suspiró.

⏤Siempre trabajas, ya casi no le lees a Billy, casi ni duermes. Ya perdí a mis padres, no quiero perderte a ti también.

⏤Los dejaremos solos ⏤dijo Lucien.

Suspire, y puse mis manos en sus hombros.

⏤Sam, lo entiendo, entiendo tu preocupación, pero..¡esas no eran las formas de ayudar! ¡Pudiste morir!

⏤¡Max! ⏤me regaño Hanna desde unos tres autos lejos cuando sacudi a Sam.

⏤Pero debía arriesgarme, igual como lo hiciste tú cuando casi caía del risco.

⏤Pero tenía a los muertos de mi lado.

⏤Yo también.

Suspire y lo abracé con fuerza.

⏤Prometeme que jamás volverás a hacer algo así de estúpido ⏤lo aparté un poco cuando no dijo nada⏤. ¿Sam?

⏤Lo prometo.

Me fijé si cruzaba los dedos o no.

⏤Y sobre ese favor, déjamelo a mí.

⏤¿Qué harás?

⏤Tener todo bajo control ⏤me limité a decir.

⏤Bueno, y tú promete que me dirás si algo sale mal.

⏤Lo prometo ⏤crucé los dedos.

Debía proteger a mi familia a como diera de lugar. Sin importar nada. Sin importar nadie.

⏤Max ⏤me llamó Lucien, ya a nuestro lado.

⏤¿Qué?

⏤Tengo a un amigo que puede protegerlos si ese hombre intenta hacerles daño.

⏤No gracias.

Esa respuesta no la dije yo. Sorprendente, ¿no?

⏤Nosotros podemos protegernos ⏤infló el pecho con seguridad y orgullo⏤. Usaremos nuestros dones si es necesario.

⏤Ni siquiera sabemos cómo funcionan ⏤contradije⏤, o si pueden usarse como un arma.

⏤Bueno...

⏤¿Qué?

⏤Mira ⏤se colocó frente a nosotros, dándonos la espalda, alzó sus brazos, extendiendo sus palmas, y una luz amarillenta salió disparada de sus manos en dirección hacia un poste de luz, destruyendolo así. ¡Se derritió gracias a su luz!

⏤¿Qué cara...?

⏤No sabía que podían hacer eso... ⏤dijo Wanda, sorprendida.

⏤¿Cómo lo hiciste? ⏤le preguntó Lucien, igual de sorprendido.

⏤Una vez me enojé tanto que sin querer destruí el juguete favorito de mi hermano. Desde entonces he practicado al punto de que soy un experto en usar casi todas mis habilidades a la perfección.

⏤¿"Casi todas"?

⏤Bueno, solo lo que sé que puedo hacer.

⏤¿Por qué no me habías dicho?

⏤Porque te negabas siquiera a hablarle a los muertos.

Lucien y yo nos miramos, hasta que una camioneta negra se estacionó frente a nosotros. Temí que fuese Colford y hubiera visto lo que Sam había hecho. La ventanilla trasera se bajó, mostrando al tipo que había visto con Lucien. Lo recordaba porque Hanna me había dicho que lo vio siguiéndome.

⏤¿Kairos? ⏤le preguntó⏤. ¿Qué haces aquí?

⏤¿Ya se te olvidó otra vez? Tienes a un tipo peligroso buscándote ⏤abrió su puerta y se bajó⏤. Dijiste que pensarías más en tu seguridad.

Lucien se rasco la nuca.

⏤Lo hice..pero luego apareció una fantasma pidiendo mi ayuda para que encontrara a su prima yyy una cosa llevó a la otra...

El hombre suspiró con cansancio.

⏤Bueno, vámonos.

⏤¿Por eso estaba siguiéndome? ⏤pregunté de repente.

Lucien alzó las cejas.

⏤¿Qué hiciste qué?

⏤Creía que era un peligro.

⏤¿Por qué y para quién? ¿Y quién sigue a Lucien?

El tal Kairos miró a Lucien, y éste asintió.

⏤Es confiable. Además, su hermano sabe cómo controlar nuestras habilidades.

Buscó a Sam de inmediato.

⏤¿De verdad?

Di un respingo, y aparte a Sam.

⏤Lo siento, Lucien, pero no quiero tener nada que ver con ustedes si un tipo peligroso te está buscando, ya tenemos suficiente con Colford.

⏤¿Quién es Colford?

⏤El dueño de ése club ⏤lo señalé con la cabeza.

Kairos dio unos pasos adelante.

⏤Mira, le prometí a la madre de Lucien que lo protegería del hombre que lo busca, y nos ayudaría mucho si tu hermano le enseñara a usar todo su potencial. A cambio, puedo quitarles de encima a ese tal Colford.

Me crucé de brazos.

⏤¿Cómo sé que tú no eres el malo?

⏤Max, Kairos conoció a mi madre desde antes que naciera, si quisiera hacerme daño ya lo habría hecho.

No me convenció.

⏤Maxi... ⏤Sam me hizo mirarlo⏤, debes aceptarlo: tienes un don que puede salvar vidas, almas, incluyendo la tuya. Los muertos siempre estarán contigo, no puedes huir de ellos. Por primera vez, déjate llevar. Por favor...

El maldito tenía razón. No podía seguir huyendo de..mi don. Quisiera o no, jamás desaparecería.

Suspire.

⏤De acuerdo ⏤dije de mala gana⏤. Pero será mejor que nadie muera.

⏤Solo los tipos malos lo harán ⏤aseguró Kairos, pero seguí sin tenerle confianza.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir