ManoBook > Romances > Un Regalo Billonario

   Capítulo 5 Has ido demasiado lejos

Un Regalo Billonario Por Magdalena Palabras: 4124

Actualizado: 2020-01-17 00:21


Mandy no podía pensar en otra cosa que la hiciera sentir más destrozada que la repentina traición de Daniel.

Se sintió como una idiota porque, antes de aquella noche, nunca había dudado de él, ni siquiera por un momento.

Madeline, por supuesto, se sorprendió por esta nueva información que le dio su hija.

Había una emoción compleja en sus ojos.

'¡De ninguna manera! ¡No puedo permitir que mi pequeña hija sea tratada de esa manera!', pensó enojada para sí misma.

"¡Esos dos son despreciables! ¡Cómo pudo engañarte con una perra tan desvergonzada!", gritó Madeline.

'Ahora mismo, tengo que atrapar a ese bastardo y a su perra, tan pronto como sea posible', pensó ella.

No solo la habían dejado en ridículo, sino que también habían jodido a toda su familia.

Pero Mandy era una mujer muy racional.

Dejó de preocuparse por la traición de Daniel porque ya había sucedido y obviamente había sido bien planeada.

En este momento, su prioridad era tratar el problema de los seis millones de dólares desaparecidos.

"¿Cuánto capital de trabajo nos queda?", preguntó Mandy con una voz inesperadamente tranquila.

"Más de un millón", respondió Madeline y levantó la cabeza sorprendida.

Nunca pensó que su hija pudiera ser tan sensata en un momento como éste.

Entonces una profunda sensación de satisfacción llenó su corazón.

"¿Has hablado con la policía?", preguntó Mandy inquieta, frunciendo el ceño.

"Sí, la policía está investigando".

Madeline también estaba ansiosa, pues esperaba que la policía pudiera llegar al fondo de este problema. De lo contrario, Stanley se vería perjudicado. La compañía había perdido mucho dinero por razones desconocidas, y, lo que era peor, no había funcionado bien en los últimos años. Este incidente ciertamente empeoraría las cosas para su familia.

Mandy se sintió impotente de repente.

Se mordió los labios y dijo con lágrimas en los ojos: "En el peor de los casos, podemos vender esta casa y la mía. Definitivamente podremos conseguir seis millones entonces".

Hubo cierta duda

en la mirada de Madeline.

'Si tenemos que vender las dos casas, perderemos todo. Hemos vivido aquí por más de 10 años, y nos hemos apegado mucho a esta casa. Sin embargo, es difícil conseguir seis millones de dólares en poco tiempo. Así que tal vez esta sea la única salida'.

"¡Bien!".

En ese momento, alguien aplaudió desde la puerta.

Era Daniel. Vestido de traje, entró alegremente en la casa.

"¡Qué profundo vínculo entre madre e hija!".

Tenía una sonrisa siniestra pero entusiasta en su rostro que hacía obvio que estaba ahí para provocar algunos problemas.

Mandy estaba sorprendida, y una mezcla de emociones conflictivas apareció en sus ojos.

'¿Cómo se atreve esta escoria a venir aquí?'.

"Daniel, ¿cómo te atreves a venir aquí? Esta es la casa de la familia Zhou, así que vete de aquí o llamaré a la policía".

En el momento en que Madeline vio a Daniel, se enfureció tanto que su rostro se puso pálido.

"Madeline, por favor, no te enojes. Solo vine aquí para recuperar lo que es mío".

Con una sonrisa cínica en la comisura de sus labios, lanzó su chaqueta de traje sobre el sofá y luego se sentó en él con las piernas cruzadas.

Mandy apartó a su agitada madre y miró a Daniel y le dijo:

"¿Qué quieres de nuestra casa?".

"¿Qué crees tú?". Daniel se encogió de hombros despreocupadamente con una mirada intrépida en sus ojos.

"No lo sé, pero será mejor que te vayas de aquí ahora mismo". Mandy señaló en dirección a la puerta, estaba perdiendo la paciencia.

El solo hecho de ver la cara de Daniel le revolvió el estómago.

'¡Cómo puede existir en este mundo un cabrón como él!'.

"Cariño, eres tan estúpida. Ustedes dos son las que tienen que irse", dijo, estallando en una risa desenfrenada.

Mientras su risa resonaba en toda la sala, tanto Madeline como Mandy se quedaron congeladas y sorprendidas e intercambiaron miradas desconcertadas.

'¿Tenemos que irnos? ¿Cuándo se convirtió nuestra casa en la suya?'. Mandy no podía creerlo. Pensó que Daniel solo estaba siendo arrogante y delirante.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir