ManoBook > Romances > La dulzura de una noche

   Capítulo 20 Intervención

La dulzura de una noche Por María José Palabras: 7593

Actualizado: 2020-01-31 00:27


Greg estaba por volver a la empresa, ignorando por completo a Leona. Había estado fuera durante bastante tiempo, así que sabía que tenía muchos documentos esperándolo amontonados en su escritorio. Él no era el tipo de persona que holgazaneaba en su trabajo. Sin embargo, de repente vio a York vestido con un traje blanco corriendo hacia la chica con dos boletos en la mano, cosa que lo hizo comenzar a sospechar de inmediato. Aparentemente la pareja se iba a fugar. En ese instante recordó que fue York el que la salvó aquella vez en el bar.

De hecho, a raíz de ese incidente Greg le pidió a su asistente que investigara los antecedentes del joven. Fue entonces cuando descubrió que se trataba del sucesor de la Compañía Zhao. Y a juzgar por el nerviosismo de su mirada, se podía asegurar que estaban en una situación complicada, es por eso que se volteó a preguntarle a su asistente: "¿Hay algún evento hoy en la Compañía Zhao?".

Ante la pregunta, el empleado frunció el ceño, preguntándose si había escuchado bien, así que dijo: "Señor Wei, ¿acaba de preguntar sobre la Compañía Zhao? No creo que tengamos ninguna negociación abierta con ellos".

"Sí, lo sé. Lo que estoy preguntando es si hay algún banquete o una fiesta allá", insistió Greg con impaciencia.

"Oh, ya entiendo. Déjeme pensar...", contestó el asistente mientras intentaba recordar si había visto o leído algo al respecto. Posteriormente, en silencio, hizo todo lo posible por hacer memoria. Hasta que finalmente se acordó que efectivamente estaban celebrando una cena ese día. Incluso habían enviado una tarjeta de invitación a la Compañía Wei.

"Sí, hay un banquete en la residencia de la familia Zhao esta noche. Creo que se trata del compromiso del joven Zhao y la única hija de la familia Shen", informó.

Con esto, Greg se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. Claramente York no quería casarse con esa chica, de modo que huiría con Leona. Sinceramente no tenía idea de que se amaran tanto como para hacer eso, lo que sí sabía era que tuvieron la mala suerte de que él se los encontrara en ese momento.

Entonces, sin pensarlo dos veces, ordenó: "Llama a Arthur ahora mismo y dile que su hijo está en el aeropuerto a punto de fugarse con otra mujer".

El asistente estaba bastante confundido ante esa solicitud, pero no se atrevió a interrogar a su jefe, así que simplemente hizo lo que le mandó. Después de todo, las ideas de Greg solían estar más allá de su imaginación.

En este punto, ya el joven Wei no tenía prisa por volver a su oficina. Por el contrario, caminó hacia la sala de espera para sentarse no muy lejos de los chicos, que se susurraban entre sí. York sostenía la mano de Leona, mirándola con cariño.

Ante la escena, el rostro de Greg se ensombreció de inmediato. 'Vaya, resultó ser muy coqueta. Parece que no aprendió la lección la última vez', pensó. Aun así, ya no importaba. En la situación actual, sabía que tenía mucho tiempo para jugar con ella.

"Te tengo otro chiste. Era una vez un cazador que...", comenzó York, que hizo una pausa, asombrado al ver que Leona no podía parar de reírse de sus ocurrencias, lucía tan encantadora. Él nunca la había visto así, ella siempre se había mostrado indiferente. No tenía amigos y su mundo solo giraba en torno a los estudios, la casa y el trabajo. Ese ritmo de vida tan miserable la hizo casi olvidar cómo se sentía reír. Incluso a York le resultó difícil ganarse su confianza. De todos modo eso quedó en el pasado, ya que el chico se prometió a sí mismo que a partir de ahora la haría feliz por el resto de sus días, y no permitiría que ella volviera a esa rutina tan triste.

Con esto en su cabeza, estaba a punto de continuar el chiste cuando un par de zapatos de cuero negro brillante aparecieron de pronto frente a ellos.

Al alzar la mirada, su corazón dio un vuelco. Simplemente no podía creer que se encontrarían con Greg en ese lugar.

Por su parte, todavía sin darse cuenta de lo que estaba pasando, Leona esperaba ansiosa que York siguiera con la historia. Si bien seguía sintiéndose incómoda, ver el esfuerzo de su novio para pensar en chistes divertidos solo para hacerla reír provocó que se obligara a tratar de disipar sus inquietudes.

Pero de repente, notó la expresión de sorpresa en su rostro, por lo que siguió la dirección de su mirada para llevarse una gran sorpresa. Sin importar qué, ella siempre reconocería a ese hombre. Se trataba de Greg, la basura humana que era novio de Jasmine. ¿Qué estaba haciendo allí? ¿Y por qué estaba parado frente a ellos?

En ese instante Leona recordó todo lo sucedido en sus encuentros. A él siempre le gustó intimidarla. 'Claro, no me extraña para nada que me haya sentido incómoda desde que llegamos aquí. Lo más probable es que sea por culpa de este tipo', pensó, palideciendo mientras inconscientemente apretaba los puños, mirándolo fijamente. Todo su cuerpo temblaba de nervios, así que agarró la gran mano de su novio para intentar calmarse.

A los ojos de York, Greg era como un villano al que le encantaba molestar a Leona cada vez que podía. De hecho, de haber llegado unos minutos más tarde al bar aquel día, no se imaginaba lo que pudo haber pasado.

Considerando esto, el chico puso su brazo alrededor del hombro de la joven para atraerla hacia él al tiempo que miraba a Greg con desdén. Quería dejar claro que estaba dispuesto a protegerla a toda costa.

En cuanto a Greg, verlos tan cerca el uno del otro lo hizo enfurecerse instantáneamente. Pues no podía dejar de pensar que Leona era una experta manipuladora, tenía cara de inocencia pero era una perra por dentro. En realidad sentía pena por York porque estaba siendo engañado por ella.

Entonces, con una sonrisa juguetona en sus labios, dijo lentamente: "¿No eres la segunda hija de la familia Ling? La empresa de tu familia está en la quiebra, ¿o qué? ¿Por qué usas esa ropa vieja y te sientas aquí como una mendiga? A propósito, me da la impresión de que intentas fugarte con el joven Zhao. Dado que él es el futuro heredero de la compañía de su familia, creo que esta noticia podría volver loco al mundo entero. Estoy seguro de que causarás un alboroto. Hasta puedo imaginar lo humillado que se sentirá Jonson cuando se entere. Por cierto, puedo ver que estás muy a gusto con la situación, lo que me lleva a preguntarme con cuántos chicos te habrás involucrado. ¿Siempre te da la misma sensación de logro?".

Estas palabras evidentemente implicaban que Leona era una prostituta y que York era un mujeriego. Les dijo todas esas cosas pensando que el chico aún no la conocía mucho.

Y a decir verdad, parecía tener razón porque la expresión del rostro de York cambió de inmediato. En consecuencia, Greg mostró una sonrisa triunfante cuando logró provocarlo con éxito. En su corazón, se sintió ganador mientras observaba el desconcierto en la pareja. A estas alturas nadie parecía saber qué hacer.

En los últimos dos años, York había verificado en varias ocasiones los antecedentes de Leona. No obstante, nunca consiguió información acerca de su familia, ni siquiera en sus registros oficiales pudo conseguir algo, tampoco sus compañeros de clase lo sabían.

Además, como ella siempre vestía ropa vieja y debía trabajar en un bar después de la escuela, simplemente pensó que era de una familia pobre. Es más, fue ese carácter inquebrantable de la chica lo que hizo que él se enamorara profundamente de ella. Entonces, de la nada, la verdad fue revelada frente a él. Resulta que Leona no era la Cenicienta que él creía, al final también provenía de una familia acomodada.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir