ManoBook > Moderno > Finalmente Te Encontré

   Capítulo 9 La familia Mu

Finalmente Te Encontré Por Tatiana Palabras: 7605

Actualizado: 2020-04-30 00:11


Después de la cena, Ashley recibió una llamada de la familia Mu, pidiéndole que al siguiente día volviera a la casa familiar.

Ella se había mudado de ese hogar cuando comenzó la universidad, así que solo regresaba cuando se trataba de algo serio.

Mientras hablaba por teléfono, sonreía fríamente, sintiéndose sorprendida de que Peggy tuviera el descaro de llamarla después de lo que le había hecho y actuando como si nada hubiera pasado.

"Ashley, ¿me escuchaste? Vuelve mañana a casa. ¡Respóndeme!", gritó Peggy enojada desde el otro lado de la línea, dado que seguía sin obtener una respuesta de Ashley a pesar de que llevaba bastante tiempo hablando.

Ella pensaba que esta chica era muy rebelde.

Antes había planeado entregarla a Michael Du como un regalo, pero no esperaba que Ashley huyera. Como resultado, habían perdido un lucrativo negocio para la familia, por lo que Peggy decidió que le daría una lección a Ashley cuando regresara a casa.

"Sí, te escuché", le respondió esta última con indiferencia.

Su reacción irritó a Peggy, por lo que la maldijo por teléfono antes de finalmente cortar la llamada.

Cuando Ellie vio a Ashley colgar el teléfono, la miró con preocupación: "¿Qué pasa? ¿Por qué quieren que vuelvas a casa?", Ellie tenía sus motivos para preocuparse; cada vez que la familia de Ashley pedía que fuera a visitarlos, siempre había algún tipo de problema para su amiga.

"Nada importante. Solo quieren que vaya a visitarlos y nada más", al ver la expresión de preocupación en el rostro de Ellie, Ashley intentó tranquilizarla.

Al menos en este momento no se encontraba sola dado que tenía a su mejor amiga a su lado.

"¿Quieres que vaya contigo?", Ellie sabía que se veía fuerte por fuera, pero se sentía profundamente vulnerable por dentro, temiendo que Ashley fuera intimidada por su familia, especialmente por Lena. Desde que eran niñas, nunca se llevó bien con su amiga y siempre intentaba quitarle todo.

Además, Lena solía hacerse la víctima frente a los demás para que se compadecieran de ella.

"No, está bien. En esta ocasión no dejaré que abusen de mí". Ashley sabía precisamente por qué estaba preocupada Ellie, y por eso mismo no quería involucrarla en este desastre.

"Está bien". Como Ashley ya había optado por regresar sola, Ellie decidió respetar su decisión.

Después pasó un largo rato diciéndole a su amiga que tuviera cuidado en caso de que los miembros de su familia intentaran tratarla injustamente.

...

A la mañana siguiente, Ashley recogió sus cosas y se preparó para volver a la casa de su familia.

La familia Mu tenía una gran influencia en Ciudad J, el lugar donde vivían. Spencer, el padre adoptivo de Ashley, era el presidente del Grupo Mu y Lena era su hija, quien a menudo hacía alarde de sus artículos de lujo frente a su hermana adoptiva.

Sin embargo, en comparación con las familias que realmente poseían riquezas inigualables, la familia Mu palidecía y parecía ser insignificante.

La residencia de la familia Mu estaba ubicada en Jardín del Esplendor, lugar en donde las propiedades eran muy caras, por lo que después de haber comprado una residencia allí, el júbilo de la familia duró mucho tiempo; de hecho Ashley todavía recordaba lo mucho que Lena alardeó de ello en la escuela.

Ashley se tomó su tiempo y decidió tomar un autobús que la llevó a un vecindario que se encontraba cerca de Jardín del Esplendor; al tratarse de personas ricas y poderosas, todos los que vivían por allí tenían sus propios autos, por lo que rara vez se veían pasar los autobuses por esa zona.

Ashley se bajó en la parada de autobús más cercana y caminó el resto del trayecto hasta la residencia de su familia, tomándole más de media hora para llegar hasta su destino. Mientras caminaba por allí, disfru

taba de las hermosas flores y árboles que adornaban las calles.

No tenía prisa por llegar, porque cada vez que volvía a casa, nunca le pasaba nada bueno, así que al menos podía disfrutar del agradable paisaje en el camino.

Cuando Ashley estaba cerca de la residencia, un automóvil pasó a su lado, levantando una ráfaga de viento que la obligó a cerrar los ojos; a juzgar por la velocidad a la que iba el automóvil, pensó que había tenido suerte de que ayer no hubiera llovido, o de lo contrario, la habría empapado con agua de los charcos.

Ashley abrió lentamente los ojos cuando la ráfaga de viento se disipó, encontrando allí el dulce rostro de Lena, quien la estaba mirando y parecía un poco sorprendida.

Ashley maldijo por lo bajo, pensando lo irónico que era encontrarse con ella de esta manera y conmocionada por toparse con la mujer que la odiaba.

"¿Ashley?". Fingiendo que apenas se había percatado de su presencia, Lena abrió la puerta del auto y se le acercó.

"¡Ashley, qué casualidad que te haya encontrado aquí! No estaba segura de que fueras tú", Lena sostuvo su mano cariñosamente y luego se volvió hacia el hombre que estaba sentado en el asiento del conductor para decirle: "Raymond, es Ashley. Hay que llevarla con nosotros".

Cuando él vio a Ashley, sujetó con más fuerza el volante, y apretando los labios con fuerza, simplemente espetó un sí.

"Bien, Ashley, vayamos a casa todos juntos". Tras decir esto, Lena sujetó su mano y tiró de ella para hacerla ingresar al auto.

Sin embargo, no había fuerza humana que fuera capaz de meter a Ashley en el mismo auto en el que viajaba la mujer que detestaba, por lo que ella se liberó de su agarre y forzó una sonrisa en el rostro. "No se molesten, ya casi llego. Además, quiero ir caminando a casa, es algo que me gusta".

Ashley de ninguna manera iría en el mismo auto con Lena, ya que temía que esta última le pusiera en un aprieto en el trayecto y en este momento no estaba de humor para lidiar con ella.

No obstante, Lena fingió sentirse ofendida por este gesto, aparentó estar triste y comenzó a llorar mientras decía: "Ashley, ¿sigues enojada conmigo? Lo siento, pero Raymond y yo realmente nos amamos".

Lena lo hizo sonar como si Ashley fuera la que se estuviera entrometiendo en su relación, cuando en realidad era ella misma quien lo había hecho; Ashley suspiró por dentro.

Después se alejó un poco de Lena, porque sabía que esta última era capaz de caer a propósito y culparla por ello, y le dijo: "Estás exagerando todo. Yo ya rompí con él desde hace mucho tiempo". A Ashley no podría importarle menos lo que pensaran Lena o Raymond siempre y cuando no la involucraran en sus asuntos; simplemente no le interesaba lo que hicieran con sus vidas.

"Bueno, ya me tengo que ir". Tras decir esto, Ashley ignoró a Lena y caminó hacia el otro lado.

En ese momento, Raymond salió del auto, pero ella simplemente pasó de largo, así que él solo la vio irse y no dijo nada.

"Raymond". En el momento en que lo vio, Lena se arrojó a sus brazos con una expresión triste.

"Ashley no nos ha perdonado, ¿verdad?". Ella alzó la cabeza y miró a Raymond con lágrimas falsas en los ojos, era una expresión que la hacía ver muy afligida.

No obstante, solo ella misma sabía lo decepcionada que estaba por no obtener la reacción que esperaba por parte de Ashley, ya que en realidad esperaba que se enfureciera al verlos juntos.

Mientras tanto, por dentro pensaba: 'Ashley, sé que te gusta Raymond, pero él ya no te pertenece. ¡Ahora es mío!'.

"No creo que sea eso, así que ya no pienses demasiado en ello", Raymond limpió gentilmente las lágrimas en el rostro de Lena y añadió:

"Vámonos". Sabía que ya no era alguien importante para Ashley, pero sobretodo, que ya no estaba enamorada de él.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir