ManoBook > Moderno > Finalmente Te Encontré

   Capítulo 15 Chismes

Finalmente Te Encontré Por Tatiana Palabras: 8320

Actualizado: 2020-05-06 00:11


'¡Ashley! ¡Ashley! ¡Siempre es ella! ¡Esa mujer no es tu mundo! ¡Puedes seguir viviendo aunque ya no la tengas!', gritó la chica desde lo más profundo de su corazón.

Aunque Lena se negaba a aceptar la petición de Raymond, no tuvo más remedio que fingir estar conforme con ello.

'Ahora que él está en un viaje de negocios, puedo hacer lo que quiera con Ashley', pensó mientras formaba una sonrisa malvada con los labios.

Lena tomó su teléfono y llamó a su asistente: "Dile a Rita que venga a mi oficina", ordenó en cuanto la llamada se conectó, y cuando terminó de dar sus instrucciones, colgó. Luego continuó leyendo los comentarios, de los cuales ninguno hablaba bien de Ashley, cosa que la había puesto de buen humor, y se regocijaba con el sufrimiento de su hermana adoptiva. Poco después, alguien llamó a la puerta.

"Adelante", dijo Lena en un tono alegre; ella solía ser grosera y arrogante, pero como hoy estaba de muy buen humor, se comportaba más amable y tolerante.

Rita Chen abrió la puerta y preguntó con cautela: "¿Quería verme, señorita Mu?".

Llevaba una camiseta negra de tirantes con escote que estaba muy entallada, y una minifalda ajustada de color negro.

La mujer medía 1.68 m. y sabía cómo aprovechar su altura, ya que había acentuado sus largas piernas combinando con su conjunto un par de tacones de 7 centímetros; verla era todo un festín para los ojos de los hombres.

Además, tenía una cara ovalada y llevaba un maquillaje delicado, lo que le daba a Rita un aire sexy y glamuroso que atraía la atención de todos a su alrededor.

En el pasado, Lena se irritaría y se burlaría de ella por vestirse como una mujerzuela.

Sin embargo, esta vez solo frunció el ceño al ver a su empleada.

Lena había descifrado las verdaderas intenciones de Rita Chen, por lo que sabía cuál era el motivo para que se vistiera así. 'Ella quiere seducir a mi Raymond, pero para su mala suerte, se ha metido con la mujer equivocada. Nunca permitiré que tenga ni la más mínima oportunidad de acercarse a mi prometido', siseó con desprecio para sus adentros.

Lena tenía los ojos fijos en la pantalla. Viendo las publicaciones que despotricaban contra Ashley, se percató de que la gente realmente le estaba pidiendo que se fuera del Grupo Luo. Después de un momento, alzó la vista, y al tener de frente a Rita, le lanzó una mirada de admiración y comenzó a elogiarla: "Buen trabajo".

Rita Chen entendía exactamente a qué se refería su jefa, dado que había alcanzado a ver lo que había en la pantalla de Lena. Sonriendo y satisfecha consigo misma, respondió: "Me halaga, señorita Mu".

"Para nada, estás siendo demasiado modesta. Eres una chica inteligente e hiciste un buen trabajo", dijo Lena con despreocupación.

"Bueno, realmente no puedo tomar todo el crédito. De no haber sido por usted, mi plan no habría tenido tanto éxito", respondió Rita Chen con una falsa sonrisa modesta.

Lena leyó entre líneas y comprendió de inmediato a lo que se refería. 'Ella piensa que somos un equipo, y en caso de que se meta en problemas por esto, también manchará mi nombre y no asumirá toda la culpa. Debo admitir que es astuta', pensó Lena para sí misma.

"Bueno, eso es todo, ya te puedes ir. Una vez que obtenga lo que quiero, cumpliré con lo que te prometí", concluyó Lena mientras le hacía un gesto para que se fuera.

"Gracias, señorita Mu", respondió Rita Chen antes de dirigirse directamente a la puerta y salir.

Lena entrecerró los ojos mientras miraba la espalda de la mujer que iba saliendo, preguntándose si era sensato haberla elegido a ella para hacer el trabajo sucio en su lugar.

Rita Chen era una mujer ambiciosa, y lo había demostrado al proponerle a Lena hacer equipo para echar a Ashley del Grupo Luo.

Por esta misma razón, Lena tenía sus reservas sobre su cómplice.

'Yo nunca permitiré que esa mujer me arrastre con ella', pensó.

Los rumores sobre Ashley ya se estaban extendiendo por toda la compañía como un incendio forestal, ya que incluso cuando fue a la sala de descanso a tomar un café, podía escuchar a un par de chicas hablando sobre los chismes que había acerca de ella.

"¡No esp

eraba que Ashley fuera una mala persona!", exclamó una de las chicas con un tono que evidenciaba su decepción, se encontraba de pie y con una taza de café en la mano, cotilleando con la otra chica.

"A mí no me sorprende. Es normal ver este tipo de cosas en una compañía, si no, ¿de qué otra forma habría conseguido su trabajo aquí?", dijo la otra chica en tono de burla.

"Tienes razón. Ella se ve arrogante, es indiferente con los demás, y resulta que trataba de destruir la felicidad de una pareja. Es muy espeluznante. Por suerte, no me he metido con ella, o de lo contrario, podría haber perdido mi trabajo", dijo la primera chica con una pizca de miedo en su voz.

Ashley se quedó afuera para escuchar toda la conversación, y cuando terminaron de hablar, ella entró.

"Oh, Ash... Ashley, qué coincidencia. ¿Viniste aquí a tomar un café?", preguntó una de las chicas con nerviosismo.

Ver a Ashley apareciéndose así de repente las espantó, ya que no tenían idea de cuánto tiempo había estado allí parada o qué tanto había escuchado de su conversación.

Además, a pesar de que en este momento ella tenía una mala reputación, todavía tenía la autoridad para despedir a ambas.

"Sí", respondió Ashley con una expresión vacía en el rostro.

Las dos chicas rápidamente se separaron y la miraron con nerviosismo. '¿En qué momento llegó aquí? Si escuchó lo que estuvimos diciendo de ella, entonces estamos prácticamente muertas', pensaron las chicas con preocupación.

"Emm... Ashley, si no hay nada en lo que te podamos ayudar, ¿nos podemos retirar?", se atrevió a preguntar una de las chicas.

"Claro, se pueden ir", respondió Ashley tajantemente.

Tras decir esto, ambas salieron corriendo de la habitación como si estuvieran siendo perseguidas por un fantasma.

Ashley le echó un vistazo a su propio reflejo en el espejo y dejó escapar una risa fría. '¡Quién lo hubiera dicho! En un momento me apuñalan por la espalda, y en cuanto me ven, son dóciles como la seda. Lo hicieron porque me temen y no porque me respeten. Pero, ¿qué habría pasado si la víctima fuera una persona indefensa y que no tuviera autoridad sobre ellas? ¿Cómo la habrían tratado bajo esta situación?', reflexionó ella en relación a la crueldad de aquellas chicas.

Después de servirse un poco de agua, Ashley salió de la sala de descanso, y en su camino a la oficina, recibió muchas miradas discretas y susurros a sus espaldas. Sin embargo, ella no les prestó atención.

'De todos modos todos los que trabajan aquí son unos pretenciosos, y estoy segura de que en el momento en que yo reciba un ascenso, vendrán corriendo hacia mí y tratarán de adularme. Pero ahora que estoy en problemas, me evitan y se regodean con mi desgracia', pensó ella con un suspiro.

Una vez que llegó a la oficina, Fiona corrió hacia ella y se le paró enfrente. Después se dio la vuelta para mirar a los chismosos, y a pesar de que todos las estaban viendo, estiró el brazo para que de ahí se apoyara Ashley, como si fuera su escolta. Luego fulminó con la mirada a los curiosos y gritó en defensa de su amiga: "¿Qué hacen ahí parados sin hacer nada? ¿Ya terminaron con todo su trabajo? Hay mucho por hacer, así que no creo que tengan tiempo para andar holgazaneando y chismeando".

Una vez que Fiona acudió al rescate de Ashley, la multitud se dispersó de inmediato.

"Ashley, no hagas caso de lo que dicen", dijo Fiona para consolarla.

"Tienes razón, no debería darle importancia a lo que dicen de mí. No te preocupes, a mí las críticas no me afectan", dijo en respuesta con la intención de tranquilizarla. De hecho, las palabras de Fiona le parecieron graciosas pero también le dieron el coraje que necesitaba para enfrentar esta situación.

"Me alegra escucharlo. Bueno, es hora del almuerzo, así que vayamos al comedor y comamos algo", dijo Fiona con un brillo en los ojos, y sin esperar la respuesta de la mujer a su lado, la tomó de la mano y la llevó hacia el comedor.

Mientras iban caminando, Ashley la miraba con una sonrisa cariñosa mientras pensaba: 'De entre todas las personas que conozco, ella es la única que lleva una vida libre de preocupaciones'.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir