ManoBook > Moderno > Finalmente Te Encontré

   Capítulo 17 Mujer exasperante

Finalmente Te Encontré Por Tatiana Palabras: 9064

Actualizado: 2020-05-07 11:58


"Sí, ya no quiero estar aquí. No me agrada mi trabajo, y lo que de verdad quiero es abrir una pastelería para vender todo tipo de pasteles deliciosos", respondió Ellie.

La declaración de esta última entusiasmó mucho a Fiona. "¿De verdad? Avísame cuando abras la tienda. ¡Yo seré tu primera clienta!", exclamó efusivamente mientras miraba boquiabierta a Ellie con unos ojos llenos de expectación.

"Por supuesto que te lo avisaré. ¿Cómo podría olvidarte?", Ellie sonrió mientras pellizcaba las mejillas regordetas de Fiona.

'Sus mejillas son muy suaves. Creo que ya entendí por qué Ashley siempre se las pellizca', pensó ella.

"¿Pero realmente vas a dejar el Grupo Luo?", los labios de Fiona se curvaron hacia abajo al darse cuenta de que esa era la intención de Ellie, la sonrisa en su rostro se desvaneció y su humor fue de la alegría al enojo.

Cuando Ashely se percató de que Fiona estaba molesta, extendió la mano y le tocó la cabeza con cariño. "¿Qué pasa?", le preguntó en un tono fraternal.

"No quiero que te vayas. Si te vas de aquí, tendré que trabajar sola", espetó Fiona, quien dejó que sus pensamientos escaparan de la boca a toda prisa, aún abatida por el miedo y la frustración.

"Oye, ¿qué tal si me llevas contigo?", propuso ella de repente mientras miraba a Ashley y Ellie con los ojos iluminándose con expectación.

Después bajó la cabeza y fijó los ojos en la deliciosa comida en su plato. 'Bueno, la comida de aquí también es deliciosa', pensó ella.

Ashley observaba las acciones de Fiona. 'Ella todavía actúa como una niña', pensó mientras reía para sus adentros.

"Todavía no lo hemos decidido, así que mejor dedícate a hacer tu trabajo. Se te dio la oportunidad de trabajar aquí porque tu universidad tiene un convenio con esta compañía, así que para tu mala suerte, no estás permitida irte de aquí cuando quieras", dijo Ashley.

Tras escucharla, Fiona suspiró; sus hombros se desplomaron aún más al recordar que era una simple pasante. De modo que pensó para sí misma: '¿Por qué yo? No quiero seguir trabajando en esta estúpida compañía, me acabo de hacer amiga de Ashley y Ellie, pero ellas ya se quieren ir'. Con estas ideas en mente, las lágrimas comenzaron a formarse en las esquinas de sus ojos.

Mientras hablaban, la gente iba llegando al comedor a almorzar, y el mismo lugar empezó a volverse ruidoso. Ashley, quien era muy consciente de los comentarios irrespetuosos y las miradas despectivas de los otros comensales, dijo: "Chicas, creo que es hora de regresar a la oficina".

Las tres se pusieron de pie, acomodaron las sillas e intentaron encontrar entre la multitud una manera de salir discretamente, pero lamentablemente no había una salida fácil.

Porque al alzar la vista, Ashley encontró que Rita estaba en la ruta más rápida para salir del comedor; con esta mujer aquí, las cosas no iban a salir bien.

Rita sabía de la relación que Ashley tuvo con Raymond, y ese hecho la ponía completamente celosa. Levantando las comisuras de sus labios, ella dio una sonrisa malvada y dijo en el tono más despectivo: "¿Ya se van tan pronto? Pero si nos acabamos de llegar y falta mucho para que termine la hora del almuerzo. ¿Cuál es la prisa?".

Rita no podía contener el disgusto hacia Ashley, llevaba muchos años trabajando para el Grupo Luo, y como sabía que el padre de Raymond era el dueño de la compañía, había intentado de todo para lograr seducirlo y convertirse en su novia. Sin embargo, para su desgracia, él no estaba interesado en ella.

Inicialmente pensó que era porque no era lo suficientemente encantadora como para hacer que Raymond se enamorara de ella, pero resultó que su jefe la rechazó por Ashley, quien era su novia en aquel entonces.

Y lo que envidiaba no solo era su relación, sino también el puesto que ella desempeñaba en la compañía. A pesar de que Rita cumplía con todas sus obligaciones y trabajaba arduamente en el Grupo Luo, no la consideraron para el puesto, pero Ashley, una recién llegada, la ascendieron como su jefa.

Estos motivos fueron suficientes para que decidiera asociarse con Lena para lograr echarla de la compañía.

Sin darle importancia al comentario sarcástico de Rita, Ashley miró alrededor del comedor y, con el ceño fruncido y una mirada fijada al frente, se preparó para abrirse paso entre la multitud y dirigirse hacia la salida.

Pero cuando pasó junto a Rita, esta la agarró del brazo y le susurró al oído: "Apuesto a que ya viste la publicación del foro. Entonces, ¿cuándo vas a renunciar?".

"¿

Cuándo dije que me iría del Grupo Luo?", respondió Ashley mientras sacudía el brazo para liberarse de las garras de Rita.

"Nunca había visto a una perra tan desvergonzada. La señorita Mu no vino directamente a enfrentarte porque no quería avergonzarte. Deberías ser inteligente y renunciar de una buena vez", dijo Rita con sarcasmo mientras Ashley miraba cómo las uñas de esta mujer seguían aferradas a su brazo; obviamente no la consideraba una rival digna.

"Las fotos que usaste para acusarme de haberle quitado el prometido a otra mujer no significan nada. ¡Eso es ridículo! Por la misma regla de tres, también puedo buscar fotos en las que se te ve saliendo de un hotel, ¿con eso tendría el derecho de decir que eres una puta?", espetó Ashley bruscamente con una escalofriante tranquilidad. mientras fulminaba a Rita con la mirada.

"Maldita...", su voz se apagaba, pero una pizca de furia cruzó por su rostro. "No es bueno que seas tan arrogante. Si eres una mujer sensata, sabrás que lo mejor es que renuncies a tu puesto, o de lo contrario, te meterás en problemas mucho más grandes", le advirtió ella.

"Bueno, gracias por tu advertencia, pero eso es algo que a ti no te incumbe, así que más te vale meterte en tus propios asuntos", respondió Ashley. Después tomó las manos de Ellie y Fiona para llevarlas hacia la salida a través de la multitud.

Los curiosos que atestiguaron la escena quedaron atónitos ante la elocuencia de Ashley, por lo que abrieron paso para que las tres mujeres pudieran salir del comedor.

En cuanto Ashley se perdió de vista, todos voltearon a ver a Rita, quien lanzó una mirada fría hacia la multitud y gritó: "¡Fuera de aquí! ¿Qué diablos creen que están mirando?".

Al escuchar esto, los mirones se dispersaron. Con las mejillas ardiendo de rabia, Rita pensó para sí misma: 'Parece que subestimé a Ashley', "Rita, no te enojes. Ashley solo se está haciendo la ruda porque se encuentra en una situación incómoda. Es imposible que ella siga trabajando aquí", dijo una chica, quien al notar el odio que se extendía por todo el rostro de su jefa, trató de contentarla.

"Estoy de acuerdo con ella. No hay necesidad de enojarse por una chica desvergonzada. Le diste esas advertencias de buena fe. Sin embargo, fue una desagradecida y rechazó tu amabilidad, así que no necesitas dejar que eso te afecte", añadió otra chica.

Poco a poco, la ira en el rostro de Rita se desvaneció cuando escuchó aquellas palabras que solo pretendían adularla.

...

Ashley soltó a Ellie y Fiona cuando llegaron a un lugar tranquilo.

"Oye, ¡eso fue bastante impresionante! La dejaste sin palabras", Fiona la elogió con toda honestidad, mirando a Ashley con unos ojos que denotaban lo mucho que la admiraba.

"¿Tú crees?". Ashley miró con resignación a Fiona y dejó escapar una sonrisa de impotencia.

No era alguien que en particular disfrutara discutiendo con los demás, pero tampoco era una persona que se quedara sin hacer nada y que permitiera que otros la intimidaran, así que cuando se sentía amenazada, simplemente se defendía; por lo regular trataba de ser amable con los demás, pero en realidad tenía mal genio.

Ahora que ya había decidido renunciar al Grupo Luo, era solo cuestión de tiempo para que ese día llegara. Antes de irse de esta compañía, tenía planeado darle a Lena un 'regalo' a cambio.

De hecho, Ashley no inventó la historia sobre Rita y el hotel, ya que una vez la vio saliendo completamente desarreglada de un hotel, lo cual le hizo tener sus sospechas, y la reacción de Rita finalmente confirmó sus sospechas.

"No debiste actuar de esa manera tan precipitada. Ahora todas las personas van a querer que te vayas del Grupo Luo. Te estás poniendo en una posición en la que puedes quedar más humillada", dijo Ellie mientras miraba a Ashley con preocupación.

"No te preocupes, no tendrán las agallas para hacerme nada", le aseguró a su amiga.

"Estoy de acuerdo con Ashley. No te agobies tanto. Todo va a estar bien. Es más, te voy a dar algo que tengo, es un caramelo", le dijo Fiona a Ellie, sacando un caramelo de la nada y poniéndolo en la palma de su mano.

El asombro se extendió por sus caras, y ambas chicas quedaron tan boquiabiertas que sus mandíbulas casi tocaban el suelo. '¿De dónde diablos lo sacó?', se preguntaron ellas.

Bajo sus ansiosas miradas, Fiona se sintió un poco avergonzada. 'Como una comilona, siempre llevo encima algo de comida. No es la gran cosa', pensó Fiona y parpadeó hacia las dos chicas que tenía enfrente.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir