ManoBook > Moderno > Finalmente Te Encontré

   Capítulo 24 Intenciones maliciosas

Finalmente Te Encontré Por Tatiana Palabras: 9623

Actualizado: 2020-05-10 00:11


"Lo sabía. Se veía aterradora, ¿verdad?", dijo Fiona, guiñándole un ojo a Ashley.

En un instante, Ashley recordó todo lo que la madre de Raymond le había hecho. Sin duda, en su mente, ella estaba de acuerdo.

"Sí", comenzó, mirando a lo lejos. "Es por eso que debemos centrarnos en hacer nuestro trabajo en lugar de estar cotilleando. Nadie sabe cuándo volverá", simplemente pensar en la madre de Raymond hacía que un escalofrío recorriera su espalda.

"Muy bien entonces", respondió Fiona, levantando las manos como si se estuviera rindiendo. "Creo que volveré a mi trabajo", tenía la palabra "miedo" escrita en toda su cara.

"Bueno, hasta luego", respondió Ashley brevemente, acariciando la cabeza de Fiona con suavidad.

Después de unos momentos, Ashley inició sesión en el foro de la compañía. Había sido el lugar de una discusión muy acalorada el día anterior, pero como la publicación que lo había comenzado todo había sido eliminada, ya todo se había calmado.

Ashley sabía que todos en la oficina tenían curiosidad por lo que había sucedido y querían hacer preguntas, pero entendía por qué se quedaban callados. No querían arriesgarse a perder sus trabajos.

A medida que los acontecimientos del día anterior se repetían en la mente de Ashley, recordó a Lena llorando patéticamente en los brazos de su madre. 'Bueno, ya ha vuelto a su antigua y arrogante forma de ser', pensó para sí misma.

"Ashley, ven a mi oficina. Ahora mismo", dijo una voz que Ashley nunca dejaría de odiar. Aparentemente, Lena ya había regresado. Ashley tardó un poco en levantar la cabeza, y cuando finalmente lo hizo, vio a Lena mirándola altivamente.

Después de que sus ojos se encontraran, Ashley vio a Lena sonreír y entrar a su oficina, sin decir ni una palabra.

Tan molesta como estaba, Ashley no tuvo más remedio que seguirla adentro.

Lentamente, abrió la puerta de la oficina y al entrar, vio a Lena encorvada en su silla, con el orgullo y la arrogancia pintados en su rostro.

"Señorita Mu, ¿necesita que haga algo?", Ashley comenzó, fijando sus ojos en Lena con una mirada aburrida. Ashley desconocía el juego que Lena intentaba jugar, pero no estaba dispuesta a seguirlo. Con una sonrisa, permaneció en silencio y puso su mejor cara neutra.

El encuentro entre ambas rivales ya había llamado la atención de todos en la oficina, distrayéndolos de sus trabajos. Los curiosos ojos se encontraban con los del resto, mientras se preguntaban si la inesperada reunión se trataba del Sr. Luo.

Los susurros comenzaron a escucharse: "¿Quién crees que es la entrometida en la relación? ¿Ashley o la señorita Mu?".

"¿Quién crees que es? ¿No está lo suficientemente claro?". "¡Parece que es la señorita Mu!", dijo alguien, bajando la voz a propósito.

"Bueno, ella es capaz, ¿no? No es sólo la hija del Sr. Mu, sino que la Sra. Luo también la adora".

"¡Oh, definitivamente será la vencedora y se quedará con el hombre!".

"Muy bien, ¡es suficiente!", dijo alguien, en voz más alta pero silenciosa. "Tenemos que parar, o podríamos tener problemas si la señorita Mu vuelve a traer a la Sra. Luo".

El resto asintió.

Si bien la gente tenía miedo de Lena, lo que había hecho había avivado su descontento.

Desafortunadamente, Lena no sabía nada al respecto.

...

Mientras, en la oficina de Lena.

Los labios de Ashley seguían formando una sonrisa. Ella y Lena permanecieron en silencio.

'Qué sonrisa tan molesta', comentó Lena interiormente, tratando de no mostrar ninguna otra expresión en su rostro.

Para ella, ella ya era la ganadora de su duelo por amor. Sin embargo, no podía entender cómo Ashley podía estar tan feliz. Era como si estuviera convencida de su triunfo antes de enfrentarse a la triste realidad.

"¿Por qué no nos ponemos al día?", sugirió Lena, sonriendo.

"Ahora que nuestro padre ya ha expresado su opinión, creo que necesito recordarte que, después de todo, somos una familia. ¿No es así, mi querida hermana?".

Ashley mantuvo su sonrisa.

En el fondo de su corazón, sin embargo, se sentía harta de Lena. '¡Solo Dios sabe lo que está pensando hacer!', pensó, con el corazón acelerado.

"Tenemos una cena esta noche con el Sr. Chen del grupo Chen. Ven con nosotros", sugirió Lena. Para Ashley, no se sentía como una invitación sino como una trampa.

'¡Así que eso es lo que se propone Lena!', pensó, tratando de descubrir los motivos reales de su hermana. Pasaron unos momentos hasta que Ashley finalmente decidiera hablar.

"Lo siento", comenzó, con una sonrisa todavía plasmada en su rostro. "No puedo ir. Estoy planeando renunciar, quizás puedas buscar a otra persona para que vaya contigo".

'¿Renunciar?', Lena estaba sorprendida. Si esa decisión se hubiera tomado antes, ella estaría eufórica. Ahora, sin embargo, tal decisión

complicaría las cosas.

"¿Por qué quieres renunciar a tu trabajo? ¿No estás satisfecha con tu posición actual en el Grupo Luo? ¿O es por el salario?", preguntó Lena.

Ashley estaba tan tentada de poner los ojos en blanco, pero hizo todo lo posible por no hacerlo. 'Sí que eres una buena actriz', dijo ella interiormente, pero amplió su sonrisa un poco más, sólo para burlarse de su hermana, y respondió: "Bueno, ambas cosas".

Lena se congeló. Podía sentir su fachada desmoronarse después de escuchar lo que Ashley acababa de decir.

"Ashley, ¿qué crees que es el Grupo Luo, un lugar en el que puedes hacer y pedir lo que te dé la gana?".

"Vaya", Ashley comentó rápidamente, con las cejas arqueadas. "¿Tan rápido dejaste de fingir?", el asco que Ashley sentía estaba más allá de todo lo que había sentido antes, continuó diciendo: "Realmente pusiste todo tu esfuerzo en tu pequeño personaje. Casi creí que realmente éramos una familia encantadora y amorosa".

"¡No tengo ni idea de lo que estás hablando!", gritó Lena, levantándose de su silla y golpeando con sus manos la mesa.

"¿Sabes qué, hermanita?", respondió Ashley, con puro tono de burla: "No te preocupes. Si eso es todo lo que me ibas a decir, creo que será mejor que vuelva al trabajo".

Una vez más, Ashley dirigió a su hermana su sonrisa más dulce y se dirigió hacia la puerta. Sin embargo, antes de llegar a tocar el pomo, Lena habló:

"¡Detente! ¡Ashley!", la forma en que Ashley se mostraba tan tranquila siempre enojaba a Lena mucho más.

Era como si nada nunca la lastimara, sin importar cuánto intentara arruinarle la vida.

"Ashley", comenzó Lena, con voz baja y siniestra. "¿No es sorprendente lo bien que la Sra. Luo me trata? Incluso me invitó a cenar. Ya sabes, cuando Raymond regrese de su viaje de negocios", Lena levantó la cabeza con arrogancia.

"¿Oh, en serio?", Ashley respondió con voz dulce. Se dio la vuelta para mirar a su hermana una vez más y dijo: "Felicidades, hermana", miró a Lena a los ojos sin sentirse afectada.

De alguna manera, ante la indiferencia de su hermana, Lena cambió de tema: "Ashley, aprobaré tu renuncia con una condición: te unirás a nosotros en la cena de esta noche con el Sr. Chen. Todavía soy tu jefe y no tienes más remedio que seguir mis órdenes", finalizó Lena, mirando a Ashley. Estaba orgullosa de hacer miserable la vida de su hermana.

Ashley levantó las cejas, su rostro se contorsionó a una expresión de confusión similar a un dibujo animado y respondió: "Espera, ¿estás diciendo que puedo renunciar a mi trabajo si te prometo ir a la cena de esta noche?".

"¡Sí!", Lena respondió, levantando las manos en el aire.

"¿Ellie puede renunciar también?", Ashley preguntó, sin cambiar de expresión.

"¡No hay problema!", exclamó Lena, a pesar de que no le agradaba la muchacha.

"Muy bien, entonces, creo que iré", dijo Ashley, imitando un tono de derrota.

Lena estaba muy sorprendida. No podía creer la respuesta de Ashley. '¿Qué está pasando?', pensó, confundida: 'Creí que sería una larga conversación'.

"Señorita Mu, ¿puedo retirarme ahora?", preguntó Ashley, interrumpiendo los pensamientos de su hermana adoptiva.

"Claro", dijo esta, todavía incrédula. Ashley abrió la puerta de cristal y salió.

Mientras veía alejarse la figura de su hermana, Lena ya no necesitaba ocultar sus malignas intenciones. "Tuviste tanta suerte de haber podido deshacerte de tus problemas la última vez...", susurró para sí misma, sonriendo, mientras añadía: "Pero esta vez, ¡no te irá tan bien!".

...

"Ashley! ¡Volviste! ¿Qué te hizo la señorita Mu?", Fiona corrió hacia Ashley a toda prisa en el momento en que regresó a su asiento.

"¡Nada!", dijo Ashley, sonriendo y sacudiendo la cabeza.

"Muy bien Fiona, ¡vuelve al trabajo u ocasionarás que regrese!", agregó Ashley.

Fiona volvió a su asiento de mala gana.

...

Durante la hora del almuerzo, Ashley le dijo a Ellie: "Vacía tu escritorio más tarde, no necesitamos regresar al trabajo".

"¿Lena aprobó tu renuncia?", preguntó Ellie, emocionada.

"Sí, seguro que sí", respondió Ashley, y continuó:

"Tampoco necesitas esperarme después del trabajo. Lena y yo tenemos unos asuntos qué resolver esta noche".

"Está claro que tiene planeado hacerte algo malo", respondió Ellie, su voz sonaba preocupada. "¿Estás segura de que estarás bien sin mí?", Ellie siempre se había preocupado por Ashley, actuando como una hermana mayor para ella.

"No te preocupes, Ellie", respondió Ashley en un tono tranquilizador, y agregó: "No tendremos nada que ver con el Grupo Luo después de esta noche. ¡Podremos hacer lo que queramos!".

"¡Genial!", dijo Ellie con entusiasmo.

Al escuchar la conversación, Fiona dijo con la boca llena de arroz: "¡Chicas! ¡No olviden invitarme a su casa!".

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir