ManoBook > Historia > Finalmente Te Encontré

   Capítulo 335 La otra mujer

Finalmente Te Encontré Por Qing Han Palabras: 7123

Actualizado: 2020-08-02 09:23


Para distraerse del olor y, en consecuencia, sentirse mejor, pensó en su esposa.

Ashley había estado trabajando en la oficina de la casa hasta que se le ocurrió un diseño para el collar.

Lo que acababa de dibujar se veía realmente bueno, incluso en bocetos. El collar tenía un colgante en forma de corazón con un centro hueco para que cualquier pareja pudiera poner sus nombres o lo que quisieran allí. El corazón estaba rodeado de diamantes, lo que le daba el toque perfecto.

Ashley no sabía cómo había sido capaz de diseñar un abalorio tan hermoso. Todo lo que sabía era que Andrew había estado en su mente durante el rato que estuvo realizando el diseño.

Cuando terminó, estiró sus brazos. Eran las diez y media y no sabía si él ya estaba en casa.

Entonces, empacó todas sus cosas y salió de la oficina.

Se estaba dirigiendo hacia la habitación cuando se topó con él, que parecía haber acabado de llegar.

Como había botado su chaqueta, solo tenía puesta su camiseta blanca con las mangas enrolladas, dejando ver sus atractivos brazos.

Ashley nunca lo había visto a así porque siempre estaba bien vestido sin importar la ocasión. Incluso cuando se iba a dormir se veía bien organizado. Así fue como la muchacha supo que algo andaba mal, estaba segura de que algo le había pasado.

Agarrando su libro de diseño y apretándolo contra su pecho, se apresuró hacia él y le preguntó: "¿Qué ocurrió? ¿Dónde está tu chaqueta?".

"La perdí", respondió simplemente.

La boca de Ashley se torció, no estaba satisfecha con su respuesta y quería saber más.

Se preguntaba cómo la había perdido, aunque no insistió más. Solo trató de sostener su mano como lo hacía normalmente, pero se sorprendió de que Andrew la alejara en respuesta.

Aquella reacción le pareció aún más extraña, por lo que preguntó: "¿Qué pasa?".

Ashley sabía que a él siempre le había gustado que sostuviera su mano, así que esa reacción la dejó confundida.

Entonces, él apretó los labios y respondió: "Nos podemos tomar de la mano en un rato, en este momento me siento realmente asqueroso. Déjame ducharme primero".

Después de esto, pa

ume de la camisa se había mezclado con el champú, y eso provocó una sensación de asco en Ashley.

Su mente se quedó en blanco mientras miraba la prenda.

Antes de que decidiera buscar en el baño, se dijo a sí misma que podía estar equivocada.

Se había repetido una y otra vez que necesitaba confiar en Andrew, recordándose que él había dicho que solo la amaba a ella. Se decía a sí misma que debía confiar en él.

Sin embargo, estaba equivocada.

Andrew dijo que trabajaría hasta tarde, pero había regresado oliendo a perfume de mujer y tenía manchas de lápiz labial en su camisa.

Así que la muchacha asumió que había tirado su camisa porque era la evidencia de su infidelidad. Si solo hubiera estado trabajando, no habría arrojado a la basura todo lo que se había puesto. Ashley sentía que su corazón se retorcía de dolor.

Se quedó en el baño mucho tiempo, y cuando salió, se veía tranquila, como si no hubiera estado llorando.

Andrew estaba en la cama leyendo un libro. Por lo general, su esposa se metía bajo las cobijas y se acostaba a su lado para preguntarle qué estaba leyendo y luego hablar un rato hasta quedarse dormidos.

Sin embargo, esta vez ella caminó hacia su lado de la cama y se acostó manteniendo la distancia entre los dos y dándole la espalda.

Extrañado, él la miró, y aunque no era bueno captando indirectas, estaba seguro de que su esposa estaba actuando de manera extraña.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir