ManoBook > Historia > Finalmente Te Encontré

   Capítulo 551 Abandono

Finalmente Te Encontré Por Pearl Palabras: 6495

Actualizado: 2020-09-16 00:05


"Hemos llegado al aeropuerto, señora", le dijo Fris al detener el auto.

Ashley asintió, tomó su maleta y salió del coche. No dijo una palabra ni lo miró, pues ya no quería tener nada que ver con la familia Lu.

Mirando la espalda de la muchacha, el hombre arrancó y se alejó, preguntándose por qué ella podría estar actuando con tanta frialdad hacia él.

Pero esto no era algo en lo que debería pensar, así que sacudió la cabeza, se dio la vuelta y se fue.

En el aeropuerto, Ashley usó su tarjeta de identificación para obtener primero el boleto. Luego pasó por el control de seguridad y los demás protocolos del aeropuerto. Cuando terminó todo eso, miró la hora. Eran casi las siete.

Echó un último vistazo afuera. Suspiró, apagó su teléfono y se subió al avión.

Después de sentarse en el asiento designado, se sintió somnolienta de repente. La noche anterior, pensando que se iba de Ciudad J, no pudo dormir nada. Pero ahora, mientras se recostaba en el asiento que era acolchado, sintió que la fatiga la golpeaba, por lo que se durmió profundamente en el avión. La mujer sentada a su lado, que tenía más o menos su misma edad, le pidió una manta a la azafata y, con cuidado, se la puso.

Era fácil resfriarse si se dormía así.

Ashley no tenía ni idea de adónde la iba a llevar este avión. Por lo que ella sabía, podría ir al otro lado del mundo, y nunca había pensado en ello. Todo esto había sido arreglado por la familia Lu, y a ella no le importaba hacia dónde se dirigía.

De todas formas, mientras estuviera lejos de Andrew y ese lugar tuviera hospital, todo estaría bien.

Más tarde, se despertó de su sueño. Bostezó, miró hacia abajo y vio que alguien le había puesto una manta. Entonces miró a su lado, y vio a una mujer leyendo un libro en silencio. Ella, Chloe, sintió que Ashley se había despertado, y al ver que la muchacha estaba confundida por la manta, le sonrió de manera amistosa y le explicó: "Vi que e

ra que no era bueno para ella tomar un taxi cuando no sabía adónde ir. Buscó en Internet para saber dónde estaba y dónde podía alquilar una casa, también dónde estaba el hospital. Cuando pudo orientarse, llamó a un taxi en consecuencia y le dio al conductor la dirección.

El taxista era un hombre de entre treinta y cuarenta años, y la ayudó a subir la maleta. "Jovencita, ¿a dónde vamos?", le preguntó cortésmente.

"Al Golden City Plaza, por favor".

"Entendido".

El taxi pronto se dirigió a la autopista.

Ella miró por la ventana, la escena de un lugar extraño llenaba sus ojos.

De repente, hubo una profunda sensación de impotencia en su corazón. A partir de ese momento, estaba sola. Definitivamente ya no estaba en Ciudad J

"Señorita, ¿es su primera vez aquí en el País N?", preguntó el hombre, mirándola a través del espejo retrovisor.

Ashley tomó su teléfono y su bolso y asintió con la cabeza.

Ahora que estaba sola y no estaba familiarizada con el lugar, no había nada malo en ser muy cuidadosa.

"¡Es genial! Entonces está en el lugar correcto. Déjeme decirle que este lugar es muy bueno. Mire esos edificios de afuera, ¿no son particularmente magníficos?".

El conductor de repente se volvió hablador y le presentó todo tipo de cosas del País N a Ashley.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir