ManoBook > Romances > Mi Adorable Ex-mujer

   Capítulo 2 Solo un juego

Mi Adorable Ex-mujer Por Star Palabras: 6106

Actualizado: 2020-02-12 00:17


Era obvio que Jessie estaba equivocada, pero le suplicó a Jeremy como si no fuese culpable de nada.

Con los labios rojos convertidos en un puchero, su voz sonó muy dulce, lo cual provocó que a Sherry le dieran escalofríos.

'¡Qué coqueta!

Así que ese es el tipo de mujer que le gusta a Jeremy.

¿Acaso debería entregarle el collar y terminar con todo este asunto?', pensó Sherry.

Ella sonrió con cierta amargura y sostuvo tan fuerte la caja que contenía el collar que la deformó un poco. Justo cuando estaba a punto de entregarle el collar a la mujer, Jeremy dijo de repente: "Sí, tú lo quisiste primero, Jessie".

Sherry lo miró incrédula por lo que acababa de decir. '¿Qué le pasa? ¿Está bromeando?', pensó ella.

Pero, al ver la expresión indiscutible en su rostro, inmediatamente se dio cuenta de que el hombre hablaba en serio.

Sin conseguir lo que quería, Jessie miró fríamente a Sherry salir de la joyería. Luego, sonrió y se puso de puntillas para besar a su pareja en los labios mientras decía: "Cariño, estoy esperando tus buenas noticias".

Sin embargo, el hombre no le prestó atención y giró la cabeza para mirar a la muchacha que se estaba yendo, lo cual provocó que ella terminara besándolo en la mandíbula.

Sherry puso los ojos en blanco y siguió caminando para alejarse de ellos, mientras sus labios se curvaban en una sonrisa de desprecio.

Justo cuando iba a tomar un taxi, Jeremy la atrajo a sus fuertes brazos.

Inmediatamente, olió su perfume tan agradable y familiar, lo cual hizo que su corazón temblara.

'¿Qué está haciendo?', pensó ella.

Sin decir una palabra, el hombre la condujo por la acera y la empujó hacia su elegante Lamborghini negro.

La muchacha no tenía ningún interés en quedarse ni un segundo más en el auto así que intentó irse, pero él actuó más rápido.

Con un solo movimiento, cerró todas las puertas y ella quedó atrapada adentro.

'¿Qué quiere este hombre?', gruñó para sus adentros. Luego, se giró para mirarlo con frialdad y le dijo: "Sr. Ou, si tienes algo que decirme, dímelo rápido. Es fácil que la gente malinterprete lo que acaba de pasar cuando me empujaste dentro de tu auto de esa manera".

Jeremy frunció el ceño, aparentemente sorprendido por lo que ella le había dicho, pero pronto sus ojos brillaron con un poco de empatía.

Se tocó levemente los labios y echó un vistazo rápido por la ventana antes de volverse hacia Sherry para mirarla a los ojos. "Fue un malentendido. No tengo nada que ver con esa mujer".

Se lo dijo de forma casual, aunque su tono era firme.

Sherry hizo todo lo posible para mantener la calma y logró ocultar el indicio de dolor que brilló en sus ojos.

"Bueno", le dijo ella inexpresivamente.

Pero su respuesta no lo tranquilizó. De hecho, él no pudo evitar preocuparse por ella.

En ese momento, los recuerdos del pasado comenzaron a inundar sus pensamientos y se sintió molesto. Sin embargo, aun así, mantuvo su actitud calmada y le dijo: "Solo estoy jugando con esas mujeres, tú entiendes".

A pesar de su vo

z tranquila, la muchacha sintió que sus palabras le apuñalaron el corazón con una daga fría.

'Mantén la calma. No dejes que te afecte', se dijo a sí misma.

Sin embargo, cuando lo pensó mejor, no pudo evitar dejar escapar una risa fría. "Es un simple juego para ti. ¿Es eso lo que quieres decir, Jeremy?", le dijo ella con una sonrisa amarga y, mientras lo observaba con ojos acusadores, continuó:

"No creo que entiendas el juego que estás intentando jugar. Cuando dices que solo estás jugando con esas mujeres, ¿quieres decir que te parece bien que Jessie y tú os tratéis de 'marido y mujer' en público?". Sherry dejó escapar sus palabras como veneno.

Sin embargo, todavía sentía mucho dolor presionando su pecho. Había muchas más cosas que quería decir, pero no podía. '¿Por qué la tratas de una forma tan dulce? ¿Por qué nunca me has hablado así de dulce como le hablaste a ella? Después de todos estos años que llevamos casados, ¿por qué eres así?', pensó ella.

Cuando la vio con los ojos llorosos, el hombre frunció el ceño, pero sacudió rápidamente la cabeza como si nada hubiese pasado. "No te preocupes por eso, ¿de acuerdo? No importa con quién juegue, no dejaré que nadie te amenace", le dijo Jeremy con naturalidad, como si su explicación fuera lo más normal del mundo.

Lágrimas calientes comenzaron a emerger de los ojos de la joven, pero las apartó con un nudo en la garganta.

Ella no podía soportar ninguna otra palabra de parte de él. Con una sonrisa forzada, fingió suspirar de alivio y le dijo: "Está bien, entiendo".

Jeremy entrecerró los ojos e intentó adivinar lo que estaba pensando la muchacha, pero al no poder entender la expresión en su rostro, se encogió de hombros. "Tengo asuntos que atender", le dijo mientras levantaba el brazo para comprobar la hora en su reloj.

Luego, hizo una pausa y la miró. "¿Te parece bien si te llamo un taxi?", le preguntó él, como si recién se le hubiese ocurrido esa idea.

Aunque su voz era educada y gentil, a Sherry le sonaba como si se estuviese burlando de ella.

Lo único que ella quería hacer era gritarle fuerte a la cara, pero sabía perfectamente bien que eso no ayudaría en nada. Si eso ayudara, no estarían en esa situación en primer lugar.

"No es necesario. Vete y haz lo que tengas que hacer", le dijo ella de forma fría mientras agitaba la mano. Él le quitó el seguro a la puerta y la muchacha la abrió y se fue.

"No olvides la cena de esta noche en la antigua mansión", le recordó Jeremy antes de que ella cerrara la puerta.

Sherry lo miró, respiró profundo y asintió rápidamente.

Ella se paró a un lado de la calle y el auto se alejó de inmediato, pero se detuvo a unos cuantos metros para recoger a Jessie, quien salió de una tienda y se sentó en el asiento del copiloto. Luego de eso, Sherry finalmente perdió al auto de vista, así que llamó a otro taxi y se subió en la parte trasera.

Después de decirle al conductor adonde iba, se fue mirando por la ventana con una sonrisa lastimosa, mientras lágrimas caían por sus mejillas.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir