MoboReader> Literatura > En casa del oculista

   Clásico 5 No.5

En casa del oculista By Dimitrios Vikelas Palabras: 1497

Updated: 2018-11-14 00:03


-¡María, María! gritó el doctor llamando á la criada, poned dos cubiertos más á la mesa.

Y dirigiéndose á la señora Loxia, le dijo.

-Mi buena señora, me contará usted todoesto, con calma, en la mesa, porque me gusta mucho.

-¡Oh! esto no es posible, señor doctor. ¡Sentarnos á la misma mesa que usted!…

-Pues así será y sin réplica, dijo el doctor. La señora Loxia persistió en su negativa, más de pronto pensando en la criada, no pudo resistir al placer de vengarse de ella, sentándose en la misma mesa de su amo, ella que había querido darles con la puerta en las narices.

-Pues que así lo quiere usted, señor doctor, sea. Beberemos un vaso de vino á su salud después le dejaremos.

Y tomando al ciego por la mano, siguió al docto

MoboReader, bring tons of novels with you.
Free toDescargar Manobook

r al comedor.

-¡Dios misericordiosísimo!… comenzó de nuevo el ciego.

-¡Silencio Yanni! Que no te oiga el doctor. Y Yanni calló.

Mi compañero, pensó el doctor, ya á creer que he hecho todos estos cumplidos á esa buena mujer para procurarle votos. ¡Conque quiere también ser diputado! Que lo sea; ya verá lo bueno que es.

-¡Ah señor doctor! dijo la señora Loxia, mientras el médico llenaba los vasos, ¡si quisiera usted ser nuestro diputado! Yo removería la isla para que saliese elegido.

-¡Muchas gracias! no tengo ningunas ganas de serlo. Tome usted á mi compañero bajo su protección, en mi lugar.

Y levantando los vasos llenos:

-¡A la salud de usted y á la de… su antiguo novio!

-¡A la de usted, señor doctor!

FIN

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top