ManoBook > Romances > PLAN DE AMOR

   Capítulo 2 2. AMISTAD, HERMANOS DE CORAZÓN

PLAN DE AMOR Por Yulieth Vargas Palabras: 5721

Actualizado: 2021-05-05 01:30


Cuando Richard y Carlos tenían quince años, Jon solo contaba con catorce años, estaban iniciando su último año de secundaria; a su salón de clase entró una hermosa niña, con solo trece años de edad había sido merecedora de una beca para terminar sus estudios en aquel costoso y prestigioso instituto, Richard no podía apartar sus ojos de aquel hermoso espejismo, llevaba su cabello negro, liso, suelto un poco más abajo de los hombros, sus ojos grises, rostro perfecto, nariz perfecta, sonrisa de ángel - Irina, siéntate en aquel lugar que está libre – escucho a la maestra ordenar a aquel hermoso ángel indicando el lugar frente a Carlos.

Richard perdió total concentración en las clases, su vista se posaba sobre aquel hermoso espejismo y de vez en cuando veía a Carlos levantar despacio un mechón de su cabello para acercarlo a su nariz y simular desmayarse con el aroma, Richard sonreía al ver a su amigo, hasta que Irina lo vio reírse mientras la miraba a ella y rodó los ojos.

Cada salida de clases antes de subir a su transporte, él esperaba hasta que ella subiera al suyo, un hombre corpulento de cabello negro y ojos verdes, que siempre la besaba en la frente a manera de saludo abría la puerta trasera de un Audi Q2 negro; en el momento en el que la perdía de vista al cerrar la puerta de aquel vehículo, respiraba con tranquilidad de nuevo y recuperaba sus sentidos.

Una mañana, Richard no logró llegar temprano a sus clases, extendió a la profesora una nota remitida por su padre para que se le permitiera el ingreso al salón – Irina, ya no trabajaras sola, trabajaras con Richard – escuchó a su profesora mientras caminaba rumbo a su lugar, él levantó la mirada en dirección a su ángel y le sonrió, ella respondió a aquella sonrisa y asintió.

Cuando la clase termino, Richard no salió con sus amigos, camino junto a Irina para coordinar la reunión de estudio y llegaron hasta donde se encontraba el hombre corpulento – papá, él es mi amigo Richard – presento Irina, Richard extendió su mano frente a aquel hombre y la tomo – mucho gusto, Arman Kozlov - Richard asintió – entonces nos ponemos de acuerdo para reunirnos. – te espero en mi casa mañana, te envío la dirección – Richard asintió levantando la mano en señal de despedida y caminó rumbo a encontrarse con sus amigos – conociste al suegro – bromeo Carlos – Jhon y Carolai rieron y Richard negó con la cabeza.

Richard no pudo dormir esa noche, estaba ansioso por la reunión de estudio que tendría con Irina y no sabía cómo comportarse, se despertó temprano y busco a Alessandra – hola. ¿Puedo pedirte un consejo? – ella sonrió y asintió – hoy voy a ver a una chica, bueno, es una niña – Alessandra abrió sus ojos asustada – no, espera, creo que mejor no – quiso retirarse, pero Alessandra lo detuvo – vamos, dime, ¿qué tan niña es? – pregunto curiosa Alessandra – es dos años

menor que yo y es hermosa – enfatizó en lo último – pero solo vamos a estudiar, tenemos que hacer un trabajo y… no sé, pero me siento un idiota cuando estoy con ella y no quiero causarle una mala impresión – Alessandra sonrió – solo sé tú mismo, eres un gran chico y si ella se fija en ti será una joven muy afortunada, pero se fijara en ti, no en lo que quieres ser estando con ella. – Richard asintió – solo respira profundo y cuanta hasta cinco cuando te sientas confundido, eso ayuda a aclarar los pensamientos. – concluyo ella – gracias - respondió Richard y beso su frente.

El conductor que le había asignado su padre lo llevó hasta la dirección que había recibido por whatsapp y se encontró con una hermosa casa esquinera con un enorme jardín a la entrada.  Toco el timbre y una señora de mediana edad que parecía la empleada saludo, lo hizo pasar, Arman salió a saludarlo y lo detallo de pies cabeza; Richard después de haber dado vueltas a la ropa de su armario, terminó vistiendo un jean azul, una remera gris y unos tenis negros, estando frente a los ojos inquisidores de aquel hombre pensó que tal vez ese no era el mejor atuendo para presentarse en aquella casa. – señor – saludo Richard con la voz nerviosa inclinando un poco la cabeza – mi hija lo espera, suba, primera puerta a la izquierda – indico aquel hombre y Richard siguió.

Era la habitación de Irina, muy amplia, no parecía la habitación de una niña, parecía más una biblioteca, dos estantes repletos de libros, un escritorio con un computador de mesa y junto a él había un portátil, había una cama grande tendida con un cubrecama color negro con rayas blancas – los zapatos por favor – escucho esa hermosa voz trayéndolo de sus pensamientos – ¿perdón? – no entendió a lo que se refería – quítate los zapatos, ahí tienes un cajón para que los dejes – señaló aquella hermosa niña, llevaba un short jean negro, una blusa rosada de tiras con las que se podían ver las tiras de su brasier rosado, su cabello estaba recogido con una cola resaltando aún más sus hermosos ojos gises.

Trabajaron toda la mañana en su tarea, Irina no era una niña cualquiera, muy madura para su edad, manejaba con fluidez cinco idiomas, ruso, francés, italiano, inglés y alemán, había leído todos los libros que tenía en su biblioteca personal y eran bastantes, no tenía amigos ya que habían llegado recientemente de Rusia y allí tampoco había dejado amigos – soy algo así como un ratón de biblioteca – bromeo ella – yo tengo a mis hermanos de corazón,  Carlos, Jhon y Carolai, ella es hermana de Jhon pero es como nuestra hermana – explicó Richard - debe ser bueno tener personas con las que puedas compartir tu vida – comentó ella – sí, tener amigos es maravilloso. A partir de ese momento mis amigos son tus amigos – ella asintió con una sonrisa – gracias. – murmuró inclinando un poco la cabeza.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir