ManoBook > Romances > PLAN DE AMOR

   Capítulo 5 5. SE BUSCA

PLAN DE AMOR Por Yulieth Vargas Palabras: 6213

Actualizado: 2021-05-05 01:35


Cuando Thamara cumplió sus catorce años, su papá le permitió pintarse el cabello, por lo que Thamara se lo tinturo con mechones azules, salían de maravilla con esa personalidad tan arrolladora, a esa edad ella se sentía madura, se sentía toda una mujer. 

En el descanso del colegio, se reunió con sus amigos bajo un árbol – he tomado una decisión – Andrés y Yulieth la miraron atentos, estaban seguros que aquellas decisiones nunca pintaban bien. – tengo un plan.  Estoy segura que voy a volver a encontrar al señor R.- aseguro Thamara sacando de su bolso un pequeño cuaderno, Yulieth sonrió – ya ni me acordaba de tu futuro esposo – comentó Yulieth sonriendo, Andrés negó con la cabeza haciendo un gesto de desaprobación. – ya ha pasado mucho, no creo que se aparezca en tu vida de nuevo. – comento Yulieth.  – bueno, pero tengo un plan cuando aparezca. Primero, voy guardar mi primer beso para él, mi primera vez también será para él – comentó Thamara – estás loca – comento Yulieth – Nena tú con lo loca que eres no te vas a aguantar. – comentó Andrés haciendo que Yulieth riera. – puede ser, entonces cambiemos el plan.  Primero, buscar al señor R, segundo, darle mi primer beso y tercero, entregarle mi primera vez.  Ahhhh y cuarto… salir corriendo para que no me reconozca. – explicó Thamara mientras tomaba nota en aquel pequeño cuaderno – ¡estas locaaa! ¿salir corriendo? entonces ¿cómo se supone que va a ser tu esposo si huyes? – preguntó Andrés a manera de regaño – buen punto, pero si se enamora de mí, me va a buscar. – respondió Thamara mientras Yulieth no paraba de reír; el timbre de llamado a clases interrumpió la charla, se levantaron y Yulieth abrazo a Thamara, ella le extendió aquel pequeño cuaderno a su amiga para que revisara su plan – estás loca amiga, pero así te quiero. – dijo Yulieth mientras caminaban hacia el salón de clase.

Esa tarde, Thamara asistió acompañada por sus amigos a la Clínica Amanecer, querían encontrar por “casualidad” al señor R, pero no paso, “DONA SANGRE” leyó Thamara en un cartel a la entrada de la clínica, con una pícara sonrisa en sus labios vio a sus amigos – ohhh nooo… no voy a permitir que me saquen sangre Thamara, hasta ya no – respondió Andrés al gesto de su amiga, Yulieth sonrió negando con la cabeza - solo vamos a averiguar y después vengo yo a donar sangre y puf, por casualidad lo veo – comento Thamara a sus amigos.  – ustedes solo me van a acompañar por si algo me pasa – explicó, Yulieth no dejaba de sonreír con las ocurrencias de su amiga - en serio ¿crees que valga la pena todo esto? – pregunto Yulieth – estoy segura. – respondió su loca amiga.  – estoy contigo, todo por el amor amiga. – dijo Yulieth tomando de la mano a su amiga - están locas, ¿que no ves que está enamorada de una letra? – preguntó Andrés – lo veo, la idea es, darle un nombre a esa letra. – explicó Yulieth al comentario de su amigo, Thamara entró a una oficina a consultar la donación de sangre y Yulieth se acercó a su amigo – vamos Andrés, ya esto no es solo un capricho de Thamara, lleva mucho tiempo buscando este tipo, a ella le importa de ver

dad, no es una más de sus locuras.  No perdemos nada con ayudarla. – suplico Yulieth a su amigo. – está bien, pero cuando le destrocen el corazón porque el tipo resulte gay o este casado o el rechace no quiero estar ahí. –dijo Andrés levantando su dedo índice en señal de autoridad, Yulieth hizo un gesto de morder en dirección del dedo

La clínica era la única pista que tenía Thamara, sin embargo, desistió de ella cuando por la edad no podía donar sangre – Cambio de planes – comentó Thamara a sus amigos. – ahora ¿cuál es el plan? – preguntó Andrés con sarcasmo – contratar un investigador – respondió Thamara– es un excelente plan, digámosle a tu papá, que necesitas buscar a un hombre R, que quieres conquistar, seguro te contratara todos los investigadores – sugirió Yulieth con ironía – sí, tienes razón, no suena muy bien.  – Thamara, déjame sugerirte algo, como amiga y como mujer, no lo busques más, deja que el destino se encargue.  Es mucho más romántico así ¿no crees? – pregunto Yulieth a su amiga con una tierna sonrisa, Thamara suspiro, inclino la mirada y frunció sus labios. – no queda otra opción. – dijo Thamara caminando con sus amigos rumbo a sus casas.

Thamara quiso estar un poco más con Yulieth, sentía que ella podría entenderla, cuando llegaron, Luis, el hermano de su amiga frunció el ceño al verla, esos cabellos con algunos mechones azules no le agradaban mucho – muñequita, ¿cómo estás? – saludo Luis a su hermana, ella sonrió recibiendo un beso en la frente – recuerdas a mi amiga ¿verdad? – preguntó su hermana señalando a Thamara – señor Luis, es un placer verlo de nuevo – saludo Thamara a Luis pasando la mano es señal de saludo – creo que no soy muy mayor para que me diga señor. ¿no cree? – respondió Luis con una fingida sonrisa recibiendo la mano de aquella joven – lo siento, es que como siempre le veo arrugada la frente – bromeo ella y él abrió los ojos ante el comentario – vamos Thamara. – dijo Yulieth rompiendo aquella incómoda situación entre ellos – ¡vamos a estar en mi habitación! – grito Yulieth a su hermano corriendo con su amiga, Luis las siguió con la mirada – tu hermano me odia – espeto Thamara mirando de soslayo a Luis – no te odia, solo que… no te entiende.  No le hagas caso – aclaro Yulieth cerrando la puerta de su habitación.

Yulieth y Thamara estaban acostadas boca abajo en el suelo de la habitación, Thamara escribía en aquel pequeño cuaderno las especificaciones de su plan, aquel cuaderno había sido marcado como “plan de amor”, después de los muchos apuntes que había realizado, en su última anotación había escrito:

No buscar, el destino traerá el amor a ti.

Mi primer beso, mi primera vez, serán para mi primer amor y será el destino el que lo ponga en mi camino. 

Las jóvenes se quedaron dormidas, Luis llamó a Thamara desde la puerta porque no contestaba el celular y el padre estaba preocupado, al no recibir respuesta ingreso a la habitación y estaban dormidas, por lo que Luis llamó al señor Jhonson para informarle que estaba bien, le tomo una foto con su celular y se la envío por whatsapp al señor Jhonson.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir