ManoBook > Romances > El CEO y Su Encantador Hijo

   Capítulo 5 Junto a ella

El CEO y Su Encantador Hijo Por Kitten Palabras: 6464

Actualizado: 2020-02-20 01:01


Nicole, evidentemente, no olvidaría lo que acababa de pronunciar un hombre como Kerr, frío y despiadado, hacia apenas unos momentos. Por su forma de hablar, se intuía que había estado con esa mujer por un tiempo; ¡y ahora tenía la audacia de obligarla a abortar a su hijo!

No quería que Jay supiera que su padre era un hombre capaz de algo así, pero tampoco podía imaginar lo que haría su jefe si se enterara de su verdadera identidad. Ahora mismo, solo tenía un pensamiento en mente:

¡no podía decirle la verdad!

El auto condujo en silencio y se detuvo al llegar al Jardín Riverside. Nicole estaba a punto de bajar silenciosamente, pero de repente Kerr abrió los ojos y dijo suavemente:

"Ve a por tu hijo que yo te espero aquí".

La mujer se sorprendió y respondió en voz baja:

"Gracias, Sr. Gu. Pero mi casa no está lejos, y a mi hijo no le agradan los extraños, así que prefiero no molestarlo".

Como se lo dijo así, él prefirió no insistir, pero le preguntó:

"¿Por qué no dejas que tu esposo cuide de los niños ya que estás tan ocupada?".

Apretó los puños. "No tengo esposo".

Resultó que era una madre soltera, por lo que una sonrisa de alegría apareció de inmediato en el rostro del hombre mientras la veía dirigirse hacia el Jardín Riverside. Luego le pidió al chófer que lo llevara a su apartamento. Justo en ese momento, recibió una llamada de su asistente:

"Señor Gu, el dinero ha sido transferido. Tenía razón, el bebé de esa mujer no era suyo; ella creyó que podría usarlo para sacarle dinero, pero no esperaba que usted la asustara de esa manera, así que terminó por confesar".

Una sonrisa burlona curvó las comisuras de su boca: "Olvídalo, tienes cosas más importantes que hacer".

Su asistente, al otro lado de la línea, hizo una pausa, sintiéndose un poco culpable.

"Lo siento, señor. Aquella noche, hace siete años, las cámaras de su hotel dejaron de grabar por un momento, por lo que no pudimos obtener el video. Seguimos sin poder encontrar a la mujer que nos dijo, así que...".

"¿Así que esperaste siete años?", lo interrumpió con un tono algo agresivo. "Te dije que no importa, siempre y cuando terminemos encontrándola. Pero después de trabajar para mí durante tantos años, deberías saber que no soy una persona paciente".

El asistente contuvo el aliento y estuvo a punto de decir algo, pero Kerr colgó el teléfono. Luego se apoyó perezosamente en el asiento de cuero con los ojos pesarosos.

A pesar de que ya no estaba presente, todavía podía sentir la mirada de esa mujer sobre él. Sin importar lo mucho que se había empeñado en disimular sus verdaderos sentimientos, el leve temblor en su voz la traicionó cuando se despidió.

¿De qué tenía miedo Nicole?

En ese momento, en casa de Baron, ella estaba sentada en el sofá con una cara pálida, y sus manos no dejaban de temblar. Mirando lo preocupado que estaba su amigo, respiró hondo y le dijo con una voz ronca:

"¿Te puedo pedir un favor?".

Él era el único en quien podía confiar.

Cuando el hombre miró su rostro terriblemente pálido, también se puso nervioso:

"¿De qué se trata?".

La mujer miró a su hijo, Jay Ning, y trató de calmarse.

"Ayúdame a destruir mi pasado; no quiero que nadi

e lo descubra. Me moriría si el padre de mi hijo me lo quita".

Dudó si debía confesarle quién era el verdadero padre del niño;

sabía poco sobre el poder de Kerr, pero podía suponer que era grande y, queriendo evitarle problemas a su amigo en el futuro, creyó que cuanto menos supiera, mejor.

"Sé lo que tengo que hacer. No te preocupes".

Él sabía muy bien lo mucho que ella amaba a su pequeño, y por eso no le dijo la verdad.

Incluso si pudiera aceptar el hecho de que ella sola había logrado criar a un niño de seis años, la familia Fang nunca podría aceptar a Jay.

Cuando la madre salió del Jardín Riverside con su hijo entre sus brazos, no se dio cuenta del Porsche negro que había regresado y no se encontraba muy lejos en la oscuridad.

Sus agudos ojos negros brillaban incluso en la oscuridad, mientras volvía a llamar a su asistente:

"Investiga a la nueva empleada Nicole Ning".

Antes de que el asistente tuviera la oportunidad de responder algo, Kerr colgó el teléfono.

Al día siguiente, se sentó en su oficina y examinó la información que su asistente había recopilado. Su rostro tranquilo se volvió sombrío;

la información era casi la misma que Nicole había ofrecido al departamento de recursos humanos del grupo Gu. Antes de la escuela en Manhattan, no había casi nada, ni siquiera sobre el padre de su hijo.

"¿Es esto lo que me diste?", al escuchar la oscura voz de su jefe, el asistente inclinó la cabeza con vacile, sin atreverse a mirarlo a los ojos.

"Señor Gu, eso fue todo lo que pude encontrar cuando la investigué. Curiosamente, Nicole era la hija de la familia Ning, pero se fue a Manhattan poco después de la caída de este".

"No hay nada sobre su madre y su hijo, quien tal vez sea fruto de una relación pasajera, y por eso no podemos encontrar nada".

El asistente había trabajado para Kerr durante bastante tiempo, por lo que sabía qué tipo de persona era, y rara vez lo había visto tan interesado en una mujer.

El hombre agitó la mano y decidió olvidar el asunto. Sin embargo, no podía ignorar la profunda impresión que Nicole había dejado en él.

"Le recuerdo señor, que hay una cena de negocios esta noche".

"Sí, con el presidente del grupo Chu, el joven maestro del grupo Song y algunos miembros del equipo a cargo de este proyecto".

Como asistente de Kerr, Jared era muy capaz, siempre y cuando no le pidiera que investigara algo sucedido hacía siete años.

"Creo recordar que la directora Ning también está involucrada en este proyecto".

El asistente miraba una foto en los archivos de Nicole y se sumió en un pensamiento profundo, pero en cuanto escuchó la voz del jefe, se sobresaltó y reaccionó rápidamente, asintiendo con la cabeza.

"Entiendo. No se preocupe, señor".

Después de eso, tomó el proyecto con el grupo Chu, fue a la puerta de la oficina de Nicole y llamó suavemente.

"Toc, toc, toc".

"Adelante", esta fijaba sus ojos en la pantalla de la computadora y no levantó la vista hacia el visitante.

"Directora Ning, este es el plan de cooperación entre el consorcio Gu y la compañía Chu. El Sr. Gu ha decidido dejar que usted se encargue de él".

Acto seguido, colocó los documentos en el escritorio frente a ella.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir