ManoBook > Romances > El CEO y Su Encantador Hijo

   Capítulo 27 Una familia de tres

El CEO y Su Encantador Hijo Por E. CASTELLON Palabras: 8862

Actualizado: 2020-02-26 00:30


Kerr no pudo evitar sentirse un poco aturdido por la pregunta que acababa de escuchar, ya que nadie nunca antes se había atrevido a decirle algo así. Él estaba acostumbrado a que todas las mujeres con las que se relacionaba no cuestionaran nada y simplemente se quedaran con la esperanza de poder estar con este hombre el mayor tiempo posible.

Kerr no tenía idea de cómo responder a su pregunta; si bien era cierto que esta mujer le había llamado la atención, tal vez incluso lo suficiente como para haberse enamorado de ella, él no podía saber con certeza cuánto tiempo permanecería interesado.

Kerr aflojó su agarre y de inmediato se incorporó, acción con la que dio a entender que por el momento no estaba listo para responder; él primero tenía que ordenar sus ideas, después de todo, Nicole no era como las demás mujeres con las que solía salir.

Mientras miraba la expresión vacía en el rostro del hombre, Nicole dejó salir un suspiro de alivio, pero a pesar de estar un poco más tranquila, un sentimiento de pesar se apoderó de su corazón.

¿Exactamente qué era lo que ella estaba esperando? No debería estar esperando nada.

"Mami, ¿esa mujer que se fue hace un momento es mi tía?".

Cuando el pequeño vio a Bonnie salir de la sala, en un principio no quiso entrar, ya que quería darles a Kerr y Nicole más tiempo a solas. Sin embargo, como hablar con Ken era algo demasiado aburrido, Jay no lo soportó más y decidió entrar para buscar a su mamá y al señor Gu. Al abrir la puerta, vio que el hombre estaba sentado junto a su madre, pero ni siquiera estaban platicando o haciendo algo; esta escena provocó que el pequeño se sintiera bastante decepcionado y pensara que tal vez necesitaba hacer algo para ayudar a Kerr.

"¡Sí, es tu tía! Como tenía que encargarse de otras cosas, se fue a toda prisa. Te la presentaré en otro momento, ¿de acuerdo?", Nicole extendió la mano y agarró el brazo de su hijo mientras hacía todo lo posible para evitar mirar a Kerr.

"Señor Gu, acabo de recibir un currículum de un aspirante que reside en el extranjero", Jared vio en pantalla el currículum junto con una carta de recomendación firmada por el Director General del Grupo He. Obviamente la aspirante era Sunny He, quien quería postularse para trabajar en el Grupo Gu.

"Es hora de que regresemos a la compañía".

Sin tomar el cuaderno que Jared llevaba en las manos, Kerr de inmediato se levantó y comenzó a caminar hacia la puerta, pero justo cuando estaba a punto de salir de la sala, de repente se detuvo y dijo:

"Mañana temprano recogeré a Jay para llevarlo a la escuela".

Antes de que Nicole tuviera la oportunidad de responder y negarse, el hombre ya se había ido.

"Mami, ¿tuviste alguna discusión con el señor Gu? ¿Él no te agrada? A mí sí me agrada mucho el señor Gu, y por si no lo sabías, ya le pregunté y me dijo que no tiene hijos y tampoco está casado.

Incluso me dijo que no le molesta en nada que yo haya llegado a su vida. Eso significa que no estoy interrumpiendo la vida del señor Gu, ¿verdad, mami?".

El niño alzó su rostro de piel blanca como el jade y miró inocentemente a Nicole con unos ojos expectantes y completamente abiertos.

"Jay, ¿realmente te agrada tanto el señor Gu? Entonces, ¿a quién prefieres? ¿A mami o al señor Gu?", le preguntó la mujer con un toque de preocupación en sus ojos mientras acariciaba el suave cabello de Jay;

no esperaba que a su hijo le agradara tanto, y al ver que Jay estimaba mucho al hombre, Nicole comenzó a creer que sería bastante cruel de su parte negarle a Kerr la oportunidad de formar parte de su vida.

Sin embargo, si en algún momento Kerr quisiera arrebatarle a Jay a la fuerza, sabía que le dolería más de lo que podía imaginar, y ella terminaría lamentando haber dejado que dicho hombre se acercara tanto.

Siendo consciente de que esto era una amenaza latente, Nicole sabía que debía ser despiadada desde el principio.

"Por supuesto que te prefiero a ti. Mami, eres lo que más amo en este mundo, así que no debes preocuparte porque nunca te dejaré. Realmente no entiendo por qué papi no quiso quedarse con nosotros, pero prometo que siempre me quedaré a tu lado", dicho esto, Jay estiró sus pequeñas manos y envolvió los brazos alrededor del cuello de su madre; después, él frotó la cabeza contra su hombro, actuando como un bebé mimado.

Él no quería presionar demasiado a su mami, después de todo, la razón pri

ncipal por la que le agradaba el señor Gu era porque pensaba que dicho hombre podría cuidar bien a su madre, pero si ella no estaba conforme con esto, tampoco la obligaría.

"¡Buen chico!".

Después de escuchar las palabras de su hijo, Nicole finalmente sintió una sensación de alivio.

Al caer la noche, Jared llegó a la sala de Nicole.

"Directora Ning, el médico dijo que ya puede salir del hospital. El señor Gu me pidió que la llevara de vuelta a casa".

"Señor Kang, no hace falta que lo haga. Jay y yo podemos pedir un taxi para que nos lleve a casa", mientras empacaba a toda prisa sus pertenencias, la mujer de inmediato rechazó el ofrecimiento de Jared, o para ser más precisos, el de Kerr.

Ella realmente detestaba convertirse en una molestia para los demás.

Al terminar, Nicole tomó la mano de Jay y lo llevó fuera de la sala.

"Directora Ning, fue el señor Gu quien me pidió que la llevara a casa. Solo estoy cumpliendo con mi trabajo, así que por favor, no lo haga complicado para mí".

Jared dio un paso adelante para pararse justo frente a Nicole. En caso de que su jefe se enterara de que no llevó a la mujer a casa, seguramente lo condenaría a pasar el resto de sus días en algún lugar lejano.

"Mamá, no deberíamos poner a los demás en una situación complicada", dijo Jay alzando la cabeza para mirar a su madre con una expresión seria, con la intención de ayudar a Jared a salir de este aprieto.

"¡Niño malo!".

Antes de darse la vuelta para sonreírle a Jared, Nicole le revolvió el cabello a su hijo mientras le hacía una mueca.

"Está bien, señor Kang, dejaré que usted nos lleve. Muchas gracias".

"De nada, señorita Ning".

Durante todo el trayecto a casa, nadie pronunció una sola palabra, y al llegar, Jared simplemente dejó a Nicole y Jay en su apartamento antes de regresar inmediatamente al Grupo Gu.

"Señor Gu, le informo que la Directora Ning y su hijo han regresado sanos y salvos a su apartamento".

Sin despegar las manos del teclado, Kerr le asintió con la cabeza a su asistente.

"Señor Gu, ¿qué debemos hacer con el currículum de la señorita He?".

Como él era solo su asistente, no podía tratar por su propia cuenta los asuntos que involucraban a la familia Gu y a la familia He, sobre todo porque las dos familias mantenían una relación estrecha desde hace mucho tiempo, por no decir que Sunny ya se había enamorado de Kerr.

En un principio, Jared pensó que una vez que la muchacha se fuera al extranjero para continuar con sus estudios universitarios, los sentimientos de ella hacia Kerr poco a poco se desvanecerían, pero para su sorpresa, en cuanto regresó, inmediatamente solicitó un puesto en el Grupo Gu.

Claramente esa mujer tenía un motivo oculto.

"No me importa. Solo la aceptaré para no tener problemas con la familia He", Kerr ya había recibido antes una llamada de Sunny, por lo que no le sorprendió recibir esta carta de recomendación; esto resultaría ventajoso para él, ya que cuanto antes se enterara de que no sentía nada por ella, antes se olvidaría de la idea de ellos dos formando una pareja.

De repente, en el momento en que el hombre terminó de hablar, el teléfono de su escritorio sonó; Kerr tenía el presentimiento de que la persona al otro lado de la línea era Sunny, así que alzó la cabeza para lanzarle una mirada seria a Jared.

Este último de inmediato se acercó al escritorio de su jefe y contestó el teléfono:

"Hola, habla a la oficina del señor Gu. Habla su asistente. Dígame, ¿en qué le puedo ayudar?".

Al escuchar la voz de Sunny He, Jared miró a Kerr, quien estaba sentado a su lado, e inventó una excusa en su nombre:

"Lo siento, señorita He, pero el señor Gu está en una reunión muy importante, por lo que no puede contestar el teléfono en este momento.

¿Hay algo que pueda hacer por usted?".

"Claro, señorita He, me aseguraré de que le llegue el mensaje. Adiós".

El asistente colgó el teléfono, y tras hacerlo, le lanzó a su jefe una mirada inocente.

"Señor Gu, la señorita He me dijo que mañana llegará al aeropuerto a las nueve en punto, por lo que le gustaría que usted fuera a recogerla".

Kerr le echó un vistazo al calendario y vio que la fecha de mañana ya estaba marcada.

"Pídele a uno de los choferes de la compañía que vaya a recogerla".

Kerr ya tenía asignado ese día para algo muy importante: mañana temprano sería el día que llevaría a Jay a la escuela.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir