ManoBook > Romances > El CEO y Su Encantador Hijo

   Capítulo 29 Llamar su atención

El CEO y Su Encantador Hijo Por E. CASTELLON Palabras: 7191

Actualizado: 2020-02-26 10:51


El maquillaje pesado en su rostro no la hacía verse mejor, pero sí mostraba que se había arreglado meticulosamente. Para colmo, su cabello hasta los hombros la hacía lucir aún más vigorosa.

Cuando Nicole la vio arrojándose sobre Kerr, un destello de desdén apareció en sus ojos. Pero en lugar de confrontarlos, simplemente se alejó.

'Dijiste que me cuidarías', pensó. '¡Qué vergonzoso de tu parte mentir así!'.

Mientras el hombre miraba su espalda alejándose, sus ojos se volvieron más fríos.

"Suéltame", lanzó con un tono firme y helado. El hecho de que le permitiera a Sunny trabajar en el Grupo Gu no significaba que pudiera hacer lo que quisiera frente a él. La única mujer a la que mimaría sería a la que amara, y definitivamente esa no era ella.

La mirada de la chica se volvió engreída al ver a la mujer alejarse. Sin embargo, en el momento en que escuchó la voz helada del CEO, soltó su mano inconscientemente por miedo.

"Pero...".

Estaba acostumbrada a que todos la trataran como a una reina, nadie se atrevía a siquiera alzarle la voz.

"Hoy es tu primer día desde que regresaste. No tienes que comenzar a trabajar de inmediato, puedes ir a ver a tu tío primero. Jared, envía a la señorita He a casa".

Luego, sin siquiera esperar a que ella respondiera, comenzó a caminar hacia el ascensor exclusivo del CEO.

Ella siguió gritando su nombre y, justo cuando estaba a punto de perseguirlo, el sonido de la voz de Jared la detuvo.

"Señorita He, por aquí, por favor", dijo este. Cuando le abrió la puerta de atrás, el dolor de cabeza ya había comenzado; después de todo, él era muy consciente del hecho de que ella era un personaje difícil de tratar. Se enteró de eso incluso antes de que ella se fuera al extranjero.

Finalmente, la chica terminó por subir al auto a regañadientes.

Sabía muy bien qué tipo de persona era Kerr y, una vez que se había decidido sobre algo, no había manera de hacerlo cambiar de opinión. Ciertamente, si continuaba molestándolo terminaría por enojarlo.

"Jared, ¿quién es la mujer que se bajó del auto?".

Esa chica fue la razón por la que salió corriendo hacia él en primer lugar, porque quería hacerle saber que ese hombre era suyo.

Aunque había estado en el extranjero durante los últimos años, nunca había dejado que ninguna mujer intentara juntarse con él. De hecho, había sido ella quien mandó a violar a aquella mujer que estuvo con él una vez.

Ella quedó embarazada después de eso pero, lo que Sunny no esperaba, era que la mujer tuviera la osadía de mentirle a Kerr diciéndole que el hijo era suyo. Por supuesto, ella terminó recibiendo su lección.

"Es la Directora Ning. El Grupo Gu la empleó en el extranjero con un salario alto".

Mientras el asistente miraba la expresión en el rostro de la chica a través del espejo retrovisor, no pudo evitar sentirse un poco preocupado por Nicole. Todos sabían el alcance de sus celos, y definitivamente no quería poner a la directora en peligro.

Aun así, sabía que aunque no se lo dijera, tarde o temprano terminarían por encontrarse en la compañía.

"Directora Ning...", murmuró para sí misma, decidiendo no investigar más sobre la relación que existía entre ella y el CEO.

Sabía a ciencia cierta que Jared era el subordinado más confiable de Kerr, por lo que tenía que pensar con mucho cuidado sobre lo que podía decirle.

Sin embargo, iba a estar pendiente de esta Directora Ning con seguridad. Después de todo, si ella no fuera importante para él, nunca habría permitido que trabajara en el Grupo Gu, porque a sus ojos, las mujeres solo eran ad

ecuadas para mantenerse al margen.

'Conquistarlo no será una hazaña fácil', pensó mientras miraba por la ventana.

Mientras tanto, en la oficina de Nicole en el Grupo Gu.

"Directora Ning, el Sr. Gu quiere discutir los detalles de la nueva cooperación con usted", dijo Lily, de pie frente a su escritorio. Acababa de recibir una llamada de la secretaria del CEO, quien le ordenó que le diera el mensaje a su jefa.

Acto seguido, Nicole dejó de escribir, echando un vistazo a su alrededor, antes de tocarse el estómago con una mueca.

"Lily, ¿podrías entregarle mi propuesta al Sr. Gu? No me siento bien. Necesito ir al baño".

La chica dudó un momento al tomar el archivo del escritorio de su jefa. Sin embargo, antes de que pudiera tomar una decisión, esta última ya se había levantado para ir al baño.

Su asistente no creyó en su dolor de estómago, pero no tuvo más remedio que hacer lo que le había pedido y entregar su propuesta.

La cara de Kerr se oscureció al mirar el archivo en su escritorio, pues sabía exactamente lo que estaba sucediendo allí.

'¿Quieres escapar? ¡De ninguna manera!', pensó.

"Dígale a la Directora Ning que muchos de los puntos en su plan no están claros y necesito que me los explique en persona", ordenó.

Cuando la secretaria le devolvió la propuesta comercial a Lily, la directora seguía en el baño, por lo que le pidió que le diera el mensaje en cuanto saliera.

Por su parte, Nicole se quedó en el baño por un tiempo antes de finalmente lavarse las manos y caminar de regreso a su oficina. Cuando llegó ahí, se encontró con su secretaria esperándola dentro.

"¿No te pedí que le enviaras el plan de negocios al Sr. Gu?", preguntó.

"Ya lo hice, pero él lo envió de regreso diciendo que necesitaba que usted se lo explicara en detalle", respondió ella, mirándola con una expresión extraña en el rostro. No tenía idea de por qué su jefa se estaba escondiendo del hombre. Si bien era cierto que él era un digno representante del grupo, no era razón suficiente para ponerla tan nerviosa.

"Oh, no. Tengo que ir al baño otra vez", Nicole se agarró el estómago con las manos y corrió hacia el baño nuevamente.

Sabía desde el principio que sería difícil evitarlo, pero literalmente no podía pensar en otra excusa para no verlo. Si Jay estuviera allí, podría haberla ayudado a encontrar una solución.

Pensándolo bien, si el niño estuviera allí, probablemente habría ayudado a Kerr a encontrarla. Solo de pensar en esto, le dolía la cabeza.

De todos modos, no había forma de que el jefe viniera a molestarla en el baño de damas, así que podría esconderse allí por un tiempo, pero no tardó mucho en ver cuán persistente era.

Después de regresar a la compañía, Kerr se sintió confundido al ver a la secretaria guiñándole el ojo cuando pasó frente a su oficina. No obstante, entró en esta de inmediato.

"Sr. Gu, la señorita He ha vuelto a casa", le informó Jared.

"Ve y dile a Nicole que si no se aparece aquí en dos minutos, iré al baño de damas a traerla yo mismo", ordenó él sin siquiera levantar la cabeza. Todo esto le provocaba sentimientos encontrados.

"De acuerdo", el asistente hizo una pausa por un momento antes de caminar rápidamente hacia la oficina de la directora.

"Lily, ¿dónde está tu jefa?", preguntó.

"Ella lleva mucho tiempo en el baño. Le pregunté si estaba bien y me dijo que sí, pero sigue sin salir".

la chica también estaba confundida por todo esto.

"¡Estoy perdido!", exclamó él, justo cuando observó una figura majestuosa apareciendo de la nada para dirigirse hacia el baño.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir