ManoBook > Romances > Nunca Es Suficiente

   Capítulo 5 Amenaza inesperada segunda parte

Nunca Es Suficiente Por H. NICODEMUS Palabras: 5447

Actualizado: 2020-02-21 00:15


Casper estaba casi morado de la ira, miró fijamente a Jenny. "Dime la verdad. ¿Estuviste con un hombre anoche?", preguntó en un tono gélido.

Jenny estaba asustada de ver el trato que le daba su padre. Aunque sabía que él la amaba, conocía muy bien cuáles eran sus verdaderas intenciones. La razón por la que Casper amaba a Jenny era porque tenía previsto un gran futuro para ella; se suponía que se casaría con una familia rica y poderosa para que pudiera beneficiar al Grupo JH.

La muchacha estaba al tanto de todo. Por eso, no podía tener citas ni enamorarse de cualquiera.

"¡Dime!", gritó Casper mientras sacudía a Jenny.

"No tengo novio", murmuró la chica entre lágrimas.

Sofía la miró de reojo. 'Parece que lo seguirá negando. Pero ya que decidió hacerlo, debió prepararse para las consecuencias'.

"¿No tienes novio? Mmm… Entonces, ¿qué relación tienes con Peter? Si no es tu novio, ¿por qué estabas desnuda en su cama?".

Sus palabras dejaron boquiabiertos a Casper y a Stella y habían arruinado por completo la imagen que tenían de su hija. Jenny abrió la boca, pero no pudo decir nada. Permaneció en silencio por un largo rato.

"Perra… Tú… No puedo… ¡¿De qué demonios estás hablando?! ¡Deja de decir sandeces!".

Sofía la miró tranquila y con evidente autocomplacencia. Ya no era la misma chica a quien podían intimidar y atropellar fácilmente.

Los gritos de Jenny hicieron que Casper y Stella recobraran los sentidos. "¿Es cierto eso, Jenny? ¿Cómo puedes hacerme algo así? He invertido mucho tiempo y esfuerzo para convertirte en una mujer respetable. ¿Y para qué? ¿Para que te vayas con un pobre mequetrefe como Peter? ¡Me has decepcionado!".

Jenny simplemente se mordió el labio y permaneció callada.

La ira se apoderó de Casper cuando se dio cuenta de los engaños de la chica. Señaló a su hija, su dedo temblaba por la ira. "¡Realmente me has decepcionado! ¡Te he dicho muchas veces que te comportes! Te hemos educado para que busques a un hombre rico y poderoso, ¡y aun así, eliges a Peter que no tiene ni lo uno ni lo otro! ¡Debería darte vergüenza!".

"Ya no hay nada que podamos hacer, Casper. Lo hecho, hecho está", intervino Stella mientras extendía su brazo de manera protectora frente a su hija.

"¡¿Y qué?! ¡¿Cuál es el problema si me acuesto con Peter?!", replicó Jenny enojada a su padre.

Jenny sentía envidia de lo que tenía Sofía.

"¡Tú!". En un arrebato de ira, Casper levantó la mano decidido a cachetearla.

El corazón de la chica se aceleró mientras retrocedía instintivamente.

Al último minuto, Stella se metió y se situó entre los dos. "¿Qué intentas hacer, Casper? ¡¿De verdad quieres herir a tu propia hija?! ¡Si quieres golpearla, tendrás que

golpearme a mí primero!".

Casper titubeó, su mano temblaba en el aire. Finalmente, suspiró derrotado y bajó el brazo, no era capaz de golpear a Stella o a Jenny. "A partir de ahora, la mantendrás encerrada en la casa", dijo entre dientes. "¡No tienes permitido salir de la casa sin mi autorización!".

Mientras tanto, Sofía observaba en silencio. Ella bajó la mirada, no esperaba que las cosas terminaran de esa manera; sintió que el rencor se apoderaba de su corazón.

Casper era su padre, y, sin embargo, era tan cruel con ella, pero ahora, mostraba compasión hacia Jenny y Stella.

'¿No es irónico?', pensó con amargura.

'¿Qué sentido tiene seguir aquí?'.

"Me iré a mi cuarto", dijo Sofía con indiferencia mientras subía las escaleras. Casper apretó la tarjeta en su mano y se volvió para mirarla. "Tú… ¿Realmente no conoces a Víctor?".

De hecho, él deseaba que fuera así. Sería algo fantástico para Casper, si Sofía lo ayudaba a conocer a Víctor. Si establecían un vínculo cercano con él, el Grupo JH se salvaría.

Sofía, por su parte, solo se encogió de hombros.

"No. No lo conozco".

"Ah, ya veo". Casper parecía decepcionado y desvió la mirada hacia la tarjeta, absorto en sus pensamientos.

Stella y Casper castigaron a su hija, ya no podía salir de casa por su cuenta. Al día siguiente, Casper fue a buscar a Peter.

Después de escuchar que tocaban la puerta, Peter salió. "¡Haz lo que quieras, imbécil. Pero deja a Jenny en paz!", gritó el hombre sin rodeos.

Peter se apoyó en el marco de la puerta y arqueó las cejas. Parecía que ya estaba esperando a que Casper lo confrontara. La expresión despreocupada en el rostro del muchacho sorprendió a Casper.

"Sé que me menosprecia porque tiene ínfulas de millonario y poderoso, pero usted no es quien debe decidir si termino o no con Jenny. No iré a ninguna parte a menos que sea ella quien me diga personalmente que ya no quiere estar conmigo", respondió Peter con calma. Había una pizca de vanidad en el tono de Peter, como si no había engañado a su novia anterior con su hermana.

"Por si no lo sabes, soy el padre de Jenny. Si vuelves a poner un solo dedo sobre mi hija, ¡te juro que haré de tu vida un infierno!", lo amenazó Casper.

Cualquier otra persona se habría asustado ante la amenaza de Casper, pero Peter fue inesperadamente una excepción. No había miedo en su rostro, simplemente se encogió de hombros y dejó entrever una leve sonrisa. "Es un gran hablador, ¿no? Bueno, no me sorprende que se tomara en serio mi relación con Jenny, sobre todo cuando el destino de su empresa depende de ella. Me enteré de que las cosas no van bien para el Grupo JH…".

Peter se calló, había una mirada recelosa en sus ojos.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir