ManoBook > Romances > Nunca Es Suficiente

   Capítulo 13 La condición de Sofía

Nunca Es Suficiente Por H. NICODEMUS Palabras: 9561

Actualizado: 2020-02-24 00:14


Sofía se quedó de pie y en silencio, el ambiente se había vuelto incómodo. Decidió ignorar los comentarios de Jenny y Stella.

Jenny hizo una mueca de descontento. Al mismo tiempo, miró a Sofía a los ojos con odio.

"Sofía, todo esto es mi culpa. Fui demasiado duro contigo. Lo siento por haberte hecho sentir mal". Casper caminó hasta donde estaba su hija para darle una palmada en el hombro, pero su mano se quedó en el aire.

El gesto había hecho retroceder a Sofía instintivamente. Y esa misma reacción, la hizo darse cuenta de que inconscientemente estaba evitando cualquier contacto con su padre.

El hombre dejó caer su mano débilmente y se veía como si hubiera envejecido diez años.

"Vamos", dijo en voz baja mientras llamaba a Stella y a Jenny con un gesto.

"Vamos a casa a descansar". Casper caminó hasta la puerta de la sala de reuniones y se volvió hacia Sofía;

por un momento pensó que aún podía convencerla de que él podía ser un padre amoroso para ella, pero… ni siquiera lo estaba mirando, así que cerró la puerta detrás de él.

En el momento en que Sofía escuchó la puerta, se desplomó en la silla. Apoyó la cabeza en ambas manos y miró hacia adelante con los ojos vacíos.

Dio un vistazo a través del ventanal de la sala de conferencias y vio mucha gente en la calle, cada quien ocupado con sus cosas.

Todo había sucedido tan de repente. Su falsa dureza se desvaneció cuando finalmente quedó sola.

Agarró su bolso y buscó la foto de su madre, mientras admiraba la sonrisa estática de la mujer, reflexionó profundamente.

En el Grupo YS, "John, ¿qué te parece la nueva CEO del Grupo JH?", preguntó Víctor. Acababa de regresar del Grupo YS y estaba sentado en su oficina.

"Inteligente y tranquila", dijo John a la ligera. Luego, se quedó pensando por un minuto y agregó: "Y también hermosa".

Víctor arqueó las cejas al escuchar su respuesta, pero permaneció callado. John muy pocas veces elogiaba a alguien. Y para su sorpresa, le había dado una alta valoración a Sofía.

Víctor recordó la sorpresa en el rostro de Sofía cuando lo vio, y las comisuras de su boca se elevaron.

Aunque la muchacha no quería ni verlo, él había demostrado frente a todos que tenían una relación. Además, se había asegurado de que siempre estuvieran en contacto.

Víctor nunca se había preocupado por ninguna mujer, pero Sofía tenía algo que él no pudo olvidar después de haberla tocado. Cada vez que veía su expresión testaruda y obstinada, quería dominarla.

John vio la expresión pensativa en el rostro de Víctor y supuso que probablemente estaba pensando en esa mujer.

Esa chica, Sofía, era alguien realmente especial. Nunca antes había visto una chica como ella.

"Le he exigido a Casper que entregue el informe lo antes posible", declaró John tranquilamente.

"¡Está bien!", asintió Víctor.

John se dio la vuelta y salió de la oficina.

Víctor jugaba con el reloj de arena de su escritorio mientras recordaba todo lo que había sucedido antes. Por fortuna, había indagado acerca de la vida de Sofía; si él no hubiera llegado a tiempo, los ejecutivos del Grupo JH la habrían intimidado.

No supo cuándo comenzó a considerarla suya. Simplemente sentía la necesidad de cuidarla y todo aquel que se atreviera a ponerle un dedo encima, se enfrentaría a él.

De pronto, tuvo sentimientos encontrados; no quería reconocer que se sentía atraído por ella. Quizás solo no le gustaba que otros tocaran sus pertenencias.

En la casa de la familia Jian.

"¡Casper, por favor, piensa en algo! Ahora que el Grupo JH le pertenece a Sofía, ¿qué vamos a hacer?", preguntó Stella al poner un pie dentro de la casa.

Por lo general, solía pensar que Sofía no era más que una presa fácil. Al principio, pensó que podría manipularla e intimidarla fácilmente como y cuando quisiera. Pero ahora sabía que Sofía tenía una relación con el poderoso CEO del Grupo YS. ¡Quién iba a saber si Sofía pensaba vengarse ella!

De hecho, Stella era la culpable de todo. Aunque Casper le había prometido que buscaría la manera de excluir a Sofía de la empresa después que asumiera el cargo de CEO, Stella había manipulado a los ejecutivos y les había pedido que intimidaran a Sofía en público.

"¡Cállate! ¡Ni creas que no estoy al tanto de lo que hiciste a mis espaldas!". Casper quitó la mano de Stella y la señaló.

Stella cayó al piso. Sintió una punzada en la cadera y comenzó a sudar frío.

Jenny corrió a ayudar a su madre y miró a su padre con horror. Nunca antes lo había visto perder los estribos de esa manera.

"Te he apoyado durante años. Deberías darme las gracias por todo lo que he hecho. ¿Cómo te atreves a tratarme así?". Stella le reclamó desde el suelo. La elegancia y la gracia que la caracterizaban desaparecieron al ins

tante.

"Papá, nuestra familia le dio de comer y beber a Sofía durante un año. Nunca la tratamos mal. Sofía es una malagradecida. ¡Nada de esto es culpa de mi madre!". Jenny se agachó junto a Stella y permaneció a su lado.

Casper desvió la mirada hacia sus manos y se dio cuenta de que había usado demasiada fuerza. Después de todo, ella era una mujer.

"Levántate por favor. Me siento demasiado ansioso e impulsivo". Casper bajó la voz y cargó a Stella hasta el sofá.

Las dos mujeres permanecieron calladas. Un silencio ensordecedor invadió la casa.

En el camino de regreso a la casa, Stella había convencido a Jenny de que desistiera de la idea de ir al Grupo YS a buscar a Víctor. Jenny era consciente de la situación de su familia. Muy pronto, no iba a poder tener bolsos de diseñador ni ropa de marca ni mucho menos auto lujosos. Si eso sucedía, sería el hazmerreír de sus amigos.

En ese momento comprendió por qué su madre había insistido tanto en que se casara con un hombre de familia adinerada. Y entendió por qué se había opuesto a su relación con Peter.

De repente, el teléfono comenzó a sonar y rompió el silencio. Todos miraron hacia el teléfono fijo al mismo tiempo.

¿Quién podía ser? Todos en el círculo empresarial sabían que Casper ya no era el CEO del Grupo JH. A nadie le interesaba hablar con él ahora.

Stella miró a su hija confundida.

Jenny negó con la cabeza. Estaba completamente segura de que nunca le había dado el número del teléfono fijo a nadie.

Casper permaneció en silencio y descolgó el teléfono.

"Puedo hacer que recuperes al Grupo JH, ¡pero tengo una condición". La voz fría e indiferente de Sofía se escuchó al otro lado de la línea.

"¿Cuál es la condición? ¡Dime, haré lo que sea!". Casper estaba dispuesto a hacer cualquier cosa si podía recuperar al Grupo JH, incluso podía aceptar divorciarse de Stella.

"Sabrás cuál es mi condición cuando vengas a la empresa mañana", respondió Sofía pausadamente.

Bip. Bip. Bip. Después de escuchar el tono ocupado del teléfono por un rato, Casper entendió que Sofía había colgado.

"¿Quién era?", preguntó Stella confundida.

"Era Sofía", respondió Casper. Apoyó la barbilla en su mano y frunció el ceño; se preguntó cuál sería la condición.

Le había pedido que fuera a la empresa. ¿Era una trampa? Hasta él sospechaba de su propia hija.

"¿Cómo se atreve a llamar? ¡Esa mocosa malagradecida!". Jenny escuchó el nombre de Sofía y sintió que la ira se apoderaba de ella.

"¿Por qué no vas y te haces amiga de alguien tan poderoso como el CEO del Grupo YS y recuperas al Grupo JH?". Casper estaba harto de sus quejas.

Jenny se sorprendió por el comentario de su padre. Incluso Stella pudo notar cómo se estremeció.

"Jenny, ve a tu habitación. Tengo algo que hablar con tu padre". Stella sabía que el asunto en cuestión no era tan simple como parecía. O de lo contrario, su esposo no estaría tan molesto.

Además, no pudo evitar sentirse consternada al ver cómo regañaba a su hija.

Jenny resopló insatisfecha, se levantó y se fue. Luego de subir las escaleras, cerró la puerta con fuerza para expresar su descontento y reclamo.

"¡Ya la echaste a perder!", dijo Casper enojado al escuchar el alboroto de Jenny.

"¿Qué te dijo Sofía?". Ahora lo que le preocupaba a Stella, era la razón por la que Sofía había llamado a Casper. ¿Había cambiado su situación?

"Dijo que podía ayudarnos a recuperar al Grupo JH, pero con una condición. Le pregunté cuál era, pero me dijo que debía esperar hasta mañana", le explicó Casper.

"El Grupo JH lo adquirió el Grupo YS. ¡No es tan sencillo como ella cree! ¿Crees que Víctor accederá?". A pesar de que Stella era una mujer a la que le gustaba tener una vida lujosa por encima de cualquier otra cosa, había aprendido algo sobre negocios, ya llevaba varios años ayudando a Casper.

"¿Quién sabe? A juzgar por lo que pasó hoy y el comportamiento que tuvo Víctor con Sofía, deben tener una relación especial". Casper recordó lo que había sucedido y sintió que había algo sospechoso entre Víctor y Sofía. Sin embargo, no estaba seguro de cuál era su relación.

Stella, por su parte, estaba absorta en sus pensamientos. Corría el rumor de que el CEO del Grupo YS era gay. Pero, ¿por qué se comportaba de esa manera con Sofía? ¡Algo debió haber pasado entre ellos! ¿Tenía algo que ver con la noche en la que Sofía no regresó a casa? ¡Tenía que ser eso!

Cayó la noche y fue la más larga que Casper había vivido.

A la mañana siguiente, Casper, tenía grandes ojeras y finalmente estaba en el Grupo JH. Había dejado a Stella y a Jenny en casa para evitar que arruinaran su plan.

"¡Viniste!", dijo Sofía sin levantar la cabeza. Su cuerpo se veía mucho más pequeño en la silla giratoria del CEO.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir