ManoBook > Romances > Nunca Es Suficiente

   Capítulo 17 Exnovio

Nunca Es Suficiente Por H. NICODEMUS Palabras: 11817

Actualizado: 2020-02-25 00:34


Stella se sintió infeliz al escuchar a Casper y miró la mesa con disgusto.

Sofía se dio cuenta de todo y dijo a la ligera: "No es necesario".

No quería permanecer ni un segundo más en esa casa. ¿Por qué debía darle importancia a la comida? Además, lo que menos quería era ver la odiosa cara de Stella.

"Sofía, esta comida está especialmente preparada para ti. Tómala como un regalo de mi parte, tu padre, antes de irte". Casper se paró detrás de su hija y habló con impotencia.

"Así es. Tu padre dijo que está muy agradecido contigo. Después de todo, fue gracias a ti que recuperó el Grupo JH. ¡Por favor, quédate y come con nosotros!". Incluso en esas circunstancias, Stella mantuvo su imagen bondadosa.

Sofía hizo una mueca. Sabía que Casper no la invitaría a comer solo por el bien de su vínculo familiar. Estaba segura de que era simplemente por el Grupo JH. Debía tener miedo de que ella le guardara algún tipo de rencor, y hacía todo eso para consolarla.

Sofía dejó su maleta en una esquina de la sala. Luego dijo: "Bien. Al fin y al cabo, ya recuperé el Grupo JH para la familia Jian". Al terminar de hablar, se dirigió al comedor con la pareja.

Sofía había estado tan ocupada por la mañana, negociando con Víctor, que se había olvidado por completo de comer. Debería tener mucha hambre, pero los platos no le parecían nada apetitosos.

Parecía que una buena comida dependía de con quién la compartieras. Y en ese momento, la compañía de su madrastra miserable y de su indiferente padre le quitaron el apetito.

"Sofía, sírvete con los palillos. ¡Apúrate o la comida se enfriará!", dijo su padre cuando vio que ella se sentó.

"¡Mamá, ya regresé!". Se escuchó la voz animada de Jenny proveniente de la entrada.

En ese momento, Sofía bajó la mano con la que planeaba agarrar los palillos. Se había olvidado por completo de su "querida hermana".

"¿Por qué estás aquí? ¿No dijiste que no volverías?", preguntó confundida al ver a Sofía sentada a la mesa.

"Me invitaron". Sofía no quería caer en la provocación de Jenny, pero si permanecía callada, ella se tornaría cada vez más cínica y continuaría con sus comentarios burlones.

Jenny se percató de las exquisiteces que estaban en la mesa y de inmediato su expresión cambió. Luego, miró a su alrededor y vio la pequeña maleta de Sofía, enseguida comprendió lo que estaba pasando. Dejó entrever una sonrisa y parecía estar bastante satisfecha con la situación.

"Ya veo. ¡Ya te vas! ¡Qué coincidencia! Traje a uno de tus viejos amigos". Jenny mantuvo la sonrisa en sus labios, ahora parecía maliciosa.

"¡Jenny, basta!". Casper había organizado la cena para expresar su gratitud a Sofía. ¿Cómo podía permitir que Jenny arruinara su acuerdo?

"Casper, creo que deberías ver a quién ha traído Jenny a casa". Stella no podía tolerar ver cómo ignoraba a su hija.

"Pasa". Casper permaneció en silencio y Jenny pensó que había accedido, así que le hizo un gesto a su acompañante para que entrara.

Entonces apareció un joven a la vista de todos. Medía 1 metro 80 de altura, tenía ojos soñadores y usaba unos lentes que colgaban del puente de su nariz. A primera vista, se veía bastante pulcro y elegante.

Sofía no pudo evitar sentirse incómoda al encontrarse con su antiguo novio.

"¿Peter? ¿Este es el invitado que quieres presentarnos?", preguntó Casper enojado.

La única razón por la que su padre no le permitía salir con nadie era porque quería que se casara con un hombre rico como él. Si no era rico, por lo menos que lo ayudara con los negocios.

¿Cómo se le ocurría a Jenny aparecerse con Peter en su casa? Casper nunca lo toleraría.

"¡Sí!", respondió Jenny con sinceridad, sin darse cuenta de las consecuencias de sus actos. Sin embargo, la muchacha se sintió decepcionada al ver que Sofía se mantenía inexpresiva.

"¡Jenny, ¿cómo te atreves a traerlo a casa?!". Stella tenía el ceño fruncido y miró al invitado. De pronto, se puso de pie, caminó hasta donde estaba su hija y la alejó de él.

"¿No dijiste que ya no tenías contacto con él?", le susurró la mujer.

En realidad, a ella no le agradaba Peter en absoluto porque no era rico ni poderoso. Y lo peor, dependía de una mujer para poder subir de estatus social. ¡Qué hombre tan descarado! ¡¿Cómo podía merecer ser su yerno?! "Mamá, ¿qué te pasa?", preguntó Jenny con el ceño fruncido. No esperaba que a su madre tampoco le agradara Peter, era bastante evidente que lo rechazaba. Por eso, comenzó a preocuparse por su situación.

"Señor Casper, no culpe a Jenny. Fui yo quien le pidió que me trajera". Desde el momento en que entró a la casa, Peter había mantenido la calma y la compostura. Se había dado cuenta de que a los padres de la chica les decepcionaba verlo.

Sofía miraba toda la escena con indiferencia. La aparición de Peter no removió ninguno de sus sentimientos, ella simplemente permaneció en silencio como espectadora para ver qué pasaría.

"¿Así que finalmente decidiste dejar de esconderte detrás de una mujer?". Casper estaba iracundo debido a la actitud del chico.

"Señor Casper, sé que no le caigo bien, pero hablo en serio sobre mi relación con Jenny. ¿Podría darme la oportunidad de demostrárselo?". Peter se mantuvo firme y no flaqueó en ningún momento. Aunque las posibilidades de que Casper lo aceptara eran remotas, él quiso intentarlo.

Jenny se conmovió al ver a su novio enfrentándose a la ira de su padre.

Pero de un momento a otro, Stella se aferró a su ropa y la arrastró hacia ella. Temía que si no controlaba a su hija, Casper explotaría y también regañaría a Jenny.

"Sin importar lo que digas, no voy a dejar que Jenny esté contigo. ¡Ni siquiera lo pienses!", gritó Casper mientras golpeaba la mesa.

Claramente, por los gestos de Casper, era evidente que su paciencia había llegado al límite.

"Señor Casper, ¿por qué le da miedo darme una oportunidad?". En lugar de ver

se intimidado, Peter miró al padre de Jenny con una expresión provocadora y decidida.

Sofía hizo una mueca. Lo que más detestaba Casper era que otro le dijera que tenía miedo. Irónicamente, había hecho su fortuna gracias a la influencia de la familia de Stella.

Esa parte de la historia se mantenía en secreto, solo que Sofía lo había escuchado accidentalmente en algún lugar.

Pero ahora, parecía que Peter intentaba fastidiar a Casper. Las cosas se estaban poniendo interesantes.

Casper agarró un bol de porcelana y se lo lanzó a Peter por impulso. No obstante, el chico se quedó de pie en su sitio sin siquiera pestañear.

Jenny sentía que su corazón estaba en su garganta. Comenzó a torcer su mano, tratando de soltarse del agarre de su madre.

¡Plaf! El bol cayó a los pies de Peter y se quebró en mil pedazos. Si Casper hubiera lanzado con más fuerza, le habría golpeado fácilmente la cara.

Mientras Casper miraba fijamente al chico, la expresión de su rostro cambió varias veces. Estaba desconcertado y absorto en sus pensamientos.

"¡Es suficiente! Papá, ¿no puedes simplemente darle una oportunidad a Peter?", gritó Jenny. Finalmente había logrado escapar del agarre de su madre. Corrió hacia donde estaba su novio y se paró a su lado como si intentaba protegerlo.

El comportamiento de Jenny sorprendió a Sofía. Ella pensaba que la chica le tenía miedo a su padre y que evitaría cualquier cosa que lo hiciera enojar. Además, nunca imaginó que Jenny intentaría proteger a Peter.

Después de detenerse a pensar en eso por un momento, de repente todo tuvo sentido. Jenny nunca se había enamorado. Y parecía que Peter la había cautivado.

"Le prometí a Jenny que en un año me superaría. Espero que ustedes también me den una oportunidad, aunque sea solo una". Peter agarró la mano de Jenny mientras hablaba con voz decidida, luego, le sonrió a su chica para tranquilizarla.

Al ver que su esposo no decía nada, Stella no pudo hacer nada por Jenny.

Después de todo, era su hija. Sin importar los problemas que causara o lo mucho que le desagradara Peter, tenía que asegurarse de que no hiciera nada radical.

Sorprendentemente, Sofía seguía sentada tranquilamente a la mesa. ¡Ni siquiera había hecho contacto visual con Peter! Le hizo creer a Stella que ella y Peter nunca estuvieron enamorados.

"Casper, ya que Peter parece hablar en serio de su relación con Jenny, ¿por qué nosotros no…?". Las palabras de Stella se apagaron. Había estado observando la expresión en el rostro de su esposo durante un buen rato, pero era indistinguible.

"¡Sentémonos y comamos primero!". Casper no le respondió a Stella, ni hizo ningún comentario al respecto. Parecía que simplemente había accedido.

La mesa del comedor de la familia Jian era rectangular. El asiento en uno de los extremos de la mesa pertenecía a Casper. Sofía se puso de pie y dejó que Peter y Jenny eligieran sus puestos. ¡De todos modos no quería sentarse junto a su padre!

Peter le pasó por un lado y no se detuvo ni por un segundo, actuó como si no la conociera.

Todos escogieron un lugar. Jenny y Stella se sentaron cada una a un lado de Casper, y Peter se sentó junto a Jenny. El único asiento desocupado era el opuesto a donde estaba Casper.

"¡Sofía, ven y siéntate!", le dijo su padre al verla de pie.

La chica se sentó sin ninguna objeción. Sin embargo, su semblante tranquilo hizo que una persona se burlara.

"¿Qué? ¿Te incomoda compartir con tu exnovio?". Jenny se aferró al brazo de Peter y miró a Sofía con provocación, como si intentara mostrarse superior.

Jenny supuso que Sofía estaba celosa por todo lo que Peter había hecho por ella. Además, él nunca hizo algo tan valiente por Sofía.

Lo que Peter había hecho satisfizo la vanidad de la chica.

Sofía ignoró por completo sus comentarios y siguió comiendo su comida. Ni siquiera levantó la mirada, actuó como si no había nadie a su alrededor.

Sabía que Jenny se estaba jactando, pero ella conocía muy bien a Peter, ese chico era un imbécil. De hecho, estaba impaciente para que se lo llevaran lo antes posible.

Jenny se sintió decepcionada cuando notó que Sofía la ignoraba. Era como si había estado golpeando con fuerza un trozo de algodón, se había cansado de no lograr nada.

Casper, por su parte, permaneció en su asiento en absoluto silencio. Quería ver cómo Sofía trataría a Peter al reaccionar a la provocación de Jenny. Así, podía saber cuál era la relación de su hija con Víctor, pues ella era la única que parecía captar la atención del hombre. Sin embargo, el rumor de que Víctor era gay lo confundía.

Mientras comían, Peter no dijo nada. En cambio, tomó algo de comida para Jenny y le pelaba con cuidado camarones.

La verdadera razón por la que quería venir a la familia Jian era para conocer a Sophia. Sin embargo, no esperaba que ella dejara a la familia Jian tan pronto.

La felicidad llenó los ojos de Jenny. Cuando vio a Sophia en el lado opuesto de la mesa, parecía aún más satisfecha.

"¡Gracias, Peter! Estás muy atento a memorizar mis gustos y disgustos ". Mientras disfrutaba de la deliciosa comida, Jenny todavía no dejaba de provocar a Sophia para aumentar su propia felicidad.

"Grabaré todos tus gustos y disgustos profundamente en mi mente", respondió Peter con calma.

"¿Alguna vez has sido tan serio con los demás?" Jenny lo miró con sus grandes ojos llorosos y esperó ansiosamente su respuesta.

"Jenny, eres la primera chica a la que quiero cuidar por el resto de mi vida". Cuando Peter habló, sonó como si estuviera ensayando una obra de teatro. Sin embargo, Jenny parecía satisfecha.

Stellar había experimentado lo mismo, por lo que no pudo evitar sacudir la cabeza al escuchar la respuesta de Peter. Parecía que Peter había convencido mucho a Jenny.

Obteniendo la respuesta que quería, Jenny arqueó las cejas y miró a Sophia. Quería ver su cara triste.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir