ManoBook > Romances > Atados Por El Destino

   Capítulo 4 Estrategia para escapar

Atados Por El Destino Por T. CAMERINO Palabras: 10883

Actualizado: 2020-03-05 00:15


Al día siguiente, después del desayuno, Lily, Claire y Eden fueron a la escuela en auto.

Lily conocía a los dos hermanos desde su vida anterior, incluso antes de que Lucía los llevara a casa. Ambos sobresalían tanto en la escuela que tenían una suerte de popularidad:

Claire era famosa por su personalidad extravagante y, aunque Eden era más bien tranquilo, resaltaba por ser guapo y por su aura de indiferencia que volvía locas a las chicas.

¡Obviamente, la razón principal por la que los conocía era que Lily estaba en la misma clase que Eden!

Tan pronto como cruzaron las puertas del colegio, dos chicas detuvieron a Claire, mientras hablaban y reían con las mochilas al hombro con un séquito de tres otras estudiantes detrás de ellas.

Eden parecía estar acostumbrado a eso, así que las ignoró y se dirigió directamente al aula.

Por su parte, Lily les sonrió levemente, ya que conocía a las dos líderes del grupo: Yasmin Yu y Sheena Zhang, las cuales eran tal para cual con Claire. Sin embargo, la diferencia radicaba en que las otras dos tenían más personalidad de seguidoras.

Lily se acordó de que ellas le habían provocado mucho dolor en su vida anterior, puesto que eran las principales responsables de que su reputación se hubiera arruinado.

En cuanto a las otras tres chicas, simplemente las seguían y obedecían todo lo que les decían.

"Dime, Claire, ¿por qué llegaste con la hija de una rompehogares?", preguntó Yasmin Yu con desdén.

"Es verdad. ¿No tienes miedo de perder más popularidad?", añadió Sheena. "No te juntes demasiado con ella, con eso solo lograrías arruinar tu imagen. ¿Qué pensarán los demás de ti después de esto?".

"Oye, ¿cómo te atreves a decir eso?", replicó Claire frunciendo el ceño enfadada y mirándolas con fastidio. "Soy consciente de que su madre es una simple amante, pero ella sigue siendo mi media hermana. Compartimos el mismo padre, aunque nacimos de diferentes madres, así que de todas formas no me agrada que digas cosas malas sobre ella".

Lily se sintió extremadamente disgustada al escuchar esas palabras, puesto que antes Claire la había difamado tantas veces y ahora ella simplemente habló con mayor coraje con el pretexto de defenderla.

En ese punto, sus voces ya estaban atrayendo mucha atención de los otros estudiantes, muchos de los cuales se quedaban para ver qué sucedía mientras pasaban.

Con la sensación de estar en la mitad de un escándalo, Lily levantó la cabeza y sonrió, indiferente a las miradas de extrañeza de los otros. "Claire", dijo ella, "no esperaba que me defendieras así, realmente me has conmovido. Pero me gustaría aclarar que mi madre es, de hecho, la verdadera esposa de mi padre, ellos están legalmente casados".

Después de enfatizar en esas últimas palabras, ella caminó hacia el aula con la cabeza en alto. Esto dejó a las otras dos chicas y a Claire con mala actitud, especialmente a esta última que quedó enojadísima de ver a su hermanastra irse de esa manera Lily siempre había sido una debilucha, así que le sorprendió que respondiera al comentario. Además, tomando en cuenta cómo se había comportado el día anterior, pensó que nunca debería subestimarla.

"Una hija bastarda, eso es todo lo que es. ¿Cómo es que lo sigue negando?", dijo Sheena con desdén sin dejar de mirar a la chica que se alejaba. "¡Debería darle vergüenza!".

"¡Exacto! Claire, no te enojes. No es necesario que te metas con una chusma como ella", le dijo Yasmin para consolarla. "Como es una bastarda, es bien arrogante, tú sabes...".

Mientras decía esto, una luz brillo en sus ojos y miró a Sheena, quien le correspondió la mirada. De repente ambas asintieron en señal de comprensión, como si hubieran sabido que tenían la misma idea.

"De todos modos, Claire, presentemos primero el examen. Después te ayudaremos a darle su merecido". Enseguida agarraron a Claire de las manos y se dirigieron al aula, riendo y bromeando mientras caminaban.

*

En el aula, Lily estaba presentando la prueba y, como había renacido, se le facilitaba mucho ahora, por lo que escribió más rápido de lo habitual, pero con absoluto cuidado.

Por supuesto, sería mejor si pudiera hacerlo sin todas esa miradas de extrañeza sobre ella.

Una vez que terminó, miró su reloj, tomó nota de la hora y salió del lugar. De hecho, fue la primera en finalizarlo, algo a lo que todos, incluido el supervisor, parecían estar acostumbrados. En realidad, nadie dijo nada, pero algunas personas soltaron una risita burlona, la cual Lily escuchó, pero decidió ignorarla. Simplemente sonrió y se alejó rápidamente.

Para su sorpresa, Yasmin y Sheena estaban afuera del aula tan pronto como salió, lo que le dejó la sensación de que nunca lograría evitar a sus enemigas.

"Hola, Lily", dijo Yasmin con arrogancia. "Ven con nosotros al bosque de bambú en la montaña, tengo algo que contarte".

Lily estaba atónita, pues no se esperaba que todo sucediera tan rápido: en su vida anterior, le habían pedido que fuera al bosque de bambú después de haber presentado los exámenes, ¡incluso esta vez que había salido antes no había podido evitarlas!".

"¿Qué quieres decirme?". Aunque todavía estaba en shock, la chica mantuvo la calma para pensar cómo se ganaba un poco más de tiempo.

"Es sobre Claire. Sé que no te agrada y en realidad a nosotras tampoco", dijo Sheena misteriosamente, con evidente disgusto en el rostro. "Ha hecho muchas cosas malas en esta e

scuela. Hay gente por todos lados aquí, ya sabes, y si alguien nos escucha y decide contárselo, eso nos metería en aprietos. Tú sabes lo malhumorada que es ella".

Después de escuchar eso, Lily se cruzó con un dilema. "Me gustaría ir con ustedes", respondió, "pero mi director de curso quiere hablar conmigo. ¿Nos vemos más tarde mejor?".

"Está bien. Nos vemos", confirmó Sheena sin pensarlo dos veces, después de lo cual le dio una palmadita en el hombro, sonrió y se fue junto a Yasmin.

Mientras las veía irse, Lily se rio y luego se dirigió a la tienda de la escuela. ¡Definitivamente ella haría que Claire pagara por todo el dolor que le había provocado en su anterior vida!

Con un helado en sendas manos, ella vio salir a Claire mientras caminaba hacia la puerta del aula después de un rato.

"Claire", dijo ella caminando sonriente. "Estaba esperándote, pero no creía que te demoraras tan poco. Toma, es tu helado de chocolate favorito", dijo entregándole uno de los helados.

Aunque su hermanastra parecía sorprendida, Lily se percató de una pizca de disgusto en sus ojos, pero de todas formas la otra extendió la mano para agarrarlo y dijo: "Gracias, Lily".

Sin embargo, cuando estaba a punto de tomarlo, Lily aflojó el agarre y el helado se derramó sobre el pecho de Claire.

"¿Qué diablos?".

"¡Lo siento! Lo siento mucho...", se disculpó esta rápidamente y extendió la mano para limpiar la mancha en la ropa de su hermanastra.

"¡Vete! ¡Fue tu culpa!". Claire la apartó y la miró. "¡Mira, arruinaste mi uniforme! ¿Cómo quieres que salga ahora? ¡Qué vergüenza!".

"Lo siento, lo hice sin querer", dijo Lily disculpándose. "Sé que quedó hecha un desastre, si quieres cambiemos de ropa".

"Pero tu ropa es tan ordinaria...", dijo Claire mirándola con desprecio. De hecho quería decir que no, pero pensó que era mejor cambiarse de ropa que ponerse algo sucio.

Al ver que su hermanastra no estaba convencida, Lily dijo: "Si no te gusta, no importa, solo que esa mancha en tu pecho es tan llamativa".

"Todo es tu culpa", exclamó Claire poniendo los ojos en blanco. "Manchaste mi abrigo, así que deberías ser tú quien lo use".

"Lo sé y asumo la responsabilidad", afirmó Lily, antes de agarrarla del brazo y sugerirle: "No te compliques. Vamos al baño a cambiarnos de ropa".

Claire finalmente cedió, la siguió y, mientras intercambiaban el atuendo, recibió un mensaje de texto de Yasmin, en el que le pedía que fuera al bosque de bambú para ver todo un espectáculo. Después de leer el mensaje, vio que Lily la miró con una sonrisa fría.

"Tengo que irme. Dile al conductor que me espere cuando venga a recogernos", dijo Claire sin tener la menor idea de lo que le esperaba.

"Bueno", respondió la otra asintiendo y luego vio con la misma sonrisa frívola cómo se alejaba.

Sin embargo, ignoró lo que su hermanastra le había pedido y prefirió seguirla en secreto.

Como para ese día se había programado solo los exámenes de mitad de periodo, todos los estudiantes se dirigieron a la puerta de salida después de terminarlos. En el bosque de bambú reinaba el silencio y casi no había gente alrededor, mientras Lily seguía a Claire lo más sigilosamente que podía y tratando de mantener siempre unos cincuenta metros de distancia. En realidad, no había encontrado un buen lugar para esconderse hasta que entró en el bosque de bambú, donde sería difícil que otras personas se percataran de ella.

Por su parte, Claire se arregló el atuendo después de adentrarse en el bosque, ya que se sentía incómoda con la ropa de Lily.

Mientras se la trataba de acomodar bien, vio caer una tela negra desde arriba y enseguida cayó al suelo casi instantáneamente a medida que empezó a sentir un dolor repentino en la espalda.

"¡Ah!". Su grito resonó por todo el lugar.

"¡Ay, ay! ¡Paren! ¡Paren!". Solo veía negro y no tenía idea de lo que estaba pasando, por lo que solo gritó mientras se cubría la cabeza con ambas manos.

Sus atacantes no prestaron atención a sus alaridos y siguieron golpeándola.

"¡Patéala! ¡Solo patéala fuerte!", gritó una de las chicas, enojada al escuchar que la persona en el suelo aullaba de dolor.

Al parecer eran las mismas tres chicas que más temprano estaban detrás de Yasmin y Sheena.

"¡Te lo mereces!", dijo otra chica en tono muy odioso. "Tu madre es una rompehogares. ¿No puedo creer que te atrevieras a venir a la escuela con Claire en el mismo auto? ¡Debería darte vergüenza! ¡Golpeen más fuerte!".

"Ella nunca me cayó bien, es solo la bastarda de una amante desvergonzada. ¡Eh!", exclamó otra chica mientras le daba una patadota.

"¡Desvergonzada!".

"¡Te lo mereces! ¡Esto es por lo que le hiciste a nuestra Claire!", dijo la primera chica con una mirada convencida de indignación.

Lily estaba viendo todo esto, consciente de que era su hermanastra quien estaba siendo pateada por esas tres personas. Sin embargo, estaba sonriendo, no porque fuera cruel de corazón —se veía a sí misma como una mujer de principios—, sino porque la atacaron primero; ella no atacaría a menos que alguien se lo hiciera a ella, pero si alguien se metía con ella primero, ciertamente se defendería.

Lily nunca vio a Yasmin ni a Sheena cerca de la paliza, pero sabía que se estaban escondiendo en alguna parte. Como en la vida anterior, obviamente querían evadir que las tuvieran como sospechosas, pero lo que no sabían era que los tiempos habían cambiado.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir