ManoBook > Romances > Atados Por El Destino

   Capítulo 5 Fingir ser amable para salvarla

Atados Por El Destino Por T. CAMERINO Palabras: 11065

Actualizado: 2020-03-05 00:25


Lily no se reveló hasta que vio a Yasmin y Sheena salir del bosque. Tal como esperaba, ellas solo estaban escondidas, viendo la paliza desde las sombras. Al ver que el trabajo estaba hecho, se marcharon.

"Oigan, ¡¿qué están haciendo?!", exclamó Lily, mientras se acercaba hacia las tres chicas que golpeaban la tela negra.

"¿Lily?".

"¡Lily!".

"Tú, tú...".

Las jóvenes, estupefactas, se sorprendieron al verla acercarse y dejaron de patear.

"Lily... ¿Cómo...? ¿Cómo pudiste...?", tartamudeó la primera de las chicas en volver a sus sentidos.

"¿Qué está pasando aquí?", preguntó Lily. Luego parpadeó inocentemente y continuó: "Yasmin y Sheena me pidieron que viniera aquí", dijo con una sonrisa.

"¿Te pidieron que vinieras aquí...?". Otra de las chicas comprendió al instante lo que acababa de pasar. "Entonces, ¿quién es esta?", preguntó, señalando con horror a la persona a la que acababan de golpear. Todavía podían oírla aullar de dolor.

Lily miró la tela negra y gritó: "¡Ah! ¡Claire!".

Se puso en cuclillas y levantó la tela para ayudar a su hermana a ponerse de pie.

"¡Claire! ¡Oh, no! ¿Estás bien?". Claire tenía la cara hinchada, con moretones negros y azules por todas partes. Lily se volvió hacia las tres chicas y les dijo: "¿Por qué hicieron esto? ¿Cómo se atreven a golpear a su propia compañera? ¡No solo la lastimaron, sino que también violaron las reglas de la escuela!".

Ellas se sorprendieron. No porque le tuvieran miedo, sino porque se dieron cuenta de que habían golpeado a la persona equivocada.

Se suponía que era Lily quien estaba debajo de la tela negra. No solo habían lastimado a la chica incorrecta, sino que era Claire, lo que les causaría muchos problemas.

"¡Ay, ay!", esta última gritó de dolor cuando su hermana la ayudó. Estaba angustiada y confundida, y todavía no tenía idea de lo que estaba pasando.

"¿Estás bien? ¿Dónde te duele?". Lily comprobó el estado desaliñado de su media hermana. "Déjame llevarte a la enfermería", propuso.

"No. ¡De ninguna manera!", Claire se negó. Adolorida, apretó los dientes y fulminó a las tres chicas con la mirada. Luego se volvió hacia Lily y le dijo: "Llama a Tom para que nos recoja en la puerta trasera de la escuela".

Las jóvenes que la golpearon simplemente se limitaron a bajar la cabeza. Nada de lo que pudieran decir pasaría como explicación.

"Está bien". Lily sabía que ella no querría que la gente la viera en un estado tan deshonrado, así que llamó a Tom, tal como ella le pidió.

Después de eso, como Claire cojeaba al andar, la ayudó a ir hacia la parte trasera de la escuela para esperar al chofer. Su dolorida media hermana no pudo evitar lanzarle una mirada furiosa a las tres chicas, quienes ahora estaban confundidas sobre qué hacer a continuación.

Cuando llegó el auto, se subieron y encontraron a Eden allí.

"¿Qué le pasa a la señorita Claire? ¿Qué le sucedió?", preguntó Tom, preocupado.

"Estaba...". "No es nada, solo fue un accidente. Simplemente me caí", Claire interrumpió antes de que su hermana pudiera explicar. "Solo conduce".

Lily pensó que nadie se creería eso, ya que las caídas no causaban moretones negros y azules en todo el rostro.

"¿Cómo es posible que estés en ese estado simplemente por una caída?", preguntó Eden, quien casi siempre estaba en silencio. Arrugó la frente, claramente incrédulo ante la respuesta de la chica.

Esta, dolorida, inhaló profundamente y lo miró con enojo. "Eden, ¿puedes callarte?".

El chico obedeció. No porque no estuviera preocupado por su hermana, sino porque, dada la personalidad de esta, sabía que no era bueno molestarla más.

Pronto llegaron a casa. En cuanto salieron del auto, un fuerte grito resonó en todo el patio.

"¡Claire! ¿Qué te ha pasado?", Lucía miró a su hija conmocionada. No podía creer lo que estaba viendo.

"Mamá...", Claire observó a su madre, avergonzada. Se puso una mano en la cintura y se cubrió la cara con la otra. "Entremos primero. Esto es muy vergonzoso", dijo.

"Muy bien, entremos a la casa. Vamos". La mujer ayudó a su hija a entrar y le dijo: "Gina, llama al doctor Song y luego al señor Dillon. Pídeles que vengan lo antes posible".

"Sí, señora Lucía", la criada recibió sus órdenes y se fue.

Los demás también se fueron, dejando a Lily y Eden en el patio. Lily no sentía la necesidad de explicar nada, mientras que Eden tenía una expresión tan indiferente como de costumbre.

Después de mirarse mutuamente, el chico se dio la vuelta y se alejó sin decir una palabra.

Ella sonrió mientras lo veía alejarse. Aunque él no había hecho nada para lastimarla en su vida anterior, eso no significaba necesariamente que fuera una buena persona.

Con este pensamiento en mente, entró en la casa. Consideró necesario mostrarse preocupada por Claire, incluso si era solo para aparentar, así que fue a su habitación.

Justo cuando estaba a punto de entrar, escuchó a madre e hija hablando.

"Esa perra debe tener algo que ver con esto". Lucía, quien estaba limpiando la herida en el rostro de su hija, preguntó con voz entrecortada: "Si no, ¿cómo es posible que haya aparecido tan oportunamente? ¿De verdad crees que es una chica tan amable?".

"Mamá, ¡no hagas fuerza!", se quejó Claire dolorida. Luego, recordando todos los incidentes que sucedieron durante el día, dijo: "Ahora entiendo. No me extraña que estuviera tratando de quedar bien conmigo todo el día...".

"Yo no tengo nada que ver con eso", Lily entró repentinamente para enfrentarlas, con lágrima

s en los ojos. "No tenía idea de que irías al bosque de bambú. Yo fui allí porque Yasmin y Sheena me lo pidieron. ¡No esperaba verte golpeada!".

"¿Por qué deberíamos creerte? ¿Quién sabe si eres parte de eso o no? Por lo que sabemos, podrías estar fingiendo ser inocente y haber planeado la paliza desde el principio", espetó Lucía en tono acusador.

"¡No lo hice!", Lily puso una mirada afligida, con los ojos llorosos. Parecía que rompería en llanto en cualquier momento.

De repente, se escucharon unos pasos apresurados. "¿Claire está herida?", se oyó la voz de Dillon. "¿Qué ha pasado?".

"¿Quieres saber qué pasó? ¡Tu hija fue golpeada por esa perra!", espetó la mujer, furiosa.

El hombre se volvió para mirar a Lily y dijo: "¿Es cierto? ¿Cómo pudiste? ¡Claire es tu hermana!".

Lily quería burlarse de todos ellos, pero mantuvo la expresión de dolor en su rostro. Parpadeó y las lágrimas empezaron a caer de sus ojos. "¡No tengo nada que ver con esto! ¿Por qué nadie me cree? ¿Tú también me acusas, papá? ¿De verdad? ¿Cómo crees en lo primero que te dicen?".

"¿Cómo te atreves a decir que no?", Lucía no se rindió. Le contó todo a Dillon. Por supuesto, la mayor parte de su historia fue inventada, ya que era su propia versión.

"Lucía, si no me crees, puedes preguntarles a Yasmin y Sheena", resopló Lily. Luego, con los ojos rojos, miró a su media hermana y le preguntó: "¿Por qué fuiste al bosque de bambú? ¿Acaso me dijiste que irías allí?".

Dentro de sí, Claire admitió que esa pregunta era realmente desconcertante. En ningún momento le había dicho a su hermana que iría al bosque de bambú; solo Yasmin y Sheena lo sabían. Además, las tres chicas que la golpearon eran seguidoras de estas dos.

De repente, recordó que Lily y ella habían intercambiado sus atuendos. ¡Había ido al bosque con la ropa de su hermana!

Por su expresión, cualquiera podía darse cuenta en ese momento de que finalmente había entendido lo que sucedió. Dillon miró a Lucía con disgusto y soltó: "No hables si no sabes lo que realmente pasó. ¿Cómo podría Lily haber hecho tal cosa?".

"¿Por qué no? ¿Acaso es imposible? Ella...".

"¡Mamá!", Claire interrumpió a su madre. "Ya no sigas. Por favor, ve si el doctor Song está aquí. Estoy muy adolorida".

"¡Gina! ¡Llama al doctor Song de nuevo!", gritó la mujer a todo pulmón. Luego, se puso de pie. "Probablemente sea mejor si llamo yo misma".

La habitación se quedó en silencio después de que se fue. Dillon le preguntó a su hija por las heridas, pero esta, aún impaciente, simplemente dio respuestas rápidas, casi distraída. Estaba ensimismada, pensando en todo lo que sucedió ese día. Se molestó cuando vio que su media hermana todavía estaba allí, así que le indicó que se fuera con un gesto de la mano.

Lily se contentó por eso y aprovechó la oportunidad para regresar a su habitación. Solo una tonta

se quedaría más tiempo.

Al día siguiente, Claire no quería que nadie la viera herida, pero aun así fue a la escuela debido a los exámenes. Llevaba una máscara para cubrir los moretones de su rostro y sus ojos.

Tan pronto como terminó su primera prueba, confrontó a Sheena y Yasmin en una esquina de la escuela.

Yasmin, que era relativamente más descuidada, no vio nada diferente en ella. "¿Por qué no fuiste ayer al bosque de bambú? Íbamos a invitarte a ver un buen espectáculo, pero nunca apareciste", le dijo.

"¡Vaya! ¿Qué te pasó?", fue Sheena quien reconoció las cicatrices y los moretones en el rostro de la chica.

"¿Que qué me pasó? ¡Todo esto es gracias a ustedes!", Claire las miró con furia y golpeó a cada una en la cabeza, con la esperanza de hacerlas darse cuenta de lo que pasó.

"Oye, ¡detente! ¿Qué está pasando?", gritó Yasmin, mientras se cubría la cabeza con las manos.

Sheena hizo lo mismo y dijo: "¿Por qué nos pegaste?".

"¿Acaso no tengo una razón para hacerlo?", dijo Claire. Luego levantó la voz y continuó: "¿No les preguntaron a sus seguidoras lo que me hicieron? ¿Por qué no comprobaron quién estaba bajo la tela antes de empezar a patear?".

"¿Qué?". En ese momento, Sheena y Yasmin entendieron. Sus bocas se abrieron al darse cuenta de su error.

"¿Qué? ¿Cómo pudo pasar esto?", Yasmin estaba confundida.

"Esto es su culpa. ¿Eran ciegas sus estúpidas seguidoras?". Claire les contó todo lo que pasó y luego preguntó: "¿Dónde estaban ayer? Grité con mucha fuerza. Deberían haber reconocido mi voz, pero nunca aparecieron".

Las dos chicas estaban avergonzadas. Se miraron la una a la otra y luego Yasmin dijo: "¡No esperábamos que aparecieras con la ropa de Lily! Pensamos que tal vez estabas ocupada y no podrías ir, así que nos fuimos antes de que todo terminara".

Mientras hablaba, bajaba la voz cada vez más, claramente avergonzada de lo que había hecho.

"¡Idiotas!", espetó Claire. Quería patearlas, pero como le dolía todo el cuerpo, solo podía gritarles.

"Lo siento, Claire. No esperábamos que esto sucediera". "Si estás muy enojada, puedes lastimarnos y golpearnos de la misma manera", agregó Sheena.

Claire la fulminó con la mirada. "¡Si no estuviera adolorida, ya lo habría hecho!".

"Lo sentimos mucho. Nos aseguraremos de que Lily pague por esto. ¡No te preocupes, la atraparemos la próxima vez!", prometió Yasmin.

"No habrá 'próxima vez' para ustedes dos. No necesito su estúpida ayuda", Claire las miró con ira. Esto definitivamente era culpa de Lily, así que juró que esta sentiría dolor, mucho más de lo que ella había sufrido. ¡No podía dejar pasar esto!

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir