ManoBook > Romances > Atados Por El Destino

   Capítulo 7 Salvando a Lily

Atados Por El Destino Por T. CAMERINO Palabras: 11488

Actualizado: 2020-03-06 00:16


Eric pateó el taburete manchado de sangre que acababa de dejar caer al suelo, y luego estiró perezosamente la cintura antes de mirar a Lily. Había un indicio de insatisfacción en sus ojos negros cuando gruñó: "Eres muy ruidosa".

"Yo, yo... Tú...". Lily seguía en estado de shock y le miró con los ojos de par en par. No dijo nada pero se preguntó: ¿Quién no gritaría en alto cuando alguien intentaba violarla?

Eric la miró rápidamente. Después, mostrándose totalmente desinteresado, bostezó y caminó hacia la parte atrás del aula.

La chica seguía sin saber qué decir. No sabía si debía estar agradecida o enojada con este joven que, según él, simplemente la salvó porque le habían interrumpido el sueño.

"Detente... ¡Detente!". Víctor comenzó a levantarse lentamente, agarrándose la cabeza mientras lo hacía. Señalando a Eric, espetó: "¿Cómo te atreves a atacar a un profesor?".

El chico se volvió hacia él y respondió: "Hacían mucho ruido, y no me dejaban dormir bien".

Al oír esto, el otro se enojó mucho, y no estaba dispuesto a dejarlo pasar. No solo había perdido su oportunidad con Lily, sino que el dolor en la parte posterior de su cabeza hacía que se le dificultara respirar.

Incluso decidió que ellos dos no podrían seguir yendo a la escuela, ya que eran como bombas de tiempo y era mejor deshacerse de ellos ahora.

Decidido, soltó: "Tú, tienes falta de respeto hacia tu profesor, además de que te niegas a reconocer tus malas acciones. ¡Qué arrogante eres!".

Luego se volvió para mirar a Lily y continuó: "Y tú te opusiste a mí, ¡tu tutor de clase! Como te negaste a cooperar, ¡ven conmigo a la oficina del director de inmediato! ¡Ambos! ¡Vengan los dos conmigo!".

"Vaya usted si quiere. Yo solo quiero dormir", comentó Eric somnoliento. Era evidente que no se tomaba a Víctor en serio.

"¿Dices que no?", este último alzó una ceja. "Si no quieres venir, serás expulsado de inmediato. No me provoques. Tengo suficiente autoridad para hacerlo".

Lily temblaba. Ella sabía que Víctor tenía algo de poder en la escuela y si elegía ejercerlo tendrían muchos problemas. Sin embargo, si iban a su oficina, aún podrían tener una oportunidad de defenderse. Después de todo, aunque fuera el tutor de clase, no era tan influyente como para hacer lo que quisiera.

"Está bien. Iremos con usted", dijo con voz temblorosa, apretando la ropa rota cerca de su pecho.

Miró a Eric, quien tenía el ceño fruncido y parecía obstinadamente reacio a seguirla. Esto la puso ansiosa, pero le guiñó un ojo.

El chico quiso negarse, ya que no le importaba en absoluto si lo expulsaban, pero cuando vio el gesto de Lily, asintió.

Víctor resopló cuando ambos accedieron. Se inclinó para recoger el taburete ensangrentado antes de salir del aula.

Lily caminó hacia Eric, le dio un codazo en el brazo y le susurró: "Vamos".

La razón por la que se había sorprendiendo al verlo era porque era el primo de Frank.

Sin embargo, no sabía mucho sobre él; solo tenía recuerdos borrosos. En su vida anterior, había estado casada con Frank durante varios años y vivía con su familia. Pero, durante todo ese tiempo, nunca vio a Eric en persona.

Cuando entraron en la oficina, se sintió aliviada al ver que había alguien más que el director allí.

Conocía al hombre. Era uno de los pequeños accionistas de la escuela, y lo había visto en el periódico cuando publicaban artículos para la publicidad de la misma. Lily pensó que, como accionista, este hombre podría juzgar justamente.

"Un momento. ¿Qué está pasando?", sorprendido, el director se puso de pie al verlos entrar. "Señor Liu, ¿por qué le sangra la cabeza?".

"Señor, los estudiantes son cada vez más difíciles de manejar", suspiró este, señalando a Lily y Eric. "¡Mírelos, una estudiante de noveno grado y uno de duodécimo! ¿Cómo pudieron hacer cosas tan vergonzosas en nuestras aulas? Traté de detenerlos, ¡pero me golpearon la cabeza con un taburete!".

Le entregó el taburete al director.

"No puede ser".

"Señor, soy un profesor respetado aquí. ¿Cree que tengo alguna razón para mentir?", Víctor caminó de un lado a otro, luciendo muy angustiado. "En cualquier caso, ella sigue siendo mi alumna. Lamento lo que le sucedió, y estaría dispuesto a asumir parte de la responsabilidad".

"¡No esperaba que todavía hubiera estudiantes que se atrevieran a desafiar las reglas de la escuela! Pensé que éramos lo suficientemente estrictos", el director frunció el ceño.

Lily se sintió disgustada con cada palabra que salió de la boca de Víctor. Solo el director y él hablaban, mientras el accionista permanecía en silencio.

Miró a Eric, quien no parecía sorprendido y se mostraba indiferente ante las mentiras del tutor. Esto la confundió. Era como si este chico no tuviera la intención de defenderse y se viera a sí mismo como alguien ajeno a la situación.

Se había equivocado. No estaban juntos en este problema, y sentía que ya no podía contar con él. Después de respirar hondo, decidió intentar defenderse por su cuenta. Lily creía que, aunque vivía en una sociedad donde las relaciones influyentes de la gente podían decidir muchas cosas, pero las leyes aún estaban para prevalecerlos.

"No, no es así", soltó, con cautela. Bajó la cabeza y se cubrió el pecho con su ropa rota. "Señor director, no es así. Nosotros no hicimos nada. Era...".

"¿No hicieron nada?". Al ver que Lily comenzaba a exponer su caso, Víctor la interrumpió: "¿Estás diciendo que mentí? ¡Llevó 20 años enseñando en este colegio y nunca había visto a una mentirosa tan persistente!".

"Director...", Lily levantó la cabeza y miró al director con lágrimas en los ojos. "Él está mintiendo. Este supuesto profesor está mintiendo. Fue él. ¡Él intentó violarme!

".

"Lily, ¿puedes detener esta tontería? No esperaba que fueras tan molesta. No solo hiciste trampa en tus exámenes, ¡sino que ahora también estás tratando de incriminar a tu profesor! ¡Qué mala persona eres!", gritó el tutor exasperado.

"¡No lo hice! ¡No hice trampa!", Lily empezó a llorar. Entre sollozos, agregó: "No hice trampa y nunca lo incriminaría. Pero usted trató de violarme. ¡Lo hizo! Y si no... Si no fuera por Eric, ¡habría tenido éxito! Él me salvó".

Dejó que sus palabras fluyeran, pero se dio cuenta de que, después de todo, el accionista decidió permanecer en silencio. Su ansiedad estaba aumentando, además del miedo y del disgusto que ya sentía.

"¡Claro que sí, Lily! ¡Por supuesto que lo hiciste! ¡No esperaba que fueras tan tramposa!", Víctor obviamente estaba sobreactuando. Miró a Eric, quien había estado en silencio todo este tiempo, y, señalando la herida en su cabeza, preguntó: "Dime, muchacho, ¿me pegaste?".

El rostro del joven se llenó de disgusto por un momento, pero rápidamente recuperó su indiferencia. "Sí", asintió.

"¿Ocurrió en el aula que estabas?", continuó el hombre.

"Sí", Eric asintió de nuevo.

"Ahí está", Víctor se volvió ahora hacia el director y el accionista. "¿Lo ven? Ahí está la verdad. Los encontré haciendo cosas indebidas en el aula siete del duodécimo grado. Traté de detenerlos, pero me golpearon".

"Entonces, ¿cómo planea castigarlos?", decidió preguntar Vivian Huang, el accionista que hasta ese momento había estado en silencio.

Víctor se sintió aliviado al oír la pregunta. Sonriendo servilmente, respondió. "Señor Huang, por supuesto, los estudiantes con un grado tan alto de corrupción moral deben ser expulsados de la escuela para que nunca puedan influir en los demás. Eso sirve de ejemplo para el resto de los alumnos".

Lily sintió su corazón hundirse, ya que, al parecer, el accionista estaba del lado de Víctor.

También se sintió un poco culpable por Eric, porque, después de todo, él se involucró en la situación porque trató de salvarla.

"Lily...". Ella se despertó bruscamente de su ensimismamiento cuando el accionista le habló: "¿Tienes alguna evidencia que demuestre que lo que estás diciendo es cierto?".

¿Evidencia? Lily asintió de buena gana y dijo: "¡Sí! ¡Tengo pruebas!".

Buscó rápidamente su teléfono en su mochila. Casi se había olvidado de que, por precaución, había hecho algo antes de seguir al profesor al aula.

Todos se sorprendieron cuando sacó su celular. Víctor adoptó una expresión oscura en su cara. Incluso Eric pareció sorprendido.

Luego ella reprodujo la grabación de audio y la conversación sonó fuerte y clara. Todos podían escuchar la voz de Víctor, murmurando sus obscenidades y sus avances indecentes.

Cuanto más escuchaban, más densa se hacía la tensión en el aire. Lily observó el semblante de Vivian Huang, buscando algo de esperanza en él, pero, para su decepción, no vio nada.

Cuando la grabación dejó de sonar, Víctor estaba sin habla. Estaba asombrado de que la chica hubiera hecho algo así y la miraba con mucho resentimiento.

"También había escuchado algunos rumores sobre ti", comentó Vivian Huang. "También creo que tú, Lily, eres una buena estudiante, pero en cuanto a las altas calificaciones que has conseguido de un día para otro...".

La joven no comprendía qué pasaba por la mente del accionista, ya que no comentó nada sobre la grabación. En cambio, mencionó los resultados de los exámenes de forma inesperada. Aun así, respondió con seguridad: "Si aún no puede creerme, puede ponerme a prueba usted mismo".

El señor Huang sonrió, con admiración en sus ojos. "Bueno, mañana temprano te pondré a prueba yo mismo".

Ella sintió una sensación de alivio, pero al igual que el director y Víctor, estaba atónita por lo que acababa de suceder. Solo Eric la miró de reojo.

"Director, recuerdo que la escuela necesita un administrador para la biblioteca. ¿Qué tal si...?", Vivian se volvió hacia el director; el significado de sus palabras estaba claro.

"Señor Huang", el director lo miró, avergonzado. Llevaba muchos años en su cargo. Aunque el otro no pidió nada directamente, él sabía lo que quería decir. "Víctor es el sobrino del Señor Liu que también es accionista de nuestra escuela. Creo que primero deberíamos hablar con él".

"Después de todo esto, ¿de verdad cree que todavía necesitamos tener una discusión?", Vivian miró al director con tristeza. "Mencioné el puesto en la biblioteca por el bien del señor Liu. ¡Si no estuviera pensando en él, este hombre ya habría sido despedido!".

"Esto... Esto es...", el director estaba en un dilema. No podía permitirse ofender a ninguno de los accionistas de la escuela.

"Si no está de acuerdo, lo discutiré con el Señor Xie y notificaré a todos los accionistas para programar una reunión. Creo que ellos podrán decidir entonces", le dijo Vivian a Víctor.

"Estoy de acuerdo con su decisión", respondió este último, asintiendo repetidamente con la cabeza. Todo el mundo sabía que el Señor Xie era el mayor accionista de toda la escuela y era riguroso en su trabajo. Nunca protegía a nadie, ni se ponía del lado de nadie por nepotismo. Si él llegaba a enterarse de lo que acababa de pasar, las consecuencias serían aún más graves.

"Director, ya tengo que irme. Haga lo que necesite hacer", Vivian se puso de pie para salir de la oficina. Cuando pasó junto a Lily, sonrió y dijo: "Volveré mañana para tu examen. A las nueve de la mañana. No llegues tarde". Dicho eso, se fue.

Lily no esperaba que sus problemas se resolvieran de esta manera. Ni Eric ni ella habían sido expulsados, y aunque Víctor simplemente sería transferido de cargo, ¡todavía era un castigo considerable por lo que hizo!

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir