ManoBook > Romances > Atados Por El Destino

   Capítulo 10 El reencuentro en el banquete

Atados Por El Destino Por T. CAMERINO Palabras: 10332

Actualizado: 2020-03-07 00:15


El jardín trasero estaba más tranquilo, así que Lily se sentó en un taburete de piedra y sintió que la suave brisa acariciaba su cabeza. La fragancia familiar de las flores perfumaba el aire, y notó que había muchas rosas color púrpura, las favoritas de Jade, la madre de Frank.

Incluso recordó una vez, cuando ya era esposa de Frank, accidentalmente dejó caer dos de estas flores y Jade la regañó.

"Señor Eric, la fiesta está a punto de comenzar y su abuelo espera que esté allí", una voz interrumpió el momento de paz de la chica.

Se volteó para ver de quién se trataba y vio a un sirviente inclinándose respetuosamente ante otro hombre que estaba tendido en la hierba. Inmediatamente supo que era Eric, ya que la familia Gu solo tenía dos hijos, uno era Frank y el otro al parecer estaba allí frente a ella.

Los dos hermanos no eran muy unidos y, a diferencia del mayor, Eric rara vez participaba en actividades familiares. Por eso pocas personas lo conocían.

"¿Has visto lo suficiente?".

"Oye...", Lily hizo una pausa para calmarse y vio que el joven se había enderezado, "Qué coincidencia", dijo ella.

"Sí, qué gran coincidencia verme en una fiesta de la familia Gu", respondió Eric y sonrió de un modo juguetón a través de sus ojos negros.

La chica escuchó estas palabras y se sintió estúpidamente avergonzada, ¡Por supuesto, esta era su casa! ¡Encontrarlo aquí no era una coincidencia en absoluto!

"¿Dejaste el cerebro en tu casa otra vez?", preguntó el joven.

"Tú...", ella se enojó muchísimo por su comentario innecesario. ¿No podía dejar de ser tan borde? Es cierto que la salvó en más de una ocasión, pero ¿tenía que llamarla "estúpida" siempre?.

"Ja, ja", Este bajó la cabeza con una felicidad inexplicable. Solo se habían encontrado tres veces, pero cuando la veía incapaz de hablar, consideraba que sus ojos y su rostro ruborizado eran muy lindos.

"Eric", dijo Lily rotundamente, "olvidaré tus palabras porque estoy agradecida de que me hayas salvado, pero si sigues comportándote así, recibirás el mismo trato de mi parte".

"Está bien", respondió el chico mientras su sonrisa se desvanecía. Se dio la vuelta para marcharse y dijo, "Con ese coeficiente intelectual ni siquiera diez como tú pueden competir contra mí".

Lily respiró hondo y no contestó.

Se recompuso y decidió que le iba a devolver la grosería cada vez que se encontraran de ahora en adelante.

Su estado anímico había cambiado, así que se puso de pie y regresó al salón de banquetes.

Justo antes de unirse a la multitud, Claire la sujetó del brazo y dijo, "¡Lily! ¿Dónde has estado? La fiesta está a punto de comenzar y papá te ha estado buscando en todas partes".

Lily apartó su mano y respondió, "Lo sé".

Luego pasó junto a su hermana y se dirigió hacia Dillon, que estaba con Lucia y Eden.

Claire apretó los dientes y la siguió.

La fiesta comenzó oficialmente antes de llegar a su padre, y vieron aparecer primero a Simon Gu seguido por Frank.

"¡Muchas gracias a todos por venir a la fiesta de cumpleaños de mi hijo!", el anfitrión inició su discurso y Frank permaneció a su lado con una brillante sonrisa en el rostro.

El ambiente era festivo, pero Lily sintió que la cólera la dominaba cuando vio a aquel hombre. Cerró las manos en un puño, sus ojos se hicieron más pequeños y tenía ganas de fulminarlo.

De alguna manera, Frank sintió su mirada abrasadora y sus ojos se encontraron con los de ella.

Esto tomó a la chica por sorpresa, de modo que trató de actuar con normalidad y sonrió.

El hombre vio que la muchacha estaba encantada, y le devolvió la sonrisa porque pensó que era otra de sus admiradoras.

Simon terminó pronto su discurso y los invitados comenzaron a hablar nuevamente entre ellos. Claramente no era una fiesta de cumpleaños cualquiera, sino también una especie de reunión de negocios envuelta en la celebración de hoy.

El anfitrión intercambió algunas bromas entre la multitud, luego se llevó a su hijo aparte y le susurró, "Escucha, la chica que viste ahora es la señorita Lily, de la familia Qiao. Será mejor que hagas todo lo posible por conversar con ella".

"¿Lily? ¿De la familia Qiao?", respondió Frank con el ceño fruncido, "¿No es ella la hija de una amante?"

"No. Eso es solo un rumor", respondió su padre, "Ella es la hija legítima de esa familia. Escuché que a su padre no le agrada, pero su abuelo, el cabeza de la familia Qiao la quiere mucho y pronto heredará una gran parte de las propiedades familiares".

El joven asintió, preparado para formular un plan en su mente.

Lily vio que Frank se acercaba, por lo que trató de disimular su desagrado e hizo todo lo posible por recibirlo con una sonrisa.

"Señorita... Lily, ¿verdad? Me preguntaba si podía tener el honor de ser su pareja en el primer baile", el hombre estiró su mano como un caballero.

Ella fingió estar halagada, bajó la cabeza, se sonrojó levemente y sonrió con timidez, "Me temo que no soy muy buena en el baile", respondió, "Podría pisarle los pies".

"No se preocupe por eso. Déjame guiarle", dijo con calidez. Y pensó que no era más que una chica inocente que no podía evitar son

rojarse cuando un hombre le hablaba así.

"Bueno, no estoy muy segura... ¿Qué pasa si le lastimo en serio?", preguntó la joven genuinamente preocupada.

En ese momento, Claire apareció de la nada, "Si no le importa, señor Frank, ya que mi hermana es tan tímida, permítame bailar con usted".

'Qué forma de llamar la atención', pensó Lily. Siempre sucede lo mismo.

"Oh. No me importa, por supuesto, pero...", el hombre miró a Claire con cuidado de no ofenderla, sonrió y repuso, "Me encantaría bailar primero con la señorita Lily".

"Me parece bien", dijo Claire, y agregó con una sonrisa, "En cualquier caso, ¿usted concedería mi petición y me complacería con su segundo baile?".

"Por supuesto. Será un placer".

"Lo esperaré entonces".

El hombre volvió a extender su mano hacia la chica, "Señorita Lily, ¿bailará conmigo? Sería un honor... y lo consideraré un regalo de cumpleaños".

"Por supuesto", ella asintió tímidamente, tomó su mano y dijo, "Realmente no sé bailar, no era modestia de mi parte. Por favor, tenga cuidado conmigo".

"Por supuesto. Solo deje que la guíe", Frank condujo de la mano a la joven hacia la pista de baile.

Claire observó la escena y apretó los dientes.

En la pista de baile, Lily mantuvo la cabeza gacha para seguir el ritmo que su compañero había marcado, y consiguió no pisarle los pies.

"Siempre mantiene la vista al suelo. ¿Está buscando un tesoro ahí o algo así?", le susurró al oído.

"No, yo... solo estoy mirando mis pies para tener cuidado. No quiero pisarle", la chica dio un paso atrás sin ningún esfuerzo y miró hacia arriba por un momento.

"No se preocupe. Es usted tan pequeña que probablemente no lo sentiría", dijo Frank en broma.

Ella se sonrojó ante sus palabras, pero en su interior no pudo reprimir su disgusto. Si ya tuviera la capacidad de aplastarlo ahora, no habría baile.

La música terminó y Lily se sintió aliviada, porque pudo liberar sus manos y alejarse de la pista.

El hombre sonrió pensando que actuaba así por timidez, así que la acompañó hasta que estuvo fuera de ahí.

En seguida Claire se acercó y, como Frank era un hombre de palabra, le tomó las manos y la llevó a bailar.

Lily aprovechó que los dos estaban ocupados bailando para ir de prisa al baño. Se lavó las manos y las frotó varias veces con un desinfectante como si el hombre estuviera infectado con algún tipo de bacteria y ella se pudiera contagiar.

"Es obvio que no te gustó. ¿Por qué bailaste con él entonces?".

La chica se asustó mucho cuando escuchó esa voz repentina, y se sorprendió al ver que era Eric. Se sintió algo aliviada y frunció el ceño, "¡No me asustes así!".

Este estaba fijando su mirada en la chica que parecía una princesa con su vestido. Se apoyó perezosamente contra el marco de la puerta y le dijo, "Casi te arrancas la piel".

Ella lo ignoró y continuó lavándose las manos. Luego, se dio la vuelta y se dirigió hacia el pasillo, pues aprendió por experiencias anteriores que no tenía sentido hablar con él porque solo la molestaría.

Al joven no le enojó su gesto y la siguió.

Lo curioso es que nunca tuvo planes de asistir a la fiesta de esta noche, pero cuando la vio, se sintió obligado a estar con ella.

Cuando Lily regresó al salón vio que su padre se estaba divirtiendo con Eden a su lado. Los dos estaban conversaban con los invitados y otras personas poderosas en el círculo empresarial. Así que ella encontró un rincón tranquilo para sentarse.

Eric hizo lo mismo y tomó la silla junto a ella.

"Si no te gusta bailar con él, ¿por qué no te negaste?", preguntó el chico apoyado contra la silla con un aire soñoliento.

Un pensamiento sospechoso cruzó por la mente de la joven y respondió, "¿Cómo supiste que no me gustó?".

"Te vi con mis propios ojos", respondió Eric.

"No sabes nada y no creas que me conoces", Lily lo fulminó con la mirada.

"No quería meterme en tus asuntos, pero como cada vez me sorprendes más con tu estupidez...".

"Realmente eres..", una vez más trató de responder, pero él la interrumpió. "Si no querías bailar, podías simplemente haberte negado. Es muy sencillo, ¿no crees? ¿O no llegas a comprenderlo?".

"No sabes nada. No me digas cómo hacer las cosas porque no sabes nada de mí ¿de acuerdo?", estaba enojada de verdad y no pudo contenerse más, "Si me gustó el baile o no depende de mí y no es de tu incumbencia".

Eric no respondió, pero era evidente que ya no estaba somnoliento y no actuaba de un modo perezoso, sino que dirigió sus profundos ojos negros a Lily para tratar de descifrarla.

Se había quedado perplejo cuando vio a Frank invitarla. Pudo apreciar claramente que a ella no le gustó la propuesta del hombre. De hecho vio que quería resistirse, pero aun así bailó con él.

Lily comenzó a sentirse incómoda con la mirada del chico, tomó un sorbo de jugo y se dispuso a irse, pero vio que Claire se dirigía hacia ellos, "Oye, Lily", la saludó.

Todo lo que ella deseaba era dejarlos allí, sin embargo debía salvar las apariencias y actuar con tanta gracia y cordialidad como pudiera. ¿Por qué Claire no podía simplemente pedirle a Frank que bailara un poco más?.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir