ManoBook > Romances > Atados Por El Destino

   Capítulo 13 El matrimonio entre las familias Gu y Qiao

Atados Por El Destino Por T. CAMERINO Palabras: 10742

Actualizado: 2020-03-08 00:16


Era tarde en la noche y había una atmósfera lúgubre en la sala de estar de la familia Qiao.

"¿Cómo pasó esto?", Dillon le preguntó enojado a Claire, quien sollozaba mientras Lucía la abrazaba.

La noticia estaba por todos los medios; todas las élites y la alta sociedad sabían que la joven hija de la familia Qiao había dormido en la misma cama que el hijo mayor de la familia Gu.

"Yo... No tengo idea de lo que pasó", exclamó Claire entre lágrimas. Mantenía la cabeza gacha y no se atrevía a mirar a su padre.

Este, molesto, golpeó la mesa del centro con mucha fuerza, produciendo un ruido sordo. Las copas chocaron entre sí, acentuando la ira en su voz cuando espetó: "¿Que no tienes idea? ¿No tienes ni idea de cómo terminaste en la misma cama con Frank?".

"No, yo... Realmente no lo sé. ¡Oh, madre!", La chica comenzó a llorar aún con más fuerza, asustada por la ira de su padre, siguió aferrándose a los brazos de Lucía.

"Dillon, por favor, cálmate", dijo esta última, mientras frotaba la espalda de su hija. "Debe haber algún tipo de explicación. ¿Cómo puedes creer que Claire hizo esto? ¡Tu hija es demasiado joven!".

"¿La estás defendiendo?", El hombre miró a su esposa. Luego señaló a Claire con los dedos temblorosos y soltó: "¡Todo es tu culpa! Ahora la reputación de la familia Qiao se irá por el desagüe debido a este escándalo. ¿Qué dirá la gente? ¿Qué pensarán?".

Lucía también se estaba poniendo furiosa. "¡Reputación! ¡Siempre se trata de reputación para ti! ¡Todo es sobre la imagen de la familia! ¿Por qué no piensas en Claire, por una vez? ¡Ella es solo una niña! ¿Cómo esperas que se enfrente a estas cosas?".

"¡Oh, no, no! No me culpes de esto, Lucía. ¿Qué hay de ti? ¿Acaso la has guiado bien? ¡Quiero decir, mírate! ¿Qué ha aprendido realmente de ti?".

"¿Cómo te atreves a culparme por esto? Cuando yo estaba en el hospital dando a luz a Eden, ¿dónde estabas tú? Cuando estaba sufriendo de dolor debido al parto mientras daba a luz a Claire, ¿dónde estabas? ¿Y te atreves a culparme por lo que acaba de pasar? Pregúntate, ¿realmente te has preocupado por estos dos niños todo este tiempo? Todos los años que hemos pasado juntos, ¿qué les has enseñado? ¿Qué has hecho realmente por ellos, Dillon?".

Mientras ellos se peleaban y se gritaban, incluso los sirvientes se asustaron y no se atrevían a interrumpir.

Lily solo miraba con miedo, mientras que Eden se puso de pie con el ceño fruncido, deseando que todo terminara.

"Ya te he compensado por todo lo que no he hecho. Ahora estamos juntos", comentó el hombre, suavizando la voz. "Pero esto es diferente. Esto es muy preocupante. Es tan malo que ni siquiera sé si nuestra familia podrá recuperarse".

"Padre. Lucía...", intervino Lily. "Por favor, dejen de pelear, no ayuda. ¿Podemos simplemente hablar sobre cómo podemos superar esto?".

"Eso es fácil de decir para ti, ya que esto no te concierne. ¿Acaso sabrías cómo solucionar esto?", espetó la mujer, mirando a Lily fijamente.

"Lucía", dijo la joven mientras se retiraba, fingiendo empatía. "Yo... Solo pensé que sería mejor si ambos se calmaran. Podemos pensar mejor de esa manera. No quise entrometerme".

"Baja la voz y no la asustes", le espetó Dillon a su esposa.

"¿Asustarla? ¿En serio? ¿Cómo podría asustarla?", respondió ella. "Dillon, está claro que en esta casa prefieres a Lily. ¡Nunca has tratado a Eden y Claire como tus hijos!".

"¿Cómo puedes decir eso? ¡Los trato a todos por igual!".

"Apenas le dije una tontería y tú saliste en su defensa. ¿Cómo es eso justo?".

"Yo...".

Cuando estaban a punto de empezar a pelearse de nuevo, sonó el teléfono. Dillon se acercó y respondió.

Lucía le lanzó a Lily una mirada venenosa cuando él se fue.

Sin embargo, a la chica no le importó, ya que estaba más interesada en observar a su padre, quien ahora hablaba con una expresión muy seria en el rostro. Aunque no podía escuchar su conversación, era obvio que se trataba de algo desfavorable.

Después de colgar, Dillon volvió a mirar a su esposa y le dijo: "Era Simon".

"¿Qué dijo?". Todos estaban a la expectativa. Incluso Claire, quien había estado llorando todo ese tiempo, se detuvo a escuchar.

"Quiere que se casen y que admitan que han estado saliendo", explicó el hombre con una cara triste.

Lucía en realidad se alegró mucho por la noticia, pero trató de no hacerlo demasiado obvio. Miró a su hija con una mirada dudosa y luego le dijo a su esposo:

"Pero... Pero ella todavía es muy joven. No creo que casarse con Frank sea lo mejor para ella en este momento".

"Pero si no lo hacemos, los rumores serán implacables. Los medios no se detendrán", respondió el otro. "La familia Gu dará una conferencia de prensa y anunciará el matrimonio. Y en dos años, Frank y Claire podrán prometerse".

Lucía frunció los labios para que pareciera que la situación le disgustaba, pero en el fondo estaba encantada.

Claire, por su parte, quien no había dicho nada sobre el tema hasta ahora, sintió la necesidad de hablar. "¡Eso es demasiado pronto!".

"Esto es tu culpa. Tienes que vivir con las consecuencias de tus acciones", replicó el padre.

Lily no se sorprendió con la noticia. En su vida anterior, cuando estuvo en la misma posición que su media hermana, el matrimonio también fue la solución propuesta por la familia Gu. Todo estaba sucediendo d

e la misma manera que antes. A diferencia de que, en esta vida, era Claire quien se casaría.

Sin embargo, ella sabía que Frank se había llevado una decepción.

Al día siguiente, un hombre llegó a la casa de la familia Qiao. Para su sorpresa, era el cabeza de familia, Joe Qiao.

"¡Abuelo!", Lily bajó corriendo las escaleras y se arrojó a sus brazos. "Abuelo, ¡te extrañé tanto!".

"Oh, Lily...", el anciano acarició el cabello de su nieta. "Yo también te extrañé".

"Gracias por venir a visitarnos, abuelo", comentó la joven, mientras las lágrimas brotaban de sus ojos. Se aferró a él y lo abrazó con más fuerza. De todos los miembros de la familia, era él a quien más amaba. Junto a su madre Tina, por supuesto.

Lucía y Claire, quienes no estaban contentas mientras presenciaban la escena, miraban a Lily con disgusto. Eden, por su parte, se mantuvo tranquilo, observando en silencio.

"Oye, ¿cómo puedes seguir abrazándome con tanto cariño ahora que estás tan grande? ¿No tienes miedo de que otros se rían de ti?".

Lily levantó la cabeza y sonrió. Tras secarse las lágrimas de los ojos, dijo infantilmente: "Incluso si tuviera ochenta años, te abrazaría de esta manera".

Joe se rio ante este comentario. "¡Cuando tú tengas ochenta años, yo seré un monstruo muy viejo!".

"No tendré miedo", dijo la chica, sentándose junto a él mientras lo agarraba del brazo.

"Bueno...", comenzó el anciano, sacudiendo la cabeza. Repentinamente, su semblante alegre adoptó una expresión muy sombría.

La seriedad en su rostro cambió la atmósfera, haciendo que todos se preocuparan al instante.

"No ha pasado mucho tiempo desde que ella se unió a nuestra familia", pronunció, mirando a Lucía. "Dime, ¿es esta la esposa virtuosa de la que tanto hablabas antes?", se volvió hacia Dillon.

"Papá, fue un accidente", respondió este, ignorando la pregunta del anciano. "Tiene que haber algún tipo de explicación. Claire no pudo haber hecho esto".

"Sí, suegro. Esto debe...", agregó Lucía.

"¡Silencio!", gritó Joe Qiao, interrumpiéndola. "¡Te dejé entrar a esta casa, pero nunca te he aceptado como mi nuera! ¡No tienes derecho a llamarme suegro! ¿Qué clase de madre dejaría que su hija se acostara con un hombre y arruinara la imagen de la familia?".

Claire estaba a punto de abrir la boca para decir algo, pero cuando Joe le lanzó una mirada severa, decidió quedarse callada y sentarse junto a su madre.

El anciano se volvió hacia su hijo y continuó con su reprimenda. "Agradece que tienes a Eden. Si tu madre no hubiera deseado tener un nieto antes de morir, ¡nunca te habría permitido divorciarte de Tina y casarte con esta mujer!", exclamó.

"Papá, por favor...", el hombre miró a su padre con ojos suplicantes. "Eso ya está en el pasado. Lo que dices no ayuda en nada".

"Entonces, ¿no puedo criticar tus elecciones?", preguntó el anciano. "Crees que este problema desaparecerá, que todo se calmará, pero te equivocas. ¿Tienes alguna forma de hacer que las cosas vuelvan a la normalidad? ¿Crees que aún podrás salir y enfrentarte al mundo después de este escándalo?".

"Papá, yo... No", Dillon se rindió.

"Abuelo, no te enojes", intervino Lily. "Todavía podemos ver el lado positivo de las cosas. Un matrimonio con la familia Gu es algo bueno. Ambas familias se beneficiarán de ello y, de hecho, Claire podría quedar como la heroína de la nuestra".

Ella sabía cómo conmover el corazón de su abuelo. Aunque era cierto que Joe estaba cegado por la ira, aun así podía ver las ventajas del matrimonio.

Mirando a Claire y Lucía con reproche, espetó: "Al menos Lily dice algo sensato. ¡Qué lástima que sea la única con una pizca de razón aquí!".

"Eden", volvió los ojos hacia su nieto. "Recuerda que eres el único heredero varón de la familia Qiao. Espero que te portes bien".

"Entiendo, abuelo. Claro que lo haré", respondió el joven.

Lucía ya había aceptado la manera injusta en que el anciano las trataba a ella y a Claire; sin embargo, no podía evitar sentir alegría al notar que Eden sí recibía un buen trato. Después de todo, él era el único heredero de la familia Qiao.

"¡Qué desgracia todo esto que está pasando!", suspiró Joe. "Me pregunto cómo estará Tina ahora".

Dillon se sintió avergonzado por esa repentina mención, y Lucía se sorprendió.

A Lily también le pareció inesperado el comentario. "Yo me pregunto lo mismo, abuelo", dijo.

A Lucía no le agradaba que Tina de repente fuera el foco de la conversación.

"¿Sabes dónde está ella?", le preguntó el anciano a su nieta.

Sorprendida, esta negó con la cabeza y respondió: "No, abuelo. No tengo idea".

"Ella debe haber sentido tanto dolor e ira que juró no volver a ver a nadie de la familia Qiao. Todo esto es culpa tuya", le dijo Joe a su hijo.

Este bajó la cabeza. No pudo decir nada en respuesta, ya que sabía que lo que su padre acababa de decir era cierto. Solo podía sentir lástima por Tina.

Joe Qiao terminó considerando su visita como algo sin sentido. Le desagradaban tanto Claire y Lucía, que incluso se negó a quedarse a cenar. Al final, pidió que alguien lo acompañara de regreso a su casa.

Lily quería que su abuelo se quedara más tiempo, pero él insistió en irse. En su vida anterior, él murió a causa de una enfermedad, así que le aconsejó que prestara más atención a su salud y menos a los asuntos familiares.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir