ManoBook > Romances > Atados Por El Destino

   Capítulo 16 Se convierte en una amante

Atados Por El Destino Por T. CAMERINO Palabras: 10969

Actualizado: 2020-03-09 00:15


Los ojos de Lily lucían vidriosos hasta que llegó a la escuela y Claire se sintió feliz de verla así durante todo el trayecto. Incluso, a pesar de no decir nada, su rostro reflejaba lo triunfante que se sentía en ese momento. Por otro lado estaba Eden, mas no le importaba nada en absoluto.

Lily salió del auto y se dirigió hacia su clase con el chico, pero antes de que ella pudiera entrar al aula, Becky tiró de ella, la miró con ansiedad y la llevó al baño de mujeres.

"Lily…", la amiga notó los ojos de la chica y de repente sintió un ápice de tristeza en su corazón. Miró su cabeza gacha por un momento y le preguntó, "¿Por qué lloras? ¿Ya sabías lo que pasó hoy?".

"¿Qué sucedió hoy? ¿A qué te refieres?", Lily preguntó inconscientemente y sintió una sensación de malestar en su interior.

"¿No lo sabes? Hay varios chismes sobre ti en nuestro foro escolar. No tienes idea de cuán duros fueron sus comentarios", Becky la miró con simpatía y habló con preocupación.

Sin embargo, la otra no entendió lo que ella quiso decir y frunció el ceño confundida.

Becky sacó su teléfono móvil, se conectó al foro de la escuela y se lo mostró a la chica, "Echa un vistazo".

Lily palideció de repente al ver el llamativo titular: «¡Una mujer le robó el prometido a su hermana y se convirtió en amante!».

Debajo aparecía una foto de ella y Frank juntos, perteneciente al día anterior cuando le rechazó, pero la persona que la tomó eligió cuidadosamente el ángulo, para que la imagen diera la impresión de que era una escena íntima.

Además, hubo más de diez fotos tomadas desde ángulos diferentes, mas todas coincidían en que el rostro de Lily no se distinguía claramente. La cámara solo captó sus vistas laterales.

En algunas de las fotos ella bajó ligeramente la cabeza, dándole matices de timidez.

"Ja, ja", Lily dejó escapar una risa sarcástica ya que no supo qué decir. ¡Había tantas personas en la escuela que estaban tan pendientes de la vida ajena en vez de ocuparse de sus propios asuntos!

"¿Cómo puedes tener aún deseos de reír?", Becky se sorprendió por la reacción de la joven. ¿Cómo podía tomárselo con calma y reír si estaba involucrada en una situación tan devastadora? "No sé qué sucedió, pero estoy segura de que lo inventaron. Eres demasiado amable para hacer tal cosa y creo en ti".

Lily le devolvió el teléfono y expresó, "¿Por qué no puedo reír? ¿Debería llorar o algo así? Intenté con todas mis fuerzas construir mi imagen, demostrar mi valía, y mira lo que sucedió. ¿Qué más crees que puedo hacer? Ni siquiera sé cómo reaccionar ante esta situación excepto por reírme".

"¡Al menos tenemos que pensar en una solución!", la amiga estaba preocupada por ella, así que trató de animarla y darle apoyo cuando más la necesitaba.

"¿Cuál es la solución? Quien tomó estas imágenes debe ser un experto en ángulos, porque dan la impresión de que yo tuviera una relación con ese hombre ya que parezco tímida, cuando en realidad estaba furiosa y trataba de rechazarlo en ese momento".

Lily estaba muy enojada y no pudo expresarse con claridad, "¿Cómo debo explicar esto? ¿Le digo a todos que las fotos son falsas, o que en ese instante le pedía a Frank que se alejara? El verdadero problema es si alguno de ellos se tomará el tiempo para analizar bien las imágenes y creerá en mis palabras. La respuesta es no, porque solo harán caso a lo que sus ojos vieron".

"No te preocupes, Lily. Calmémonos y pensemos en ello. No entres en pánico", la animó y le tomó las manos.

La chica estaba en un desastre total. No sabía cómo evitar que el pasado la persiguiera, ya que no importaba a dónde fuera o lo que hiciera, siempre caía en una profunda humillación.

Regresó para retomar su vida y borrar todo vestigio de su vida anterior. Sin embargo, no pudo predecir ni controlar los eventos que ocurrieron tras esas huellas.

"Becky, ¿puedes pedir por mí un permiso de ausencia a mi tutor?", dijo en voz baja después de pensar por unos momentos.

"¿Qué vas a hacer?", la amiga la miró nerviosa, con temor de que ella fuera a hacer algo malo.

Lily se dio cuenta y repuso, "No te preocupes, no haré nada estúpido", le dio unas palmaditas en la mano y luego las apartó lentamente de las suyas, "Solo quiero estar un rato a solas para pensar en lo que debo hacer después".

"Está bien, lo entiendo. Buena decisión", la otra suspiró aliviada.

"Gracias", Lily le dio unas suaves palmaditas en el hombro y se dio la vuelta. Realmente no estaba de humor para asistir a clases ahora.

"Lily…", Becky la detuvo, le dirigió una mirada alentadora y dijo con una cálida sonrisa, "Aún me tienes. No importa lo que hagas, ¡siempre te apoyaré!".

La chica escuchó estas palabras, se volteó y no pudo contener las lágrimas. Ahogó sus sollozos y no dijo una palabra. Se quedó muy sorprendida en ese momento al ver el rostro angelical de su buena amiga.

"¡Sí!", asintió con fuerza y se fue.

A medida que caminaba por el pasillo, sintió las miradas extrañas de las personas a su alrededor y escuchó pequeñas conversaciones que obviamente no eran un susurro, porque pudo oírlas claramente. Eran personas insensibles cuyas palabras laceraban su corazón.

Bastó un solo día para que la juzgaran y la consideraran una amante, como si nunca hubiera hecho algo bueno. Le resultó doloroso pensar cómo se reconocían los errores, en lugar de las cosas justas que alguien hace en su vida. Sabía que si este asunto no se resolvía de inmediato, le s

ería difícil quedarse en la escuela en el futuro.

No supo a dónde ir o dónde girar la cabeza, pero estaba segura de que no podía ceder a estos rumores y debía ser más fuerte que nunca para seguir adelante.

El entorno se hizo silencioso y todo le resultó más familiar. Sonrió con matices de burla y caminó hacia el lugar donde Eric la rescató la última vez.

No le importó dónde estaba, porque al menos aquí encontró tranquilidad y no podía escuchar los irritantes rumores de los demás.

Se sentó frente a un gran árbol, respiró hondo, cerró los ojos y quiso liberar toda la pesadez que sentía en su corazón, ya que estuvo bajo mucha tensión en los últimos días.

"¿Tratas de evitar algo?".

De repente, se escuchó una voz desde atrás y Lily abrió los ojos rápidamente, pero al ver de quién se trataba, se sintió aliviada y volvió a cerrarlos nuevamente. Luego, respondió con voz lánguida, "¿Con qué ojos viste que evito algo?".

"Con estos que tengo en mi cara", respondió el chico directamente y se sentó a su lado.

"Ja, ja…", el rostro familiar la hizo reír y disipó su mirada de tristeza de inmediato, "Eric, creo que estamos bastante destinados el uno al otro".

"Sí, también lo pienso", asintió el joven.

"Creo que eres una buena persona", Lily habló con honestidad y le miró a los ojos, "Por qué... eh, ¿por qué no te conocí antes?".

Quiso decir que por qué no lo conoció en el pasado, pero rápidamente se dio cuenta de que no debió haberlo dicho y cambió sus palabras.

La mirada del chico se tornó antinatural, volvió la cabeza hacia ella y la miró con pereza. Luego dijo en un tono serio, "Será mejor que pienses en cómo resolver tu problema".

La frase la arrastró hacia la realidad inmediatamente, justo cuando comenzaba a animarse al verlo, así que el momento de felicidad fue efímero.

Miró a Eric con descontento y le dijo, "Estuviste presente ayer, mas todo se malinterpretó. Incluso si quiero explicar lo que sucedió realmente, nadie me creerá. Además, tampoco sé quién difundió el rumor".

Eric observó a la chica a su lado en silencio, y sintió una extraña sensación.

"Todo se resolverá", no estaba seguro de nada, pero aun así quiso consolarla y animarla como pudiera.

"Sí, con el tiempo todo se resolverá", dijo la muchacha con tono ansioso y una sonrisa amarga se dibujó en su rostro, "Sin embargo, creo que esta vez no voy a lograrlo. De hecho, hubo un momento en el que quise confrontar a Frank para que él aclarara todo esto, pero pensándolo bien, él pudo haberlo planificado. De lo contrario, ¿por qué me fotografiaron en ese preciso instante? Además, los ángulos eran muy perfectos para que la gente pensara que tenemos una relación".

Eric sonrió levemente con la mirada profunda e insondable, y solo se limitó a escucharla.

"De todos modos, soy demasiado estúpida", Lily consideró que era la única culpable de esta situación, "Tenías razón. ¡Soy tan tonta! Hay varias cosas que no pude prever".

Eric se acercó a ella, le dio unas palmaditas en la cabeza y expresó, "En realidad no tanto".

El joven dijo eso y luego se dio la vuelta y se fue. Iba pensando en algo con una sonrisa en el rostro.

Lily sintió que el corazón le dio un vuelco inexplicable porque esa actitud tan cariñosa la sorprendió mucho. Apenas pudo entender de dónde vino todo eso.

Sin embargo, volvió a la realidad y supo que no podía esconderse durante mucho tiempo, ya que tarde o temprano debía afrontarlo todo.

Estaba a punto de regresar a clase, pero su amiga la llamó por teléfono.

"Hola, Becky", respondió inmediatamente la llamada.

"Lily, tu hermana vino aquí con un grupo de personas, así que no vuelvas al aula", le dijo la muchacha con nerviosismo.

"Está bien", contestó la chica con tristeza en sus palabras, hizo una pausa y agregó, "Dile a Claire que ya volví a casa".

"Está bien. Por favor, cuídate".

Lily colgó la llamada después de algunas palabras y no volvió a considerar la idea de regresar a clase, pues sabía lo difícil que era lidiar con el temperamento de su hermana y no era tan estúpida como para volver y enfrentarla.

No había lugar para ella en la escuela antes de que todo se esclareciera y decidió irse a casa. Incluso si regresara allí, alguien podría esperarla para atacarla con críticas.

Pensó que Claire no volvería hasta que terminaran las clases, pero para su sorpresa, había llegado incluso antes que ella, por lo que sonrió con frialdad cuando la vio en la sala de estar con Lucia. Se sintió incómoda al ver sus rostros sombríos y especialmente la mirada resentida de su hermana, preparada para atacar en cualquier momento.

"Lily, no esperaba que te parecieras tanto a tu madre. ¡También te interesan los hombres ajenos!", Claire se levantó del sofá y caminó agresivamente hacia la chica.

"Sabes que Frank y yo estamos saliendo y nos vamos a comprometer en dos años. ¿Por qué aún te atreves a permanecer cerca de él? ¿Vas a robarme todo lo que me gusta?".

Lily la miró con indiferencia y repuso, "Desprecio las cosas que te gustan, pero te sugiero que vayas primero a preguntarle a Frank en caso de que quieras saber, si le agrado o si te lo estoy robando".

"¡Eres una descarada!", la hermana estaba llena de rencor y levantó la mano para abofetearla.

Sin embargo, Lily esperaba ya esa reacción, así que sujetó su mano rápidamente y le dijo, "Eres una joven señorita de la familia Qiao y debes comportarte como tal", luego le soltó la mano con fuerza.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir