ManoBook > Romances > Trampas Amorosas

   Capítulo 5 No se lo perdonaría

Trampas Amorosas Por LUISINA PENARANDA Palabras: 3285

Actualizado: 2020-03-12 00:18


Brody sonrió irónicamente al escuchar la voz.

Se giró y vio a Tracy observándolo fijamente con los brazos cruzados sobre el pecho.

Al encontrarse con su intensa mirada, Tracy sintió como un escalofrío recorría su espalda y sus manos empezaron a sudar.

Su repentina aparición la había tomado por sorpresa y no podía apartar los ojos de él.

Un destello de diversión apareció en la oscura mirada de Brody.

"Así que la mitad de las acciones de YS Group, ¿eh? Tengo que decir que me parece una muy mala elección. ¿Estás segura de querer arriesgarte a perderlo todo?".

La maldad que desprendía su voz asustó a todos los presentes en la sala.

Tracy palideció y su boca se secó; no sabía cómo reaccionar.

Brody abrió la caja de monedas.

Al ver el resultado, Tracy no pudo contenerse por más tiempo y exclamó: "¡Debería darte vergüenza!", pero sus palabras se perdieron entre el murmullo de la multitud.

Brody había conseguido leer sus labios y comprendió el mensaje.

Seguidamente, se abrió paso entre la gente y se detuvo frente a ella. Los dientes de Tracy empezaron a castañear y su cuerpo entero tembló de miedo.

No podía fallarle a Ben. Perder la apuesta le arruinaría la vida. ¿Cómo iba a devolvérselo?

Tracy dio un grito al sentir un dolor agudo en la muñeca.

Cuando levantó la cabeza se encontró con la fría mirada de Brody.

"Eres una chica muy valiente", siseó entre dientes. Tracy percibió la rabia que había en sus palabras y supo que no iba a perdonarla.

Se mantuvo en silencio, embargada por la ira y la decepción. Lo miró durante unos segundos y finalmente apartó la mirada.

Vio a Ben d

e pie en un rincón y se dirigió hacia él tras zafarse de la mano de Brody. "Ben ... ''.

Ben había presenciado toda la escena en silencio. Era difícil adivinar cómo se sentía porque su rostro no dejaba entrever expresión alguna. Miró a Tracy y vio culpa y dolor en sus ojos.

Algo conmovido por esa mirada lastimera, gruñó: "Perdí la apuesta, chica tonta".

Tracy tenía un nudo en la garganta y al oír esas palabras sus ojos se llenaron de lágrimas. Ben no pretendía culparla.

Ver a Ben y a Tracy juntos hizo que a Brody le hirviera la sangre. Aunque no podía oír su conversación, supuso que estarían coqueteando.

Su cerebro se inundó de rabia.

Se dirigió hacia Tracy, la agarró de los brazos y la arrastró hacia él, clavando sus uñas con fuerza.

Tracy rompió a llorar nuevamente desgarrada por el dolor, e intentó inútilmente zafarse de las garras de Brody.

"¡Suéltala!", gritó Ben fuera de sí.

Brody se volvió para mirar a Ben. "¿Y a ti qué demonios te pasa? Es normal que una esposa esté en los brazos de su marido", dijo en tono burlón.

"Le estás haciendo daño", insistió Ben.

"¿Daño?", preguntó Brody entre sonoras carcajadas.

Luego miró a Tracy, se pasó la lengua por el labio inferior y le guiñó un ojo. "¿Qué tal estuve anoche? ¿Te dolió? ¿O solo te dolió cuando lo hicimos esta mañana?".

El rostro de Tracy ardía de ira y vergüenza.

Sus pálidas mejillas se habían puesto rojas. ¿Qué pensaría la gente al oír tan soez comentario?

Tracy miró a Brody con ojos nublados mientras el brazo alrededor de su cintura la comprimía más y más. Cual cordero hacia el matadero, ya no había escapatoria.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir