ManoBook > Romances > Padre Por Sorpresa

   Capítulo 11 Mami es la mejor

Padre Por Sorpresa Por LUCINDA JOAQUIN Palabras: 5993

Actualizado: 2020-03-20 12:16


"Soy una mujer soltera y tengo una aventura contigo sin razón, ¿qué te parece?", Nancy se sentía tan mal que estaba a punto de llorar.

"Hay muchas mujeres por ahí que quisieran tener una aventura conmigo, ¿no te sientes afortunada de tener la oportunidad?".

'Ja, ja, nunca he visto a un hombre tan narcisista como este', pensó ella.

"Sr. Charles, vaya con esas chicas, Bobby, no te interpongas en la vida amorosa de tu papá, ¡salgan ya del hospital!", dijo molesta.

"Mami, ¿estás celosa?".

"Yo... Cariño...", con las manos en las caderas dijo: "Estoy enojada, ¿sí?, no estoy celosa en lo absoluto".

"Bueno, mami está enojada ahora, papi, ¿cómo lo resolverás?, ¿qué tal si descubres quién publicó esas noticias y las quitas del internet?", dijo el pequeño con una expresión fría.

"¡Me parece una muy buena idea!", contestó Charles.

Es cierto que encontraba divertido cuando Nancy se enojaba, pero si su hijo lo estaba, lo consideraba un tema serio, así que inmediatamente llamó a Jay y le pidió que lo investigara.

Su amigo dejó escapar un largo suspiro, pensó que desde que esos dos hombres se encontraron con aquella joven, andaba siempre en problemas, aunque en verdad no sería una investigación difícil, después de todo, tenía muchos contactos.

Diez minutos después, recibió noticias, "Charles, la persona que subió los artículos fue Jessie Wang, trabaja en el hospital municipal, si quieres que haga algo, ¡lo haré de inmediato!".

"No, lo haré yo mismo", colgó el hombre, la gente a la que más odiaba era la que volteaba las cosas a su conveniencia. Esa mujer tenía mucho trabajo, ¿cómo es que tuvo tiempo para publicar chismes?

Charles llamó a Hobart, al rato, se escuchó un chillido de la doctora Wang, "He sido la médica responsable del departamento de pediatría durante diez años, ¿cómo pueden removerme de mi posición?, he trabajado duro, ¡esto es muy cruel!".

"Jessie, no me culpes, deberías concentrarte en tu trabajo y ya, ¿por qué publicaste esas cosas?", Hobart sacudió la cabeza y continuó: "Sé que no te agrada Nancy, pero la malinterpretaste, le ofrecí el puesto de la encargada del segundo departamento de pediatría, pero ella se negó y dijo con modestia que quería aprender de ti por ahora, yo nunca imaginé que tú... ¿qué demonios hiciste?".

"Fui muy imprudente, iré a disculparme con la Dra. Nancy, aceptaré mi culpa, ¿de acuerdo?", se ahogó en sollozos.

"Me da demasiada vergüenza abogar por ti, resuélvelo tú misma", se despidió su jefe, suspirando decepcionado.

"Doctora Ning, lo siento...", fue a rogarle y agregó: "De veras lo lamento, por favor no me hagas eso, ¡te lo pido!".

Nancy tenía un defecto fatal: era demasiado amable.

Lo último que quisiera ver era a alguien llorar, "Jessie, es bueno que asumas tus errores, está bien".

La mujer se secó las lágrimas, "¿Quieres decir que me perdonas?, entonces, no tomarás mi cargo, ¿verdad?".

La chica le sonrió con amargura, le entregó un pañuelo y le dijo: "Mi

sueño es salvar a la gente y curar a los heridos, hacer que más pacientes se recuperen; en cuanto al puesto, nunca me ha importado".

"Gracias, te agradezco mucho", le respondió más tranquila.

"A trabajar, colega, no te distraigas con estas tonterías, deberíamos enfrentar los verdaderos problemas juntas", dijo la joven con sinceridad.

"¡Tienes razón, doctora Nancy!", acordó mientras miraba con cautela el rostro severo, inexpresivo y aterrador de Charles, para luego retirarse rápidamente.

"Bueno, mami, odio mucho más a las personas malas, ¿no deberíamos castigarla?", suspiró Bobby como un adulto.

"Deberíamos ser tolerantes con el malhechor", sugirió, acariciando la cabeza del niño.

"A sus ojos, tu amabilidad y generosidad son basura, y en mi opinión, son...", el hombre quería decir algo pero se detuvo al pensarlo mejor, ella lo fulminó con la mirada.

"Papi, no digas tonterías, ¡mami no está loca!", exclamó.

Una sonrisa malvada apareció en el rostro de Charles.

Ella estaba molesta, desde que los conoció, su coeficiente intelectual parecía haberse visto afectado.

Luego, sonrió con ternura: "Bobby, ya te recuperaste del resfriado y creo que deberías ir a la guardería. Es otoño, hay signos de gripe, y aunque el hospital está bien esterilizado, muchas de las bacterias no se pueden matar, es peligroso que estés aquí, vete a casa con papá, ¿de acuerdo?".

"Pero no quiero dejarte, mami, ¿qué debo hacer?", hizo un puchero.

Ella tampoco quería dejarlo, pero le era claro que no tenía futuro con ellos, debía trabajar, vivir una vida normal, y mantener distancia, lo que no sabía era que eso solo sería un deseo.

Los dos hombres no pensaban lo mismo, lo de Bobby era sencillo, era difícil que una mujer le agradara, y ya que ella sí, la convertiría en su madre;

por su parte Charles, conoció a una mujer que le agradaba a su hijo, y nunca la dejaría ir, además, ella era muy simple y considerada, mucho mejor que una niñera. Era raro conocer a una mujer así.

En cuanto al futuro... 'Todo sucederá cuando deba, hay que dejar que el tiempo siga su curso'.

Al menos por ahora no le disgustaba esta mujer, en otras palabras, sentía que ella era bastante interesante, sin embargo, como doctora, él tenía que hacerle caso, no quería que su hijo pescara algo peor en aquel sitio.

"¡Vámonos!", sacó a su pequeño de la cama.

"Está bien, me voy del hospital", asintió el niño y agregó: "Papá, no olvides lo que prometiste, cuando extrañe a mami, me traerás aquí".

"De acuerdo", dijo el hombre mirándola, sugiriéndole que animara al chico.

Como era casi una orden, ella asintió, "Puedes venir, Bobby".

"Mami, hagamos promesa de meñiques", extendió su dedito, inclinó la cabeza y la miró con seriedad.

Cada vez que ella lo veía se le arrugaba el corazón, se inclinó y enganchó suavemente su dedo al del pequeño, "Juramos que cumpliremos lo que dijimos".

"Mami es la mejor... Te amo...", le llenó las mejillas de besos a Nancy.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir