ManoBook > Romances > Padre Por Sorpresa

   Capítulo 13 Rencor

Padre Por Sorpresa Por LUCINDA JOAQUIN Palabras: 6422

Actualizado: 2020-03-21 00:06


Nancy estuvo el día entero perdida en sus pensamientos, durante la operación, se ofreció a ser la asistente de Jessie, lo que satisfizo enormemente la vanidad de esta última.

Al salir del trabajo por la tarde, se dio cuenta de lo distraída que había estado, así que quiso invitar a Doris a comer, cuando tomó el teléfono, recibió una llamada

de un número desconocido.

Atendió:

"Hola...".

"Oh, querida hermana, qué difícil fue encontrar tu número. Después de tanto tiempo debes extrañar a mi padre, él sufrió un derrame cerebral hace unos días, no puede hablar bien ahora. Si no vuelves a verlo antes de que se muera, no digas que no te advertí", dijo Fannie con sarcasmo en su voz.

Nancy nunca se había sentido cómoda con lo que ella le decía, así que simplemente guardó silencio. Nunca se atrevió a volver con la familia que le había causado aquella lesión.

"Hermana, mi adorable hermana, sé que todavía nos odias a Caspar y a mí, pero nos amamos, y ya tenemos nuestra propia hija, supongo que también quieres que tengamos una vida feliz, ¿verdad? Si me consideras tu hermana, deberías desearnos lo mejor".

Nancy rio, "¡Una perra y un bastardo, la pareja perfecta!, por supuesto que les deseo felicidad".

"Oh, eres tan cruel", dijo Fannie sonriendo, y siguió: "No importa, si te hace feliz, puedes hablarme mal o incluso golpearme, dejaría que me humilles solo por nuestro padre, espero que puedas visitarlo, para que en caso de que muriera, no lo hiciera con pesar...".

Antes de que terminara sus palabras, Nancy le colgó, no podía creerlo... ¡Lo único que sentía en ese momento era frialdad!

Parecía que a la vida le gustaba jugarle bromas, ponerla a prueba.

De repente, resultaba que había tenido una hija y ni siquiera sabía dónde estaba;

y el que se hacía llamar su padre, que tanto la había odiado, ahora era un inútil que de repente quería verla, ¿dónde estaba él cuando su madre no podía pagar el tratamiento médico?

Nancy había caído en un oscuro agujero, en el que solo escuchaba el tic-tac del reloj, ¡era un alma sola e indefensa!.

Su infancia volvía a su mente, era tan pequeña, en aquel momento tenía a papá, mamá, felicidad... Todo lo que un niño debería tener.

Se rio y luego lloró en voz alta, cubriéndose la cara con las manos, al rato se levantó, abrió la puerta y salió

a pedir un taxi. Durante todo el viaje estuvo como ausente, hasta que el conductor le recordó el destino, ella pagó la cuenta y salió del auto. La brisa nocturna de finales de verano era inesperadamente fría, estaba en la villa de su familia, pero no la sentía familiar, al mirarla, no pudo moverse, sus piernas se sentían pesadas, como llenas de plomo.

"Hermana, sabía que volverías, todos estábamos esperándote", la recibió Fannie con un cheongsam de seda, abriendo la puerta roja.

"Vine a ver a... Papá", no había pronunciado esa palabra en mucho tiempo, al hacerlo, se sentía algo desconocida.

"Sí, lo sé, él te está esperando en la sala de estar", le informó haciéndose a un lado.

Nancy no quería mirar nada, bajó la cabeza y caminó rápidamente hacia la sala, donde provenían carcajadas.

Su madrastra, hermosamente vestida, tenía una sonrisa seducto

ra, mientras Clark estaba sentado en una silla de ruedas, aunque no parecía un hombre moribundo.

¡Había sido engañada otra vez!

"Nancy ha vuelto. Por favor, pasa adelante", Jill Wang no sonaba tan indiferente como siempre, incluso le sonrió.

La chica solo la ignoró y fue directo al señor Ning, a regañadientes dijo: "Papá, ¿escuché que querías verme?".

"Oh, sí... Sí. No te he visto en muchos años, no sabes cuánto te extraño", aunque no hablaba muy claramente, ella podía notar algo de emoción en su rostro, pero su esposa le guiñaba el ojo y Nancy lo notó.

"¿Vaya, en serio? La gente mayor suele extrañar los viejos tiempos, pero papá nunca me quiso", no sabía lo que querían de ella, pero su intuición le decía que no debía ser nada bueno.

Su padre aclaró su garganta, estaba un poco avergonzado. "Pedí que vinieras para hablar sobre las acciones de tu madre, ahora la compañía está fusionada, sabes que estamos cortos de fondos...".

'Lo sabía, expusieron su conspiración así de fácil, quería verla solo para eso'.

Nancy sonrió fríamente y sacudió su cabello, "Papá, la compañía ha estado obteniendo ganancias durante muchos años, ¿alguna vez le has dado alguna bonificación a mi madre? Podría no prestarle atención a eso, pero permíteme recordarte que las acciones le pertenecen a ella, no está muy capacitada en este momento para tomar decisiones, y yo no puedo hacerlo en su nombre, entonces, por favor deja de considerarlo".

"No seas tan terca, sé que estás herida y que nos guardas rencor, y es todo culpa mía, pero no tiene nada que ver con los negocios, sabes cuánto dinero hemos gastado en tu madre, nuestra empresa necesita más desarrollo, ¡como parte de esta familia, deberías apoyarnos!".

¡Jill estaba muy elocuente!

"¿Acaso nos apoyaron cuando mi mamá necesitaba cirugía?", apretó los dientes al pronunciar palabra por palabra.

"Hermana, no puedes decir eso, estábamos casi en bancarrota debido a la crisis financiera, casi perdimos la compañía, ¿de dónde sacaríamos el dinero para tratar a tu madre?".

"¿De verdad?", sonrió Nancy con saña y continuó: "Lo siento, no me corresponde tomar decisiones sobre sus asuntos, en cuanto a las acciones, será mejor que lo olviden".

Se dio la vuelta para querer irse, ¿tenían dinero para malgastar, pero no para pagar la cirugía de su madre?, ¡¿cómo se atreven a decir eso?!

"Deja la terquedad, ¿sí?, sé que odias que te haya quitado a Caspar, y admito mi culpa, pero como puedes ver, ¡nos amamos realmente! ¡deberías desearnos lo mejor!", y levantando las cejas, agregó: "Compraré el once por ciento de esas acciones, ¿cuánto cuestan?".

A Nancy no le interesaba si estaban enamorados, de hecho, le alegraba haberse dado cuenta de qué tipo de persona era Caspar.

En cuanto a las acciones, debía protegerlas con su vida, representaban todo el esfuerzo de su madre, no haría ningún trato.

"Está bien, ¡las venderé si me das todo tu dinero!", sabía muy bien que eran una familia despreciable, no les importaba nada más que el dinero.

"¡Nancy, no presiones demasiado!", gritó mientras le alzaba la mano a su hermana, pero esta la detuvo. "Fannie, haré lo que quiera, ¿qué puedes hacer al respecto?".

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir