ManoBook > Romances > Padre Por Sorpresa

   Capítulo 22 Ella no es una chica fácil

Padre Por Sorpresa Por LUCINDA JOAQUIN Palabras: 6673

Actualizado: 2020-03-23 00:06


Charles tenía la impresión de que Nancy era una chica terca e independiente, pero ahora se estaba comportando de manera tan encantadora, que sintió curiosidad, por lo que su expresión se suavizó inconscientemente y las comisuras de su boca se curvaron ligeramente hacia arriba. "No te preocupes. Simplemente pretende ser la mamá de Bobby".

¿Qué?

¿Qué significaba eso?

¿Cómo podía él tomarse las cosas tan a la ligera?

Nancy se quedó aturdida por sus palabras.

"Mami, bañémonos juntos". Bobby subió las escaleras sosteniendo la mano de la joven, pero de repente recordó algo, se dio la vuelta y preguntó seriamente: "Papi, ¿te gustaría bañarte con nosotros?".

Él nunca había permitido que ningún sirviente lo bañara, así que hasta antes de ese día, su padre lo había bañado todas las noches.

Los dos hombres nunca habían tenido ningún problema con bañarse juntos, y de hecho, la mayoría de las veces se acostaban en la bañera y jugaban por un rato.

Quizás fue por ello que Bobby sintió que había marginado a su padre, y por eso se dio la vuelta para preguntarle.

"Sí...". Charles miró nervioso a Nancy, creyendo que su hijo había creado una buena oportunidad para acercársele, sin embargo... No era más que una ilusión.

Ella no era pedante, pero tampoco era una chica fácil.

La joven, por su parte, entró en pánico. "Bueno... Bobby, si quieres que te bañe, tu papá no puede bañarse con nosotros. ¿Lo entiendes?".

Bobby levantó la cabeza con una mirada inocente en sus grandes ojos llorosos. "Mami, ¿por qué?".

"Porque... porque tu papá es un hombre y yo soy una mujer...". Por primera vez ella se sintió incapaz de dar una explicación, ya que no era fácil explicarle el "comportamiento íntimo" a un niño de cinco años: "Los hombres y las mujeres no pueden bañarse juntos".

"Mami, pero yo soy un hombre". El pequeño estaba aún más confundido, y creía que Nancy estaba un poco loca. "Bobby, por supuesto que eres un hombre, pero eres un niño, y además me llamas mami. Como tu mami, puedo bañarme junto a mi bebé, ¿cierto?".

¿Por qué ahora ella se sentía más confundida?

Una risa baja llegó hasta sus oídos, y cuando giró la cabeza, vio que Charles tocaba su barbilla con una sonrisa significativa en los ojos.

"Yo, yo...". Nancy sintió que se quedaba sin palabras.

"No tienes que explicarlo. ¡Me alegra que aceptes que Bobby te llame mami!". Entonces, con una sonrisa aún más amplia, él silbó ruidosamente y caminó directamente hacia ellos.

Después de escuchar sus palabras, la joven se sintió peor.

"Soy el pequeño bebé de mamá. Soy el bebé de mami...". El chico ignoró totalmente la conversación entre los dos adultos, y la palabra "bebé" lo hizo sentir muy extraño, pero era agradable.

"Está bien, Bobby es un buen bebé. Vamos a bañarnos", dijo suavemente Nancy mientras miraba al lindo niño.

"De acuerdo. Mami, ¿podrías bañarme todos los días?

Mami, quiero decirte que me agradas mucho y a mi papá también, así que puedes vivir aquí de ahora en adelante y no irte nunca, ¿de acuerdo?".

"No, Bobby, tengo un hogar. Si te gusta estar conmigo, puedes ir a mi casa a buscarme.

Además, eres demasiado joven para entender muchas cosas que suceden entre los adultos. El matrimonio está demasiado lejos para ti, solo quiero decirte que no puedo venir a vivir aquí así

como así". Apoyado contra un gabinete, Charles escuchó la conversación entre ella y su hijo y gradualmente entrecerró los ojos.

Matrimonio: algo en lo que nunca había pensado.

Él se sirvió una copa de vino, pero su mente fue arrastrada lejos por los sonidos de Nancy y Bobby.

Tenía que enfrentar seriamente a la mujer que repentinamente había irrumpido en su vida. Ella representaba una sorpresa que nunca antes había experimentado, y por primera vez sintió la importancia de tener una mujer al lado.

¿Debía pedirle que se quedara?

Entonces levantó la cabeza y bebió el vino de un trago, el licor frío llenó su pecho instantáneamente. De repente, la voz y la apariencia de Dorothy aparecieron en su mente, y mientras se masajeaba las sienes doloridas, pensó: 'Dorothy... La amé ¿verdad?'.

Sin embargo, ahora no estaba seguro de si la amaba aún, al igual que no estaba seguro de si quería a Nancy. La razón por la que había aceptado a esta última fue que su hijo necesitaba una madre, ¡o era que realmente él necesitaba una mujer!

¿Cómo era posible que fuera tan indeciso en las relaciones amorosas si era un hombre decidido y seguro en los negocios?

La joven terminó de bañar a Bobby, y entonces envolvió su cuerpo suave con una gran toalla y lo llevó de la manito a su habitación, cuyo tono principal era azul grisáceo, y en el escritorio estaba lleno de todo tipo de modelos aeroespaciales.

"¡Tu cuarto es muy especial!", lo elogió ella, es todo lo que un niño debe tener, carácter fuerte y peculiar.

"¡Por supuesto! ¡Mami, soy todo un hombrecito!". Entonces Bobby se trepó a su propia cama, se sentó y levantó el brazo.

"Sí, estoy de acuerdo contigo", al ver esa cosita tan tierna, ella se estaba derritiendo por dentro. Luego, tomó el secador y no pudo evitar besarlo en la cabeza antes de secarle el cabello.

"Mami, vamos a jugar con una nave espacial. Amo estas dos. Somos dos jugadores, y el que pierda tendrá que contar una historia divertida". Aun siendo muy joven, ya había comenzado a dictar las reglas del juego, igual que su padre.

Nancy asintió, valorando su propuesta, "De acuerdo".

Charles no supo cuánto vino tinto había bebido, pero salió del estudio hasta que no pudo sentir más su sabor.

Al ver que la puerta de la habitación de Bobby no estaba cerrada y que la luz seguía encendida, la abrió y vio a su hijo recostado en la cama con una sonrisa satisfecha en sus suaves labios.

Nancy, por otro lado, estaba sentada en una pequeña silla junto al modelo de una nave al lado de la cama. Obviamente también estaba dormida, y realmente parecía ser su madre.

Tan pronto como entró en la habitación, Charles tocó espontáneamente sus dedos, bajó la cabeza y besó a Bobby en la frente. Después se dio la vuelta para mirar a Nancy, tenía un rostro muy delicado y agradable, entonces no pudo evitar besar su pelo.

Su dulce fragancia lo dejó aturdido, y cuando quiso besarla de nuevo, ella abrió lentamente los ojos. "Señor Charles...". La mujer se frotó los ojos adormilados. Entonces recordó que justo cuando vio que Bobby se estaba quedando dormido, le cantó una nana, y no se dio cuenta en qué momento se quedó ella dormida.

"Um... Estoy bien". "Debes estar cansada, ve y tómate una ducha. Deberías irte temprano a la cama", dijo Charles mientras se ponía de pie.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir