ManoBook > Romances > Padre Por Sorpresa

   Capítulo 23 Debes recordar cuál es tu lugar aquí

Padre Por Sorpresa Por LUCINDA JOAQUIN Palabras: 7143

Actualizado: 2020-03-23 00:16


"Sí, señor Charles". Entonces ella se levantó y se pasó los dedos por su desordenado cabello, pues sintió como si algo hubiera caído sobre este.

Tan pronto como ella salió de la habitación, vio a Angelina parada en la puerta.

"Señora... Angelina...", la saludó avergonzada.

"¿Tú te llamas Nancy? Estoy un poco familiarizada con ese nombre, pero no importa cuán familiar me resulte, debes recordar cuál es tu lugar aquí. No pienses demasiado, Bobby es solo un niño, ¡así que no lo tomes tan en serio!". La voz de Angelina era muy baja, pero sonaba como una advertencia.

"No te preocupes, señora. No estoy interesada en el señor Charles. ¡Me he quedado aquí solo por Bobby!". Al final de cuentas, Nancy no mostraría debilidad, además, ella realmente no veía a Charles de otro modo.

Él era como un rey que todos lo admiraban, así que era demasiado deslumbrante, y si ella se le acercara, lo único que conseguiría sería quemarse.

Había sido lastimada ya por una vez, pero eso fue más que suficiente.

"Es bueno escuchar eso", dijo Angelina levantando la voz, "La habitación de huéspedes está lista. Está en el primer piso, en la misma habitación que la sirvienta, la señora Li".

"Mamá, Bobby ya está dormido, ¿por qué estás gritando? Nancy, duerme en mi habitación, yo dormiré en la habitación de huéspedes junto a la tuya", dijo Charles mientras salía y cerraba la puerta con la mano.

"¿Qué? ¡Charles!". Angelina miró con incredulidad a su hijo, quien era un fanático de la limpieza desde temprana edad y durante muchos años nunca había tocado a ninguna mujer, excepto por aquella vez, pero ahora incluso dejaba que una mujer extraña durmiera en su habitación.

¿Era realmente él?

"No me gusta repetir las cosas", dijo el hombre, sin permitir que nadie le llevara la contraria. "Señor Charles... No necesitas hacer eso", Nancy no quería ponerlo en un dilema por su culpa.

"¿Qué? ¿Acaso no me escuchaste? Duerme en mi habitación o en la de mi madre", dijo él con voz fría.

"¡Charles! La dejaste dormir en tu habitación, estás siendo... ¡Totalmente irracional!", espetó Angelina después de haberse resignado, pues conocía a su hijo demasiado bien y sabía que nadie podría hacerlo cambiar su decisión.

Además, su habitación también era la habitación de Hardy, aunque él estaba en el extranjero acompañando a su abuelo, no era un lugar donde cualquiera pudiera dormir;

se retiró enojada

y Nancy no pudo hacer nada más que ir al baño a darse una ducha.

Mientras se duchaba, de repente escuchó un golpe en la puerta.

"¿Quién es?", preguntó inconscientemente, aunque sabía que tenía que ser Charles. Pero, ella se estaba bañando, ¿a que había ido de repente ese hombre?

¿Acaso...?

Entonces se mordió los labios nerviosa.

"¿Quieres un pijama?", preguntó él con calma y sin ninguna emoción, ante lo cual Nancy dio un suspiro de alivio, pues su mente la estaba haciendo ver cosas que no eran.

"Gracias", abrió la puerta para tomar la ropa de la mano del hombre, era una camiseta gris y parecía ser suyo;

sin decir nada más, él se dio la vuelta y se fue.

Por la noche, Nancy dormía profundamente, sin embargo, la familia Ning estaba hecha un desastre en ese mismo momento.

Mientras sostenía una foto en su mano, Fannie golpeó sus pies contra el suelo con ira.

"Papá, ¿lo ves? Esta es tu intachable hija, ha estado seduciendo a Charles desde que regresó. ¿Crees que ella quiera seducirlo a propósito para destruir a la familia Ning? Nuestra familia ha podido llegar a este punto gracias a mí y a Caspar, ¿acaso

terminará desmembrándose por culpa de esa pequeña perra?". Después de terminar, ella estrelló la foto en el suelo.

"Nancy... Ella no ha hecho lo que dices...", tartamudeó Clark.

"¿Que no lo ha hecho? Ha estado en contacto frecuente con Charles en estos días, y además la evidencia es clara. ¿Cómo puedes defenderla?". Por supuesto, Jill se puso del lado de su hija. Para ser sinceros, ella temía que Nancy fuera muy cercana a Charles, pues podría descubrir con ayuda de ese hombre lo del accidente automovilístico de aquel año... Si toda la verdad saliera a luz, todo estaría terminado.

"¿Entonces, qué puedo hacer?", la ambición de Clark había desaparecido hacía mucho tiempo, y ahora todo estaba bajo el control de Fannie y de su madre.

"Padre, es lo que te estoy preguntando. ¿Qué debemos hacer? ¿Qué crees que deberíamos hacer si Charles comprara nuestra empresa? ¿Dejar que nuestra familia termine en la calle?", gritó la chica enojada.

"No te preocupes, Fannie. Creo que Charles solo está jugando con ella. No te lo tomes tan a pecho. Tú lo sabes, ¡Nancy tiene un hijo!", dijo Jill no con mucha seguridad.

En ese momento, Caspar regresó, y al escuchar las palabras de esta última, se sintió un poco nervioso. Había que aceptar que Nancy ahora brillaba intensamente y que no era lo que había sido cinco años atrás. Si pudiera regresar en el tiempo, su elección hubiera sido...

No. Ella era una chica a la que la familia Ning rechazaba, y si se hubiera casado con ella, no sería tan rico como lo era ahora, así que levantó el pecho con fuerza y dijo con disgusto: "Mamá tiene razón, Charles solo está jugando con ella".

"Pero tengo un mal presentimiento", dijo Fannie lentamente mientras se sentaba en el sofá.

Sí, ella tenía un mal presentimiento, pues sentía que Nancy había regresado con una intención maligna.

¡Tenía que hacer algo, ya que no esperaría de brazos cruzados a la muerte!

"Mami, es hora del desayuno". Nancy se estaba aseando

cuando Bobby entró corriendo. Su voz clara y suave era muy atractiva.

"Oh, Bobby, está bien", respondió ella mientras se ataba el pelo en una cola de caballo.

Sin embargo, si salía de la habitación con una camiseta gris de hombre, Angelina nuevamente la despreciaría.

"¿Estás aturdida? ¿No es divertido?". En ese momento, Charles entró con dos paquetes en sus manos, y cuando vio que ella miraba su vestimenta con el ceño fruncido, sonrió juguetonamente.

Su gran camiseta gris resaltaba su figura tierna y delgada, haciéndola lucir bastante atractiva.

Sin apartar la mirada, ¡descubrió que era muy linda!

"Señor Charles, me preguntaba dónde está el vestido que usé ayer". El vestido que llevaba puesto era sexy pero más formal que lo que llevaba puesto en ese momento.

"Lo he perdido".

"Oh Dios mío. Tengo que ir a trabajar, ¿qué pasa si no tengo ropa para ponerme?", gritó Nancy con ansiedad.

"Entonces puedes ir desnuda", comentó el otro sin ningún escrúpulo mientras levantaba las cejas.

"¡Charles...!" La distancia que ella había estado construyendo fue destruido instantáneamente por las frívolas palabras del hombre. ¿Cómo podía decir eso?

Según había escuchado, él era frío con las chicas y siempre se había abstenido.

¡Argh, los rumores eran difíciles de creer!

"Papi, no hagas enojar a mami. Si ella está enojada yo también lo estaré". Al escuchar las palabras de su padre, Bobby no pudo entender por qué su papá había provocado a su mamá tan pronto como entró en la habitación, él ni siquiera sabía cómo persuadir y tratar a una chica.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir