ManoBook > Urban romance > Mi Querido General

   Capítulo 3 Casarla con un hombre rico

Mi Querido General Por Xing Chen Palabras: 7151

Actualizado: 2018-11-08 00:11


Marina al pensar en Pedro y en María, le empezó a doler el corazón, aun que ella quiso olvidarse de todo eso pero, no era fácil, los daños seguían estando ahí.

"Estoy bien, por cierto felicidades" Aguantando el dolor, Marina respondió con una voz suave.

María ni si quiera quiso hablar con ella, "La hija de una zorra, por eso tiene tanta cara."

Jenny Lara dijo enseguida: "¿Ya ves, por qué no te mueres con la puta de tu madre? ¿Por qué tienes que estar aquí? Si no era porque sedujiste a Pedro, mi hija ya se habría casado con él."

"Tía, yo también pertenezco a la familia Shen, y en aquel entonces era papá quien no me dejó ir con mi madre. Además Pedro y yo eramos compañeros de clase por eso..." No terminó de hablar, una bofetada le llegó al rostro.

Después de darla la bofetada, María gritó "¡Marina, escúchame bien, solo hay una hija en la familia Shen y esa persona soy yo, María Shen! Soy la vicepresidenta del la compañía LOP. ¿Y tú quién eres? Solo eres un líder de equipo del departamento de negocios en la compañía. ¿No tienes nada que comparar conmigo. No tienes nada que competir conmigo."

Marina al recibir la bofetada, se agachó la cabeza sin decir nada.

De repente los insultos de Jenny volvieron a llegar a los oídos de Marina "Marina, te dejé vivir en este chalé porque me dabas pena, la puta de tu madre sedujo a tu padre y tu nacimiento ha sido un error. Si no era porque eché a tu madre a la calle, tal vez hoy sea la puta de tu madre la dueña del chalé".

"Tía, mi padre y mi madre en aquel entonces ya se habían estado enamorados desde hace mucho tiempo, utilizaste a María para obligar a mi padre a casarse contigo." Marina explicó en voz alta, que podía aguantar todos los insultos hacia ella misma, pero nunca iba a dejar a los demás ofender a su madre.

"¡Puta zorra asquerosa!" Jenny se levantó de repente con la intención de pegar a Marina, sin embargo, Miguel la impidió el paso.

Como no podía acercarse a Marina, Jenny se detenía y la miró con odio, echando los insultos:"¿Quién te ha dicho esto, la puta de tu madre? ¡Marina, si te digo la verdad! Soy yo quien había concebido primero, la puta de tu madre no tuvo la misma suerte como yo. Además, la familia Lara había ayudado tanto en los negocios de la familia Shen, entonces era natural que contrajéramos matrimonio. Eres una perra mentirosa, deja de decir chorradas.

Jenny apenas terminó sus insultos. Cuando Marina estaba a punto de decir algo, María la interrumpió.

"Papá, mamá, parece que es mejor casar a ella lo antes posible. Temo que se vuelva a seducir a mi Pedro, porque es tan frívola. Si eso ocurre, a lo mejor perderé la posición de la mujer del alcalde." María lo dijo preocupadamente ya que siempre había odiado a Marina.

"De acuerdo, cualquiera que perjudique la felicidad de mi María es imperdonable, no dejaré que eso ocurra." Jenny mirando a Marina, hablaba con Miguel que estaba a su lado, "Mañana prepara unas citas a ciegas para ella. El hombre debe ser rico y tenemos que cobrar mucha donación esponsalicia para cubrir los gastos de ella durante estos años."

Miguel Shen al mirar a Marina y a Jenny, no se atrevió a decir nada. En esta familia siempre mandaba Jenny, él no tenía derecho a tomar decisiones.

Marina dejó de resistir su destino, porque había perdido todas las cosas más importantes para ella durante estos dos días, ahora ya no le importaba nada.

En la Casa Militar.

Un anciano con uniforme militar estaba sentado en el asiento principal del salón.

Fede y Derek se ponían de pie a su

lado, manteniéndose callados y esperando la orden del anciano.

Antonio Chu miró a los dos chicos de su lado contenta. Los dos, creciéndose juntos, eran ambos excelentes en el ejército. Sobre todo estaba satisfecho con su nieto, siendo tan joven, ya había sido general de todo el ejército. En toda la Casa Militar, casi todos envidiaban y admiraban a su nieto, debido a eso Antonio estaba muy contento con él

Pero no se alegró con una cosa, la que creía que era más importante para la familia.

"Derek" Antonio rompió el silencio, y su voz era bastante imponente. Era el ex general principal del ejército, y ahora todavía mantenía su dignidad.

"Sí, señor." Derek contestó enseguida.

"¿Últimamente Fede todavía está en el ejército? ¿Ha ido a las citas preparadas para él?" Antonio lo preguntó seriamente, mostrando la importancia de este asunto.

"Eh..." Derek no supo cómo contestarlo, porque no se atrevió a revelar que él mismo fue a las citas por Fede. Aunque no quiso hacerlo, Fede lo obligó. Si decía la verdad, tanto Antonio como Fede iban a enfadarse con él.

"¿Qué pasa?" Antonio echó la misma pregunta otra vez.

Al ver que las palabras de su abuelo lo pusieron en situación violenta a Derek, Fede dijo directamente:"Abuelo, recientemente he tenido en total ocho citas preparadas, pero solo he ido tres veces. Es una pena que no me gusten ningunas."

Fede lo dijo sencillamente, pero en realidad no había asistido a las citas ni una sola vez. Su respuesta era solo para satisfacer a su abuelo, si no lo decía de esta manera, envolvería a Derek en este asunto.

"¿No te gusta ninguna de ellas? Esas señoritas son de las familias ricas y nobles en esta ciudad, todas están bien educadas. ¿De verdad no te gusta ninguna? Antonio estaba un poco enfadado, ya que no pensaba que su nieto era tan exigente.

Fede no hablaba.

A su lado Derek también se mantenía callado, sabiendo que Fede estaba en condiciones de conllevar a su abuelo y no hacía falta preocuparse por él.

Después de un buen rato, Antonio lo ordenó severamente. "Continúe las citas hasta que obtenga un certificado de matrimonio".

Esta orden no intimidó a Fede, porque no paraba de pensar en la mujer de anoche. En este momento, no pudo menos que extrañar a la mujer y la sensación fantástica de aquella noche.

Al oírlo, Derek de repente comenzó a reír. "¿Continuar las citas hasta obtener un certificado de matrimonio? ¿Esto está empujando a este general frío a un callejón sin salida? El general indiferente ahora tiene que asistir a las citas a ciegas para buscar su pareja. Si los compañeros de las tropas se enteran de esto, a lo mejor van a morirse de risa."

Al escuchar la risa de Derek, Fede inmediatamente se recuperó de sus ilusiones. Miró a él fijamente con enojo y Derek se puso serio de inmediato.

Antonio agitó su mano sin remedio: "Ya podéis iros, pero recuerda mis palabras, mañana tienes que empezar las citas a ciegas. Si te atreves a hacerme trucos, verás tu destino."

Antes de irse, Fede escuchaba las advertencias de abuelo, pero no las tomaba en serio. No podía dejar de pensar en la mujer de anoche.

Caminando por el patio de la Casa Militar, Derek seguía el paso de Fede. De repente Fede se detuvo en el medio camino.

Derek estaba un poco confundido, y preguntó:"¿Qué pasa?"

Fede seguía mirando hacia adelante pero dijo algo afirmativo:" Encuéntrame a la mujer del hotel."

Al decirlo, seguía sus paso adelante.

"Ah...ay..." Derek estaba aturdido, dudando que a lo mejor Fede estaba enamorado de esa mujer.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir