MoboReader> Urban romance > Mi Querido General

   Capítulo 5 Ella es tu futura tía

Mi Querido General By Xing Chen Palabras: 6621

Updated: 2018-11-08 00:01


Marina se quedaba aturdida al oír que Pedro lo llamó tío, ¿entonces él era el sobrino de Fede? ¿La persona con quien acababa de decidir casarse, entonces era el tío de Pedro?

Marina lo miraba a Fede con los ojos bien abiertos, preguntándole:"¿De verdad eres el tío de Pedro?"

Fede puso la visita en su cara. Estaba un poco confundido porque parecía que a esta mujer le importaba mucho la relación entre Pedro y él."Sí, es mi sobrino."

Después de recibir la respuesta afirmativa de Fede, a Marina le dio una sensación de que el Dios le había hecho una gran broma. Su amor del pasado, el hombre que quería odiar y quería escapar, ahora el destino enlazaba a los dos otra vez de esta manera. Federico era el tío de la persona que amaba durante años, a lo mejor también era la familia Chu que ayudó a Pedro a conseguir el puesto de alcalde.

"Jajaja..." De repente Marina echó unas risas.

Fede y Pedro se miraban entre sí, ambos no entendían lo que significaban sus risas.

En este momento, María se acercó y dijo a Pedro: " Estaba pensando en por qué te has apresurado tanto. Ya lo veo, es natural que te comporte así cuando ves a tu vieja amante."

Su vieja amante. Cuando oía estas tres palabras, Fede cambió de color inmediatamente. Miró a María enojadamente y finalmente se centró en Pedro. ¿Su pequeño sobrino, en realidad era amante de esta mujer?

Pedro no hizo caso a lo que dijo María ni la mirada de su tío, prestaba toda su atención en Marina. Él se fijaba en ella amorosamente y le preguntó:"Mari, ¿por qué has venido aquí? ¿Cómo conoces a mi tío?"

La manera de que Pedro hablaba con Marina hizo que Fede se sintiera muy incómodo. La mujer con la que se iba a casar fue llamada por este sobrinito tan cariñosamente, no lo pudo aguantar. Aunque los dos habían tenido un pasado, ahora Marina ya era su novia, no iba a permitir que otras personas la trataran de esta manera.

"Pedro." Fede lo llamó seriamente, "Ella es tu futura tía."

"¿Futura tía?" Pedro cambió de color, con solo unos días sin verla, ¿ya se había convertido en su tía? ¿Estaba bromeando?

Pedro movió su cabeza ligeramente, fijándose en Marina. Luego dijo con incredulidad:"Mari, tú... ¿Realmente vas a casarte con mi tío?"

Otra vez la llamó de esta manera, Fede intentaba controlar su furia. Parecía que este sobrinito ya no sabía respetar a los mayores.

Marina no expresaba nada en su cara. Después de un rato, ella lanzó una mirada a Pedro, y al mismo tiempo, tomó su brazo de la mano de Fede e inmediatamente cogió el brazo del mismo hombre cariñosamente. A Pedro le dijo:"Sí, alcalde Ye, soy tu futura tía".

Después de decirlo, Marina ignoró la reacción en la cara de Pedro y miró directamente a María, quien estaba al lado de él. "Si quieres casarte con Pedro, entonces ¿Soy también tu tía?"

"¡Tú!" La cara de María se torció por la furia. ¿Por qué esta mujer siempre ha tenido tanta suerte? Siempre puede buscar una pareja poderosa, y ahora incluso ha tenido relaciones con el tío de Pedro.

Pedro no podía controlarse para preguntar a ella emocionadamente, "¿Estás bromeando, no? ¿Me has prometido que me acompañarás para siempre, pero ahora cómo puedes salir con mi tío? Mari, todo es mi culpa. ¡Lo siento mucho, pero por favor, vuelve a mi lado, te necesito!"

Pedro l

MoboReader, bring tons of novels with you.
Free toDescargar Manobook

a pidió sinceramente, extendiendo su mano para agarrar el otro brazo de Marina.

Sin embargo, Marina lo rechazó de inmediato y se acercó más a Fede. Prefería apoyarse en un desconocido que confiar en Pedro. Algunas veces el amor degeneraba en distancia u odio.

Fede se dio cuenta del acto de Marina, sacó su brazo de la mano de ella y la abrazó de la cintura. Lo hizo de una manera muy natural y no dijo ni una sola palabra.

Marina miraba a Pedro y dijo:"Sí, Pedro, ya te he dicho que soy tu futura tía. En cuanto a las cosas pasadas, espero que las olvides. Soy novia de tu tío, ¡compórtate bien!"

Pero Pedro no se rindió, intentando separar a Fede y Marina. Cuando estaba a punto de tirar de Marina, María, que estaba a su lado, lo detuvo.

María agarró fuertemente el brazo de Pedro, sintiéndose muy enfadada porque parecía que a Pedro todavía le gustaba Marina.

"Pedro, venimos aquí para tomar un café." Recordó a Pedro su propósito original, esperando que Pedro pudiera controlarse bien.

No obstante, Pedro no hizo caso a lo que había dicho, solo la quitó del brazo y dio un paso adelante para acercarse a Marina. Él tiró de Marina, tratando de separar a ella de Fede.

En el momento en que apenas tocó el brazo de Marina, Fede lo agarró por la mano y lo sujetó de la muñeca, dándole un empujón. Por la fuerza de Fede, Pedro no pudo evitar dar un paso atrás.

María rápidamente sostuvo a él. Pedro se enderezó y miró la expresión de enojo de Fede, sabiendo que mejor no provocar a este tío, porque no solo era simplemente un militar sino también contaba con mucho poder.

Fede dijo en voz fría:"Pedro, ante tu tía, compórtate apropiadamente."

Pedro miraba a los ojos de Fede y tenía tanto miedo que no se atrevía a echar ni una sola palabra.

A Marina le dolía mucho la cabeza, y ahora también sintió el dolor del corazón. Cuando vio la cara de Pedro, no sabía qué haría ella, pero ahora lo trataba de esta manera.

Marina se volvió, y dijo a Fede suavemente:"Vámonos, quiero volver a casa."

"Bien." Fede la respondió. Ahora ya comprendía completamente lo que estaba sucediendo, y la relación entre Marina y Pedro. No esperaba que la mujer con la que intentaba casarse hubiera tenido una historia de amor con su sobrino. Parecía que su vida del futuro debería ser más interesante.

Fede decidió en su interior que iba a continuar este juego de amor, porque era solo un comienzo para él.

Marina, acompañada con Fede, se fue de la cafetería.

Mirando la figura de ella que se alejaba cada vez más, los ojos de Pedro estaban llenos de tristeza, pero no dijo nada.

Al ver la expresión de Pedro, María odiaba más a Marina. Esta zorra realmente sabía bien cómo seducir a los hombres.

Después de salir de la cafetería, Marina de inmediato quitó el brazo de Fede. El teatro ya se había terminado, y no hacía falta actuar más.

Fede miraba a la rebelde Marina, sintiéndose un poco perdido. Parecía que a esta mujer no le gustaba él. O era que lo que había hecho antes solo era un teatro que quiso actuar para el verdadero protagonista en su corazón.

Fede de repente se sintió como un idiota, porque aunque sabía que esta mujer solo estaba representando un teatro, lo tomó en serio y esperaba mucho que ella pudiera pedir el apoyo de él siempre.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top