ManoBook > Urban romance > Mi Querido General

   Capítulo 7 Visitar al abuelo

Mi Querido General Por Rosario Palabras: 6410

Actualizado: 2018-11-08 00:17


Fede llevó a Marina a su propio piso en el coche.

Entraron en la habitación, pero Marina todavía estaba pensando en lo que había ocurrido antes, entonces no prestaba atención a la habitación de Fede.

Tomó el asiento al lado de la cama, ella no dijo ni una sola palabra.

Fede mirando a Marina, de repente recordó su belleza de aquella noche. No pudo controlar sus emociones y todo el cuerpo se calentó de inmediato.

Se acercó lentamente a ella, bajo la luz, esta mujer parecía más atractiva

"Marina, ya eres mi mujer, entonces tienes que cumplir con tu deber."

Marina se dio cuenta del movimiento de Fede y levantó la cabeza inmediatamente. Le echó una mirada:"¿Qué estás haciendo?"

Cuando vio su apariencia pura e inocente, Fede no pudo menos que empujarla sobre la cama y se echó hacia ella.

"¿Federico, qué haces?" Marina se resistía con toda su fuerza, recordando el dolor de su primera vez y temblando de miedo.

"Ya eres mi mujer. ¿Qué crees que te voy a hacer?" Fede miraba la cara de ella, dio las palabras lentamente. Ya no podía esperar más para tocarla.

Después, Marina sintió que una gran mano se había colocado en su cintura, y no pudo evitar estremecerse. Acordándose de su primera noche le dio mucho miedo.

"¡No, por favor!" Lo pidió temblando, y las lágrimas estaban a punto de brotar de sus ojos.

Fede trataba de tocar su piel blanca, mirando la expresión de la mujer debajo de su cuerpo, sintió lástima por ella, pero no pudo aguantar el calor que tenía en su interior

"¡Por favor, no lo hagas!" Marina suplicó, y su mente estaba llena del dolor de su primera noche.

Ante esta pobrecita, Fede se ablandó finalmente, controlando su fuerte deseo sexual, se tumbó al lado de ella.

Marina mirando el techo pasmada, las lágrimas les comenzaron a salir.

A lo largo de toda la noche, Fede solo la abrazó tranquilamente y no la obligó hacer nada.

Al día siguiente, debían volver a la familia Chu.

En la Casa Militar, la familia Chu. Antonio Chu estaba sentado en el sillón principal del salón, y no paraba de sonreír. Estaba esperando a su nieto y a su esposa.

En el salón también estaban los otros, Ana Chu, Roberto Ye y su hijo Pedro. Todos estaban esperándolos.

Ana Chu y Roberto Ye se veían muy contentos, ya que este primo por fin había encontrado su media naranja, por fin el abuelo no le iba a obligar a las citas a ciegas.

Solo Pedro se quedaba un poco nervioso. La mujer que había amado durante tanto tiempo ya se convirtió en su tía.

Conduciendo el coche, Derek miraba de vez en cuando a Fede y Marina por el espejo retrovisor, pensando en si esta mujer precisamente era la de aquel día en el hotel.

Llegaron a la Casa Militar, los tres se bajaron juntos y se dirigieron hacia la casa de la familia Chu.

Mirando a los tres que entraban, Antonio fijaba sus ojos en la mujer del brazo de Fede. Esta mujer parecía pura e inocente vistiéndose sobriamente.

Cuando la pareja se detuvo en el medio del salón, Ana vio claramente la cara de la mujer y gritó por sorpresa:"¿Marina, eres tú?"

Pedro miraba fijamente a Marina sin decir nada.

Marina ya había esperado tal situación. Como Pedro era

el sobrino de Fede, entonces sería natural que se encontrara con Ana.

No dijo nada Fede. Se estimaba que todos sus familiares conocían a Marina

Cuando notó la cara amorosa de su sobrino, Fede estaba aún enojado. ¿Cómo podía dejar a los demás enamorarse de su mujer?

"¿Cómo? ¿La conoces?" Antonio la preguntó a Ana, porque según sus experiencias de observación, esta chica no debería provenir de la clase social alta. ¿Cómo se conocieron Ana y ella?

"No, no..." Ana se negó apresuradamente, y se sintió contenta porque por fin esta mujer no iba a asediar a su hijo, así que su hijo Pedro tendría un futuro brillante.

Marina echó una mirada a Ana, luego fijó sus ojos en Fede, y le dio una sonrisa.

Fede de inmediato entendió lo que quería decir, entonces se dirigió a Antonio: "Abuelo, ella es Marina, mi pareja."

Marina al escuchar que Fede lo llamó abuelo, le dio una sonrisa y dijo: "Hola abuelo, soy Marina Shen."

Antonio también sonrió amablemente y asintió con la cabeza. "Una chica bien educada"

Después Fede echó una mirada a Ana y a Roberto, diciendo, "Ellos son mi prima y su marido, ya os conocéis verdad?"

Toda la atención de Fede se centró en el rostro de Marina, esta mujer, ¿todavía estaba pensando en su pasado con Pedro? La expresión de su rostro no era nada natural.

Marina nunca había pensado que los suegros con quien soñaba tener antes, ahora se convertirían en su primo y prima.

Respiró hondo y saludó a ellos, "Hola"

Roberto no sabía nada, no se enteraba totalmente de que Marina era la ex novia de su hijo. Le mandó una sonrisa a Marina y dijo "Hola, ya que os casáis, también formas parte de nuestra familia."

Justo cuando terminó de hablar, Ana tiró de los brazos de Roberto, mirando a Marina y dijo: "Señorita Shen, felicidades por haber conseguido la oportunidad para casarte con mi primo. Pues él promete mucho, espero que lo aprecies."

Al escuchar las palabras de Ana, Pedro, que estaba al lado, la interrumpió: "Madre".

"¿Qué pasa?" Ana giró la cabeza y dijo " Tu tío se va a casar, ¿no crees que debes felicitarlo?"

Cuando su madre terminó de hablar, Pedro ya no pudo aguantar más. Se levantó enseguida y agarró la mano de Marina, diciéndole con una voz conmovedora "Mari, todo fue mi culpa, perdóname por favor. No me hagas esto, todavía te quiero..."

Pero no tenía oportunidad para declararse, Fede le quitó los brazos furiosamente.

"¡Pedro!, ella es mi esposa." Fede casi lo dijo gritando, este sobrino, si se atrevía a tocar a su mujer, le haría pagar duro.

Ana al ver que Fede estaba un poco enfadado, agarró a su hijo rápidamente y le dijo: "Pedro, ella es la mujer de tu tío, no le haga enfadar a tu tío."

Roberto no se atrevió a decir ninguna palabra al ver que Fede estaba enfadado, ya que Federico Chu tenía el poder absoluto de la familia Chu, que incluso era superior a su abuelo Antonio.

Pedro estaba agarrado por su madre, sintiendo el dolor mientras arrepintiéndose de lo que él había hecho.

Fede también se enfadaba con la mujer que estaba a su lado, que no hizo nada para quitar los brazos de Pedro, "¿Puede que ella todavía esté pensando en volver con Pedro?", pensaba Fede.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir