ManoBook > Urban romance > Mi Querido General

   Capítulo 8 Juego de roles

Mi Querido General Por Rosario Palabras: 5827

Actualizado: 2018-11-08 00:17


Pasado un tiempo, Antonio por fin abrió la boca "Vale ya, hoy Fede ha traído a su novia para visitarnos, basta ya con hacer tonterías."

Antonio sabía claramente cómo era su nieto, que a pesar de su buena cualidad, era malhumorado y podía descontrolarse en cualquier momento.

Al escuchar la voz de Antonio, todo el mundo se tranquilizó.

Marina miró a Pedro con odio, pensando "Pedro, me traicionaste y tuviste sexo con mi hermana. Pues ahora me convertiré en tu tía como venganza. Te lamentarás de perderme a mí."

"Sobrinito, con contar con tu tío me conformo, solo amo a tu tío. Él significa todo para mí."

Las palabras de Marina sorprendieron a los dos hombres presentes.

Las lágrimas de Pedro brotaron. No esperaba que Marina dijera eso, ¿eso significaba que el amor entre Pedro y ella se había acabado por completo?

Fede sabía perfectamente que esta mujer no estaba hablando en serio, simplemente estaba teniendo un juego de roles, pero a Fede todavía le emocionó mucho. ¿Por qué?

Marina puso sus manos en la cintura de Fede, y la acción mostraba bien sus relaciones íntimas. Marina mirando a Antonio, sonrió y dijo "Abuelo, Pedro y yo éramos compañeros de clase cuando estábamos en universidad. Pienso que es porque ahora me he convertido en su tía y le parece inaceptable. Espero que no le moleste."

Este explicación hizo que Antonio se sintiera mejor. Fede no dijo nada respecto a eso.

"Ajá." Antonio enseguida lanzó una mirada a Pedro y la pareja de Ana. "Pedro, ya que érais compañeros de clase, entonces en el futuro os podéis llevar bien. No pasa nada si tu compañera de clase ahora se ha convertido en tu tía, eso no es un problema."

"Pero yo..." Pedro quiso decir algo, pero su madre lo tiró de los brazos para impedirlo.

Ana enseguida dijo "Abuelo, Pedro todavía es pequeño, puede que esté un poco excitado cuando ve a su compañera de antes. No le culpe por favor, la protagonista de hoy debería de ser la mujer de su nieto."

Las palabras de Ana hicieron que todo el mundo se centrara en Marina.

Antonio sonrió y dijo: "Es cierto, Fede, ¿tenéis ya el certificado de matrimonio?"

"Aún no, todavía está en proceso, pienso que lo tendremos unos pocos días." Fede respondió con una voz fría, ya que aún estaba pensando en las cosas de Marina y de Pedro.

"Ajá." Antonio asintió con la cabeza, "¿Has visitado ya a la familia Shen?"

Antes de que Fede contestara, Marina abrió la boca de repente: "Abuelo, mi padre y mi tía ya han visto a Fede y no están en contra de nuestro matrimonio."

"Bien, Bien" Antonio estaba tan contento de ver a su querido nieto de tener a una mujer tan guapa. Viéndola, él consideraba que no sería un problema tener a unos bisnietos.

En este momento, Ana dijo: "Abuelo, mire a la señorita Shen, se nota que es una chica madura. Fede estará feliz con ella, a lo mejor dentro de poco, tendremos más miembros en la fa

milia."

Las palabras de Ana satisfacieron a Antonio, pero Fede pensaba "Eso está más claro que el agua".

Marina sabía claramente lo que pretendía Ana, que no paraba de alertar a ella que no le permitía seguir teniendo ninguna relación con su hijo. Cuando estaba con su hijo, ella ya estaba en contra de su amor, diciendo que ella era una hija abandonada por la familia Shen.

"Jaja" Antonio sonrió y dijo "Fede, ¿entiendes lo que quiere decir tu prima? Tenéis que esforzaros."

Fede abrazó a Marina de la cintura, dijo tranquilamente:"No se preocupa, abuelo, le prometo que tendrá bisnieto dentro de poco." Tras terminar de hablar tampoco se olvidó de echar una mirada a Pedro.

Marina siguió las palabras de Fede y dijo "Ay cariño, no digas eso delante de tanta gente, ¡qué vergüenza!"

Se enrojeció el rostro de Marina.

Aunque sabía que Marina estaba actuando, Fede estaba tan feliz que incluso quería congelar el tiempo, para que ella estuviera siempre pegado a él.

"Jaja, bien, eso es." Antonio vio la dulzura entre ellos. Estaba seguro de que Marina también amaba mucho a su querido nieto, serían una pareja perfecta.

"Derek" De repente Antonio lo llamó a Derek.

"Señor." Derek respondió en seguida.

"Ve a preparar la boda de Fede, debe ser a lo grande, y ve a invitar a todos los vecinos." Antonio lo dijo con una sonrisa agradable.

"De acuerdo señor, déjemelo a mí." Derek también se puso contento, porque se veía que Fede amaba de verdad a Marina, pero lo que realmente le preocupaba era si Fede cambiaría después de que viniera la mujer de su infancia.

"Bien" Antonio miraba a Marina y dijo "Marina, almuerza hoy aquí con nosotros."

"De acuerdo abuelo, muchas gracias por su invitación." Marina respondió con una voz dulce.

Al ver que se marchó Antonio, todo el mundo dio un suspiro y todos se relajaron.

Fede quiso volver a la habitación con Marina y preguntar de paso si ella todavía tenía a Pedro en el corazón.

Pero, antes de que Fede diera un paso, Pedro le bloqueó, y se puso delante de Marina. Cogió el brazo de ella pero se dirigió a Fede, "¿Tío, han terminado de actuar?"

"¡Pedro! " Fede gritó furiosamente.

"Si han acabado de actuar, tengo algo que decirle a Marina." Al terminar de hablar, tiró de Marina para llevarla hacia la puerta.

Fede lo detuvo de inmediato, y quitó a toda fuerza la mano de Pedro. Poniéndose de pie delante de Pedro, agarraba su ropa y dijo, " No crees que te estás pasando tres pueblos, aprende a respetar a un progenitor. Ella es tu tía."

"Te vuelvo a advertir por última vez, llámala tía, como te vuelva a escuchar llamándola Marina, te meterás en un lío."

Al terminar de hablar, se dio la vuelta y miró a Marina. Sin decir nada, cogió la mano de ella y se marchó a su habitación.

Ana y Roberto no se atrevieron a decir ni una sola palabra ya que nadie se atrevía a enfrentarse a Fede.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir