ManoBook > Urban romance > Mi Querido General

   Capítulo 9 No juquetees con otro hombre

Mi Querido General Por Rosario Palabras: 6212

Actualizado: 2018-11-08 00:17


Cuando Fede y Marina entraron a la habitación, Fede cerró la puerta dando una patada.

Marina sabía que Fede estaba enfadado, de pie en el centro de la habitación dijo, "Fede, ya que sabías que Pedro era mi novio y además no nos hemos casado por el amor. ¿Qué más te da?"

Fede se acercó a ella, agarró fuertemente su cuello, queriendo meterla entera en su corazón. "Marina, no permitiré que mi mujer tenga alguna relación con otro hombre."

"No soy tu mujer." "¿Con un compromiso y un certificado de matrimonio quieres que sea tu mujer? Ni lo sueñes."

"¿Nuestro matrimonio no cuenta? o..." Fede se detuvo por un segundo y dijo, "O quieres decir, no he tenido relaciones sexuales contigo y por eso no cuenta?"

Marina no respondió nada al respecto.

Fede al ver que ella se quedaba callada, pensó que Marina estaba de acuerdo con eso. Marina no sabía que el hombre que estaba delante de ella era el hombre con quien tuvo la primera noche.

"Vale, si es así, te haré que seas mi mujer." Al mismo tiempo que decía, empujó a Marina a la cama y se lanzó encima de ella.

"Fede, ¿Qué vas a hacer? Aquí es tu casa, ahora no." Marina dijo nerviosamente y al mismo tiempo tapando su pecho con las manos.

"Ya que es mi casa, puedo hacerlo con más comolidades y además mi abuelo quiere tener bisnieto, ahora debo cumplir las órdenes de mi abuelo." ......

Después de decir la frase, Fede llevó sus manos entre las piernas blancas de Marina y sintió calor por todo el cuerpo.

"No, Fede, no" Marina no paraba de interrumpir a Fede, pero estaba claro que era imposble, ya que Fede era un tipo duro.

Fede, con todas las ganas, quitó los pantalones de Marina, dejándola solamente con una braga tapando "el agujero".

Fede enseguida quitó su ropa, mirando a la mujer que estaba debajo de él sintió más calor aún.

"Marina, eres mía, no te dejaré ir a ninguna parte." ....

Marina estaba muy asustada y al mismo tiempo estaba nerviosa, aunque había perdido ya su virginidad, pero ante el ataque tan repentino del hombre, ella no estaba nada preparada.

Justo cuando Fede iba a entrar en su agujero, alguien llamó la puerta.

"¡Joder!" Fede se cabreó y soltó una palabrota, ya que llevaba mucho tiempo esperando este momento.

"Vete" Marina empujó a Fede y se puso rápidamente sus pantalones.

Fede también se vistió, diciendo a sí mismo, "Si no es algo importante mataré a la persona que estaba fuera."

Después de arreglarse, Fede caminó hacia la puerta y abrió. Era la niñera.

"Señorito, el señor quiere que vaya a su despacho, tiene que decirle algo." La niñera le dijo con cuidado.

"¿Solo eso?" Fede dijo fríamente.

La niñera se asustó y respondió temblando "Sí, sí..."

"¡Lárgate!" Con una sola palabra, Fede echó a la niñera.

Fede al ver que la niñera se había marchado, pensaba que debería ir al despacho.

Se dio la vuelta y dijo seriamente: " Espérame aquí, como te veas con Pedro, te vas a enterar."

Terminando de hablar, se giró y se marchó.

Viendo alejarse a Fede, Marina pensó, "No quería tener nada que ver contigo y menos

con Pedro. Él ya es un pasado para mí y tú no eres más que una decoración, ninguno de vosotros merecéis mi amor. Pero, después de casarme contigo, ¿tendré una vida tranquila?"

En el despacho.

Antonio miraba seriamente a Fede "¿Fede, estás claro de casarte con ella?"

"Sí." repondió Fede.

"Bien." Antonio se sintió contento ya que por fin había hecho un favor a su nieto, ahora ya podía decir lo que él quería decir.

"Abuelo, no me diga que me ha llamado aquí solamente para preguntarme eso." Fede sabía cómo era su abuelo, era imposible que su abuelo lo llamara para una cosa tan simple.

"Dentro de 2 semanas celebraremos la boda, y dentro de 3 meses ella debe de estar embarazada. Además, dentro de 1 año tengo que tener ya bisnieto." Antes de que Fede contestara algo, Antonio dijo, "¿No será un problema verdad?"

Fede se sorprendió un poco, pero enseguida volvió a la normalidad.

"Esto no depende todo de mí." Fede sabía que Marina no le iba a dejar. Si ella no quería, él no estaría dispuesto a obligarla. Tres meses para que ella estuviera embarazada, eso era casi imposible.

"Idiota." Antonio se cabreó un poco, ya que llevaba mucho tiempo esperando tener un bisnieto.

Antonio siguió diciendo "Si no depende de ti, ¿depende de mí? Ella es tu esposa, haz lo que quieras, pero yo quiero ya a mis bisnietos."

Antonio se enfadó bastante, no esperaba que tenía que enseñar a su nieto lo que tenía que hacer.

Fede no dijo nada.

Antonio volvió a dar una orden, "Si no puedes cumplir, prepárate para recibir el castigo."

A la hora de comer, Pedro estaba sentado justo en frente de Marina, apenas estaba comiendo ya que todo su atención estaba en Marina.

Marina había percatado de las miradas de Pedro, pero se hizo la tonta y siguió comiendo.

Fede también entendió las intenciones de Pedro, aunque estaba cabreado, no quiso destrozar el almuerzo, ya que era la primera vez que Marina vino a comer en casa de la familia Chu.

Fede cogió un poco de comida y se lo puso en el plato de Marina.

"Gracias." Dijo Marina suavemente.

Fede echó una mirada a Pedro, vio el rostro enfadado de él, Fede se sintió mucho mejor.

Marina levantó la cabeza, justamente coincidió con la miarada de Pedro. Ella giró la cabeza para mirar a otro lado.

Marina supo que no podía seguir así ya que las miradas de Pedro se parecían a una espada, en cualquier momento la mataría con esas miradas.

De repente, Marina lanzó una sonrisa, se pegó a Fede y dijo "Cariño, quiero comer eso."

Fede se sorprendió por la acción de Marina, vio que Marina quería comer el plato que estaba delante de Pedro y dijo, "De acuerdo."

Enseguida Fede cogió una cuchara de comida y se la llevó al plato de Marina. Justo cuando estaba a punto de poner la comida en el plato de ella, Marina abrió la boca indicando que quería comer la comida directamente en la cuchara de Fede.

"Aaaaa..." Marina se pegaba más a Fede.

Fede se sentía feliz por un momento al ver su comportamiento, aunque sabía que estaba actuando.

Finalmente, Fede metió la comida en su boca.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir