ManoBook > Urban romance > Mi Querido General

   Capítulo 21 Un ruido fuera de la puerta

Mi Querido General Por Rosario Palabras: 9155

Actualizado: 2018-11-08 00:18


Ana abrió la boca y dijo "Abuelo, el motivo por lo que hemos venido es para que vea la futura esposa de Pedro. Si no está en contra, Robert y yo prepararemos la boda de ellos."

"Bien, bien." Antonio le contestó, observando a María.

María al ver que Antonio la estaba mirando se acercó alegremente y dijo, "Hola, bisabuelo, soy María Shen, puede llamarme María."

"María" al mismo tiempo que lo decía, la observaba con mucha atención.

María seguía diciendo, "Sí, bisabuelo. Si Pedro y yo nos casamos nos llevaríamos muy bien porque soy la hermana de Marina y mi padre es el CEO de la empresa LOP."

"Oh. ¿De verdad?" Antonio se sorprendió al escuchar las palabras de María, se fijaba en Marina y dijo, "¿Mari, ella es tu hermana?".

Marina dijo "Sí, abuelo, ella es mi hermana"

"Jaja, vaya, otra de la familia Shen." Antonio comenzó a reírse.

"Entonces abuelo" Ana al ver a su abuelo así, dijo, "Entonces, ¿No está en contra?"

Todas las miradas se dirigieron al abuelo. Si el abuelo no estaba en contra entonces todo estaba listo para que María y Pedro se casaran.

María miró a Antonio nerviosamente, su futuro dependería de la decisión de este anciano.

En lugar de contestarle, Antonio echó una mirada a Fede y dijo "Fede. ¿Qué te parece? Si no estás en contra, entonces ya podemos dar una respuesta."

Todo el mundo se sorprendió al ver que el abuelo dejaba que Fede tomara la decisión.

María se puso nerviosa de repente, ahora la decisión la tenía Fede en vez de su bisabuelo. Todo el mundo sabía cómo era Fede, ahora ya no estaba tan segura de que si pudiera casarse con Pedro.

Fede no esperaba tampoco que el abuelo lo dejara en sus manos, no sabía qué hacer por lo que miraba a Marina y dijo, "Cariño, y tú, ¿cómo lo ves? ¿Tenemos que aceptar o no?"

Estas palabras sorprendieron de nuevo a todo el mundo, Pedro al fin no pudo aguantarse, se acercó a Marina y dijo "Mari", después no dijo nada. Simplemente movió la cabeza negativamente para indicar a Marina.

Marina supo que Pedro no quería casarse con María, su expresión, su mirada lo decían todo. Era como si estuviera al filo de un acantilado, si Marina aceptaba era como que alguien lo empujara hacia abajo.

María al verlo así, caminó hacia Marina, poniéndose delante de Pedro y dijo "Mari, no impedirás la felicidad de tu hermana. ¿Verdad?"

Al mismo tiempo que lo decía, agarró las manos de Marina de repente.

Marina se asustó por esta acción de María, la miraba pero no dijo nada.

Fede notó que Marina estaba temblando, dijo enseguida, "Suéltala".

La mirada de Fede hizo que María quitara las manos rápidamente.

El ambiente de repente se congelaba, María no sabía lo que podía hacer, pesando que Marina no aceptaría el matrimonio ya que Pedro era su ser querido. ¿Cómo era posible que aceptara la boda?

Después de un rato, Marina dijo hacia su abuelo, "Abuelo, mi hermana es la vicepresidenta de la empresa LOP. Tiene mucha habilidad en el trabajo, además tampoco es fea. La veo como una pareja bastante buena con Pedro, además Pedro y mi hermana", Marina paró un segundo y siguió, "Deben de haber estado viviendo juntos. Si se separan así de repente, ¿se acostumbrarán?"

La pregunta de Marina hizo que el abuelo tuviera una decisión, incluso Fede se sorprendió de las palabras de Marina. No esperaba que Marina aceptara que ellos se casaran.

"Bien, bien." Antonio estaba muy contento. "Entonces todo está decidido, Ana, Robert, elegid un día y celebrad la boda de Pedro."

"De acuerdo abuelo." Ana respondió alegremente.

"Pero" Justo cuando Pedro quiso decir algo, María lo detuvo.

Fede se acercó a Marina y preguntó "No me espera esa decisión de ti."

Marina giró la cabeza para mirar a Fede y dijo, "Quiero dejarlos en paz y ellos me dejarán en paz también."

Dos semanas después, la boda se celebró como se estaba planeado. María estaba vestida de novia pasando el día más feliz de su vida. Jenny al verla tan contenta se sentía consolada, por fin su hija podría entrar a la familia Ye, por fin su hija se casó con el alcalde.

Marina estaba en una esquina mirando a la pareja. Al ver el novio y la novia agarrados de la mano felizmente subiendo al escenario, las lágrimas le comenzaron a brotar.

Uno era el hombre que ella había amado de verdad. Todo lo que él hizo por ella, Marina nunca olvidaría y otra era su hermana, aunque la estaba maltratando desde pequeña, a Marina no le importaba. Pero cuando le quitó a Pedro, solo sentía odio hacia ella, además aunque Pedro solamente había cometido un error, pero ya era tarde

, nunca volverían como antes.

Era un día de tristeza para Marina, le dolían los ojos al verlos ahí.

Desde no muy lejos, Fede la estaba observando. Mirando la espalda temblorosa de Marina suponía que le estaba doliendo. "¿Aún estará pensando en aquel hombre?" Pensaba Fede.

La vida tenía que seguir. Después de la boda de María y de Pedro, Marina dejó el trabajo en la empresa LOP, se convirtió desde entonces en una ama de casa, de vez en cuando servía a Fede y cuando no tenía nada que hacer se iba al bar para buscar a Emily para charlar, para beber o para relajarse un poco.

Cuando Fede no tenía nada que hacer en el ejército normalmente volvía a casa porque no paraba de pensar en Marina, un minuto sin verla era un sufrimiento para él.

Por la mañana, Marina abrió los ojos y se dio cuenta de que Fede estaba al lado suyo.

Marina miró la hora y se levantó rápidamente "¡Fede! levántate rápido o llegarás tarde."

"Calla, déjame que duerma un poco más", Fede respondió con una voz sin fuerza.

Marina al oír las palabras de Fede supo que no tenía que ir al ejército. Si no fuera así, él ya se había marchado.

Marina se levantó lentamente de la cama con la intención de prepararle un desayuno.

Cuando Fede se despertó ya no estaba Marina en la cama, de repente se cabreó, "¿Dónde se ha ido?", Fede pensaba.

Cuando salió del cuarto, Fede olió un olor de comida y se alegró.

Fede bajó las escaleras y caminó hacia la cocina. Vio que Marina estaba haciendo sopa, se acercó a ella y la abrazó por detrás.

Marina olió el olor de Fede, se dio la vuelta y dijo, "¿Te has despertado?"

"Sí, ¿por qué te has levantado tan temprano?" Dijo Fede pegado a la oreja de Marina.

"No podía seguir durmiendo por lo que me aseé y ahora estoy preparando el desayuno", Marina realmente parecía una ama de casa.

Fede la besó y dijo, "De acuerdo".

Al terminar de decirlo, Fede la soltó y salió de la cocina.

Marina sonrió y seguía cocinando felizmente.

Aunque no tenía un amor inolvidable pero por lo menos estaba disfrutando del momento.

Por la tarde, Marina estaba en el sofá viendo la tele, Fede estaba en su escritorio ordenando los trabajos del ejército.

De repente, sonó el timbre, Marina abrió la puerta, era Derek.

"Hola cuñada." Dijo Derek apresuradamente, "¿Está Fede en casa?"

"Sí", Marina vio que Derek tenía mucha prisa, "¿Tienes algo importante que decirle?"

Derek echó un ojo a Marina y asintió con la cabeza.

"Entra, está en su escritorio." Dijo Marina.

"De acuerdo", Derek entró y se dirigió al escritorio de Fede.

Marina cerró la puerta, al principio quería volver al sofá para seguir viendo la tele. Pero al pensar que había venido Derek, por lo menos tenía que darle un vaso de agua.

Marina preparó 2 vasos de agua caliente y los llevó hacia el escritorio.

Justo cuando llegó a la puerta de su escritorio, antes de que tocara la puerta, Marina oía la conversación de los dos hombres.

Con mucha curiosidad, quería escuchar lo que estaban hablando por lo que se quedaba callada en la puerta escuchándolos.

"Fede, ¿qué hacemos ahora?" La voz de Derek parecía que estaba preocupado.

"¿Dónde está ahora?" La voz de Fede también era anormal.

"Está en la casa de una amiga mía." Dijo Derek y volvió a decir, "Ella no sabe todavía que estás casado, si lo sabe seguro que..."

Derek no terminó las palabras ya que sabía que Fede entendía lo que quería decir.

Fede no dijo nada, estaba sentado ahí en su asiento sin abrir la boca.

"Illo dime algo, Sara He es la mujer que más amas y además es la chica que llevamos jugando desde pequeños. Ahora que ha vuelto, no me digas que la vas a dejar tirada. ¿Estos años, no estás buscándola por todas parte?" Parecía que Derek estaba culpando a Fede.

Marina se sorprendió, "¿Sara He? ¿La mujer que Fede ama de verdad? ¿La lleva buscando todos estos años?"

En la mente de Marina apareció numerosas preguntas. "¿Si ya tenía alguien en su corazón, por qué quiso casarse conmigo?"

Marina no pudo aguantar más, ni tampoco podía controlarse, aunque no sabía por qué tenía que cabrearse. No amaba apenas a Fede, en teoría no tenía que importarle la mujer mencionada, pero ahora parecía que le importaba mucho.

Marina de repente perdió la fuerza, la bandeja que mantenía en la mano se cayó al suelo.

El golpe del cristal hizo que Fede y Derek se sorprendieran, Fede echó una mirada a Derek, enseguida se dio cuenta de lo que pasaba. Marina debía de estar en la puerta, entonces "¿Escucha toda la conversación?" Fede estaba nervioso.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir