ManoBook > Urban romance > Mi Querido General

   Capítulo 30 Accidente en la pelea

Mi Querido General Por Rosario Palabras: 8287

Actualizado: 2018-11-08 00:17


Al llegar al segundo piso, Sara empezó a buscar algo habitación por habitación.

Marina no sabía lo que estaba buscando Sara, estando detrás de Sara, Marina preguntó "Sara, ¿Qué buscas?"

Sara no tenía la intención de responderla, seguía buscando.

Cuando abrió la puerta del cuarto de Marina y de Fede, Sara se quedaba sorprendida, una habitación lujosa, llena de ropa de Fede y de Marina, esta imagen hizo que Sara se sintiera mal.

Sara se fijó finalmente en la foto de boda que tenía colgada en la pared, en la foto ambos parecían muy felices.

Sara entró furiosamente al cuarto, se acercó directamente a la foto y quitó la foto de la pared.

"Iros a la mierda, iros a la mierda" Al mismo tiempo que lo decía, tiró la foto al suelo y no paraba de pisotearla.

El marco estaba ya totalmente roto.

Marina al verla rompiendo su foto, se alteró, caminó hacia ella y la empujó, "Sara, no toques nuestra foto" Marina lo dijo gritando.

"No puede ser, no puede ser" Sara estaba totalmente descontrolada, no le importaban las palabras de Marina. Miraba a su alrededor y siguió buscando más fotos.

Al ver las fotos de boda colocadas en la mesa y en las ventanas, Sara volvió a cabrearse, cogió todas las fotos y las tiró todas al suelo.

Marina al verla comportarse de esa manera, la impidió enseguida, "Sara, para, no te permito tocar las fotos de mi boda".

Aunque Marina no quiso tener más relación con Fede pero el momento en el que Sara rompió las fotos ella todavía sintió mucho dolor.

"¿No me permites? Marina, ¿quién crees que eres? La persona que debería de estar con Fede era yo y no tú" Al decirlo, quiso coger otra foto de la mesa.

Marina se puso delante de ella, cogiendo los brazos de Sara para evitar que se acercara a las fotos.

"Lárgate de mi casa" Marina lo dijo gritando.

"Marina, te voy a matar" Sara estaba totalmente descontrolada.

Ambas entraron en pelea.

Cuando volvió Fede, escuchaba ruido en su cuarto. Supo que había ocurrido algo, subió las escaleras rápidamente.

Cuando Fede llegó a su cuarto, se encontró con la habitación desordenada y dos mujeres peleándose.

De repente le entró un cabreo inexplicable.

Fede se acercó, tiró de Sara y se puso delante de Marina para separar a las dos.

La bofetada que Sara le iba a dar a Marina, la dio en los pechos de Fede. Sara al ver que Fede la estaba protegiendo dijo "¿Por qué la proteges? ¿Por qué?"

"Porque ella es mi mujer" Dijo Fede seriamente.

Las palabras de Fede hicieron que las dos mujeres se tranquilizaran.

Sara se quedaba mirando a Fede, no se lo podía creer lo que acababa de escuchar.

"¿Qué es lo que acabas de decir? Dilo otra vez" Sara lo dijo sacudiendo la cabeza ya que no se lo pdía creer.

Fede sabía que Sara estaba alterada, no quiso seguir criticándola y dijo con una voz suave "¿Por qué has venido aquí? ¿Por qué no te quedas en casa?"

"¿En casa? ¿En aquella casa dices? Esta sería la casa de verdad". Sara sitiéndose impotente echó una sonrisa.

Fede por un momento no supo qué podía decir.

Marina, que estaba detrás de Fede, dio unos pasos hacia adelante. Se puso de pie al lado de Fede con el dedo señalando a Sara y dijo "Sara, lárgate de mi casa".

Sara al ver a Marina, el cabreo que se le acababa de bajar vuelve a subir.

"Marina, te juro que te mataré" Sara gritó, al decirlo se lanzó contra Marina.

Ambas iban a entrar en pelea de nuevo.

"Quieta, parad" Fede gritó también, intentando separar a las dos mujeres pero no lo consiguió, por un lado tenía miedo de que Sara sufriera y por otro lado tenía miedo de que Marina se hiciera daño.

"Sara, para, para" Fede al mismo tiempo que lo decía, intentaba tirar de Sara.

Sara al ver que Fede estaba protegiendo a Marina en vez de a ella se puso más celosa de lo normal. ¿Por qué la tratas mejor que a mí?

De repente, Sara vio que al lado de la mesa había una bandeja con frutas, encima de la bandeja había un cuchillo.

Sara cogió el cuchillo y se lanzó contra Marina, "Marina, no te dejaré viva".

Cuando Fede vio que Sara había cogido un cuchillo, se asustó un

poco. ¿Qué es lo que va a hacer?

Marina al ver su acción, también se quedaba tan atontada que no podía moverse.

Justo cuando Sara se iba a lanzar contra Marina, Fede abrazó fuertemente a Marina.

Cuando el cuchillo sobrepasó la cabeza de Sara, ella se dio cuenta de que el filo del cuchillo estaba apuntando a Fede, pero cuando lo notó ya era tarde.

Todo ocurrió en un instante, el cuchillo clavó en la espalda de Fede.

Marina, quien estaba abrazada por Fede, sintió temblar su cuerpo.

Marina abrió los ojos y vio la cara de sufrimiento de Fede.

Se dio cuenta al fin de lo que había pasado "No, no, noo"

Marina salió del abrazo de Fede, vio que a Fede le estaba doliendo muchísimo y de repente las lágrimas se le cayeron.

"Fede, ¿estás bién? ¿Estás bien?" Marina no podía controlarse, puso las manos suavemente en la cara de Fede y no dejaba de agitar la cabeza.

Sara estaba de pie asustada, mirando que la espalada de Fede estaba sangrando, sin saber lo que podía hacer.

Fede al ver a Marina que estaba llorando por él, supo que todavía le importaba él a ella, se sentía consolado.

Fede echó difícilmente una sonrisa y dijo, "No te preocupes, estoy bien".

Marina al mismo tiempo que lloraba, decía "¡Qué tonto eres! ¿Por qué te pones delante de mí? ¿De verdad piensas que eres inmortal?"

Fede sacó la mano y limpió las lágrimas de Marina y dijo "Cariño, no permito que alguien te haga daño, porque tú, eres mi mujer"

Todos los enfados que tenía Marina al principio desapareció en este momento, Marina al escuchar las palabras de Fede, se sentía muy feliz. Se podía decir que era el momento más feliz de su vida.

En una sala VIP del hospital, acababan de vendar la espalda de Fede. Marina estaba preocupada por él, cogió su mano y volvió a llorar.

Sara estaba en una esquina, sin decir nada. Mirando a los dos, no se sentía de sobra sino odiaba más a Marina.

El abuelo y la familia de Ana también estaban ahí. Pedro y María estaban mirando a Fede y Marina, Pedro estaba preocupado por Marina, sin embargo María no sentía nada, al ver a la chica de la esquina pensaba que ella debía odiar también a Marina.

"¿Qué dijo el médico?" Antonio preguntó, nadie se atrevió a abrir la boca.

Ana sabía que Antonio quería mucho a su nieto, se acercó a Antonio y dijo educadamente "Abuelo, el médico ha dicho que no le pasaba nada, le han puesto las vendas, ahora solo se tiene que quedar tumbado en la cama".

Antonio no dijo nada al respecto, se quedaba mirando a Fede y a Marina.

De repente, las miradas de Antonio se dirigió hacia Sara.

Las miradas de Ana y Pedro también se fijaban en Sara, Pedro se sorprendió al verla, desde pequeño no le parecía nada especial, pero ahora, estaba más guapa de lo normal, todo su cuerpo expulsaba lujo.

A Roberto no le importaba Sara, ya que apenas la conocía, solo sabía que era la mujer de su cuñado.

María vio que Pedro estaba mirando a Sara con una mirada perdida se enfadó un poco y pensó "¿Se ha enamorado ahora de ella?"

"¿Cuándo ha vuelto?" Preguntó Antonio.

"Hace un mes abuelo" Sara respondió educadamente.

"No me llames abuelo" Dijo Antonio seriamente y preguntó nuevamente, "¿Dónde vives ahora?""

"En un chalet que está cerca de la playa" Sara respondió sinceramente, delante de Antonio, no se atrevió a decir ninguna mentira, ya que sabía las consecuencias.

Antonio sabía que Sara a lo mejor podía meter a Fede en los problemas. Ya que Marina estaba llorando de esa manera, seguramente que eso tenía algo que ver con ella.

Fede se dio cuenta de que el abuelo sabía algo, dijo enseguida "Abuelo, no eches la culpa a Sara, ella no sabe nada, lo solucionaré."

De las palabras de Fede, todo el mundo sabía que estaba protegiendo de Sara. Sabían que Fede estaba en el hospital, Sara tenía algo que ver con ello pero sin embargo Fede dijo que no tenía nada que ver con ella.

Marina al verlo protegiendo a Sara, quitó sus manos y se le subió la furia.

Fede al ver la acción de Marina supo que estaba enfadada, cogió sus manos nuevamente, no permitía que su mujer se separara de él.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir