MoboReader> Urban romance > Mi Querido General

   Capítulo 441 Solo quiero verte (Cuarta parte)

Mi Querido General By Xing Chen Palabras: 6074

Updated: 2020-03-27 03:09


"Buenos días, tío Fede, soy Pedro". Por su voz, Fede notó que se oía emocionado.

"¿Pedro, eres tú?". Fede también se escuchaba muy sorprendido: "¿Por qué me estás llamando?".

"Sí, soy yo. Ya estoy en Hong Kong con mis padres", un dejo de tristeza se podía notar en su forma de hablar, se escuchaba como un suspiro en cada palabra que decía.

Tomando en cuenta que Fede había sido quien les pidió que se mudaran a Hong Kong, sabía muy bien desde dónde llamaba. Esa llamada le hizo sentir un poco culpable, así que respiró hondo para liberar tensión, "¿Cómo les van las cosas allá?", le preguntó con amabilidad.

"Creo que estamos bien; gracias por preguntar", le respondió Pedro y luego preguntó tímidamente: "¿Cómo está Marina?".

"Ella y mi hijo están bien", le respondió y se sintió mal por su sobrino.

"Me da gusto escuchar eso, lamento no haber podido despedirme antes de mi partida. Hoy, cuando caminaba por la calle, vi a un niño que me recordó mucho a Joe", la voz de Pedro sonaba pensativa, con un dejo de nostalgia al pronunciar el nombre del hijo de Fede.

"Pedro", le dijo Fede con remordimiento y con un suspiro al decir su nombre, "Lo siento...". Se sentía culpable, pues odiaba a Ana, ya que siempre había tratado de lastimar a Marina, además, la manera en cómo la trataba era intolerable. Sin embargo, al pensar en Pedro, se avergonzaba por la orden que les había impuesto y cómo eso afectaba su vida. Durante los últimos cinco años, Pedro siempre había sido muy educado y trataba de tener un balance entre su vida laboral y familiar. Fede admiraba mucho esas cualidades. Pero, Ana odiaba tanto a Marina, que él se vio en la necesidad de hacer que se mudaran a otra ciudad y así proteger a su familia de la mejor manera.

"Tío, entiendo, somos familia, no es necesario que te disculpes. L

c y Jonson habían permanecido en inactividad en los últimos años, pero si decidieran resurgir, toda la ciudad podría verse en un caos.

Mientras Fede estaba sentado detrás de su escritorio pensando en su próxima reunión, le vino una necesidad urgente de ver a Marina. Queriendo pasar algo de tiempo con ella, sacó su teléfono y la llamó.

"¡Mi amor!", él empezó a sentirse más calmado cuando escuchó la melodiosa voz de su esposa al teléfono.

Podía darse cuenta por el tono de Marina que ella estaba de buen humor, lo que lo hizo sonreír mientras preguntaba: "¿Estás muy ocupada?".

"No, en realidad no hay mucho que hacer hoy", respondió ella y continuó: "¿Pasa algo? ¿O para qué me llamaste?".

Fede, haciendo pucheros como si Marina lo pudiera ver, le declaró: "Cariño, te extraño mucho. Voy a pasar por ti ahora mismo", Fede necesitaba sentir a Marina en sus brazos y contra su pecho, por lo que afirmó sus intenciones en lugar de preguntárselo.

"¿Vienes para acá? ¿Ahora mismo?", Marina se oía muy sorprendida. Solo habían pasado unas horas desde que la había visto aquella mañana. Así que le pareció intrigante que quisiera verla en ese momento. ¿Qué estaría pasando? ¿Por qué querría verla?

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top