ManoBook > Romances > Afecto Absurdo Por Ti

   Capítulo 20 Nunca la olvidaré

Afecto Absurdo Por Ti Por Flower Palabras: 9332

Actualizado: 2020-06-09 00:03


"No, no. Por favor, no la escuche", exclamó Isabella con lágrimas en los ojos, pero cada palabra que pronunció fue del todo inútil en ese momento.

Las marcas discordantes en su rostro eran evidencia concreta e irrefutable.

James casi había sido engañado por ella, pero afortunadamente no fue tan estúpido como para seguir creyéndole después de lo que Nina le mostró.

Sin refutar, la belleza del campus se limitó a señalar el rostro de la otra y decir: "Evidencia".

Y enseguida se fue sin mirar atrás.

El chico miró a Isabella con disgusto, desdén y desprecio mientras ella seguía fingiendo ser inocente. Lo que él más odiaba en su vida eran las mujeres como ella.

Entonces corrió a perseguir a Nina a una velocidad vertiginosa sin importarle la otra chica, a quien dejó consternada.

"¡Licenciada! ¡Por favor, espérame!", gritó él alcanzando a la belleza del campus, y caminaron uno al lado del otro.

Ella se detuvo por un momento para mirarlo sonreír alegremente, lo cual la hizo pensar en John y perderse así en sus pensamientos.

"¿Cómo me acabas de llamar?", preguntó ella tras volver a sus sentidos dado que era la primera vez que la llamaban así.

"Licenciada". ¿Acaso le molestaba? Después de todo él estaba en primer año y ya ella estaba más avanzada que él.

Asintiendo encantada, ella soltó: "Suena bien".

Esa era la primera vez que James veía a una persona reaccionar tan complacida, así que se sintió un poco avergonzado y no tenía idea de qué decir a continuación.

Ante eso, se rascó la parte de atrás de la cabeza con timidez y una sonrisa tonta.

Habiéndolo evaluado, ella sonrió al llegar a la conclusión de que él era mucho más agradable a la vista que el CEO.

"¿John es tu tío?".

"Sí". James pensó que ella le reclamaría por entrometerse en los asuntos de otros, pero no esperaba que su conversación se dirigiera hacia su tío.

¿Por qué de repente ella le estaba preguntando por John? ¿Será que...?

"¿Planeas golpearlo de nuevo?". Nada más pensar en eso fue suficiente para asustar al chico.

Mientras tanto a ella parecía haberla envuelto la vergüenza, la cual fue disipada luego por la suave brisa que agitaba su cabello.

La única razón por la que ella había golpeado a ese hombre era porque le había dicho y hecho cosas terribles e imperdonables.

"Yo no ataco a nadie a menos que lo hayan hecho primero conmigo", respondió con seriedad. Al verlo todo sonriente, ella fue más paciente con él que con su tío.

Tan pronto como James entendió lo que esta chica quería decir, se sintió culpable por haberla malentendido antes.

Para disimular su desconcierto cambió de tema al preguntarle: "¿Necesitas ver a mi tío?".

Según su acuerdo, tenían que verse solo en una oportunidad más para que él borrara el video que había grabado en el hotel.

Una vez que lo hiciera, ella ya no tendría nada de qué preocuparse. Luego podría convencer a su esposo de que se divorciaran lo antes posible y todo estaría bien.

"Si te dijera exactamente dónde está él, ¿me perdonarías por lo que hice hace un momento?". James era ingenioso, alegre y travieso.

Por su parte, Nina no podía ahuyentarlo ya que ella era buena con quienes eran buenos con ella.

"Está bien", estuvo de acuerdo sin dudarlo porque al final no era un mal negocio.

Ellos charlaron amistosamente durante todo el camino, aunque la mayor parte del tiempo era el chico quien hablaba sin cesar mientras que ella lo escuchaba en silencio.

Eso la hizo darse cuenta de que, al igual que Mimi, ¡James era muy hablador! Por suerte ya estaba acostumbrada a eso gracias a esa chica, quien siempre había sido amable con ella.

Entonces le preguntó a James por curiosidad: "¿Qué pasó entre Michelle y tú?".

Lo cierto era que aún no había podido averiguar cuál era la historia entre esos dos y no recordaba más que haber escuchado vagamente que se enamoraron por internet. Pero lo que más le desconcertaba era que su nueva amiga no mostraba ningún signo de ira o celos al escuchar acerca de este chico y otras mujeres. Si de veras le gustaba reaccionaría de alguna forma, ¿no?

Ahora bien, si él no le gustaba, ¿por qué siempre mencionaba la puesta de sol, las flores, la luna y todas esas cosas que ellos disfrutaron juntos?

Escuchar el nombre de Michelle le dio un extraño cosquilleo a James.

"Como ella y yo jugamos el mismo juego en línea, nos convertimos en una pareja virtual dentro de él", confesó el chico.

¿Juego en línea?

"Entonces la puesta de sol, las flores y todo lo que compartieron...".

"Eran misiones que debíamos completar en el juego", terminó él con impotencia.

Su explicación la hizo enten

der por fin y asintió con complicidad.

Resultó que Mimi no estaba interesada en el propio James, sino en su personaje del juego.

"Admito que soy tan guapo y atractivo que las chicas siempre están a mi alrededor, pero no le presto mucha atención a eso", dijo él con algo de engreimiento al tiempo que se pasaba una mano por el cabello. Acto seguido se metió la otra mano en el bolsillo del pantalón y se quedó allí luciendo como un donjuán, y por supuesto que lo era.

"No te lo tomes mal, pero ella no está enamorada de ti", alegó Nina, tratando de defender a la chica.

"Si no es así, ¿por qué me perseguía todos los días?". El chico sentía que su encanto era innegable y que por ende no se podía subestimar. No obstante, la belleza del campus solo estaba tratando de salvar lo que quedaba de la dignidad de Mimi.

En ese momento recordó que esta le había comentado que no quería más que romper su relación virtual para poder unirse a alguien más en el juego y completar las tareas. Ella de veras quería el premio.

"No has iniciado sesión en el juego durante mucho tiempo, ¿verdad? Lo que Michelle quiere es que se separen como pareja allí".

"Sí, no me he conectado en un par de meses. Normalmente juego algo una o dos veces y ya no más", comentó él agitando la mano con desdén.

Nina por fin entendió que la verdadera razón por la que su amiga fue al hotel para atraparlo: era para pedirle que terminaran.

Alguien como él, que solo juega un par de veces cada juego, no debe ser bueno, y de seguro la engatusó para que hicieran equipo. Ahora era su deber darle una explicación y la libertad a la chica.

Más tarde ella hablaría con Michelle para decirle sus conclusiones.

Habiendo caminado por un buen rato con este chico, Nina ya estaba algo agotada de su parloteo, por lo que pensó en una excusa poco convincente para irse. Él no tenía motivos para seguirla molestando, pero antes de irse la persuadió un rato hasta que por fin ella le dio su cuenta de WeChat. La razón que le dio fue que era más conveniente revelarle el paradero de su tío a través de la aplicación.

Sin embargo, James ya tenía un gran plan en su mente porque en definitiva le parecía que había algo extraño como para que su tío le dejara pasar a esta chica que lo golpeara dos veces.

Incluso su asistente le había hecho un comentario ambiguo que alimentó esa idea.

Mientras reflexionaba sobre ello, tarareó una alegre melodía y entró en la oficina del CEO del Grupo Time.

Henry se sorprendió tan pronto como lo vio. "¿Acaso no tienes clases? ¿Qué haces aquí?".

"No tengo clases esta tarde". James era un profesional mintiendo descaradamente. Enseguida asomó la cabeza y preguntó: "¿Está mi tío en la oficina?".

"El señor Shi está hablando de negocios con el señor Glenn Zhang en este instante".

"¿No es ese el padre de Isabella?". De la vergonzosa conducta de aquella chica ese mismo día concluía que sus padres debían ser similares o peores que ella.

De modo que James no pudo evitar odiarla, al igual que a toda su familia.

Con una carcajada, Glenn seguía asintiendo e inclinándose servil y complacientemente. "Tiene razón, señor Shi. Eso haré. Soy muy afortunado de tener la oportunidad de cooperar con usted".

"Así es", respondió John con voz descuidada antes de hacerle una seña para pedirle que se retirara.

Afuera el señor se encontró con James, quien lo miraba de una manera hostil que lo sorprendió. De igual forma el hombre mantuvo la compostura y sonrió para adularlo. "Encantado de conocerlo, señor James Shi".

"Hola", respondió este con un odio visible en sus ojos. Como era de esperar, todos los miembros de su familia tenían la misma actitud.

"Escuché que estás estudiando en la Universidad L. Mi hija también asiste allí, tal vez la has visto". Glenn pensó que si Isabella se casaba con este chico, su familia sería realmente próspera y rica.

Con una leve risa sarcástica, el joven respondió: "Sí, la conocí hoy al mediodía y me dejó una impresión que nunca la olvidaré".

La chica había tratado de burlarse de él como si fuera un idiota; era obvio que no podría borrar eso de su mente.

"Oh, qué cosas tiene el destino". Evidentemente el señor entendió mal las palabras del chico y pensó que su hija había sido muy encantadora.

Sin decir nada más, James abrió la puerta y entró en la oficina.

Su tío estaba apoyado en la silla de espaldas a la entrada con un cigarrillo en la mano. Y no bien escuchó los pasos de su sobrino, preguntó con detenimiento: "¿Dijiste que nunca la olvidarás?".

Él siempre pensó que el chico era malo eligiendo a las mujeres, pero nunca esperó que fuera tan ciego.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir