ManoBook > Romances > Afecto Absurdo Por Ti

   Capítulo 23 La tía Nina

Afecto Absurdo Por Ti Por Flower Palabras: 8256

Actualizado: 2020-06-12 00:03


"Eres una...". Glenn se puso furioso.

"Bueno, basta de tonterías. Ambos sabemos que Isabella es inocente y de buen corazón. ¿Cómo pudo haber ofendido a James Shi? Considerando que Nina la golpeó hoy de nuevo, debe ser ella la responsable de todo, no nuestra hija".

"Sí, todo es culpa de Nina", la chica se hizo eco de su madre y se escondió detrás de ella. La verdad es que quería decir más, pero cuando vio los ojos penetrantes de su padre, se escudó aterrorizada.

John había cancelado el negocio con la familia Zhang por culpa de Nina, pero ella ni siquiera estaba al tanto. Como de costumbre, asistió a sus clases, fue al comedor con Michelle y regresó a su departamento para analizar el caso en el que estaba trabajando.

Se estaba devanando los sesos en él, y justo cuando estaba a punto de llegar a un punto importante, sus pensamientos fueron interrumpidos por el sonido de alguien tocando la puerta.

La chica cubrió toda la pared donde ponía fotos con la cortina y fue a abrir la puerta para encontrarse a James parado afuera.

Este llevaba delineador de ojos negro, mascaba chicle y silbaba alegremente, luciendo cual chico travieso.

Él prefería verse así que como un hombre demasiado serio.

"¡Nina!", exclamó arqueando las cejas con curiosidad, pero con un tono de voz relajado.

"¿Cómo pudiste encontrar este lugar?", preguntó ella al tiempo que miraba la ropa del chico con claro disgusto.

"Siempre que me propongo encontrar a alguien, lo consigo. Bueno, al grano. ¿No estás buscando a mi tío John? Date prisa, te llevaré en este instante a donde está", anunció tratando de agarrarla, pero ella lo evitó con facilidad.

Él estaba acostumbrado a tratar así a sus amigos varones, de modo que olvidó por completo de que esta era una señorita y que debería ser tratada con delicadeza.

Con eso en mente, dio un cortés paso a un lado e hizo un gesto caballeroso de invitación. "Nina, por favor, acompáñame".

"¿Dónde está John?". Ella actuaba un poco a la defensiva, ya que si ellos no eran tan cercanos, ¿por qué él estaba tan empeñado en ayudarla a encontrar al CEO?

"No preguntes más, solo ven conmigo", respondió él para luego llevarla a un club de lujo. En el camino James iba actuando muy complaciente y adulador con ella, preguntándole si necesitaba comprar algo de ropa o comer algo.

'¿Por qué me pregunta esas cosas? Debe estar tramando algo', pensó la chica.

"Oye, ¿qué quieres de mí, James?". Él se estaba comportando tan extraño que la puso un poco nerviosa.

"¡No! No creas que tengo malas intenciones. Por favor, confía en mí, no te haré daño", exclamó él levantando la mano para jurar con toda sinceridad.

La única razón por la que era tan amigable y hospitalario con ella fue que Henry lo dejó pensando hasta que tuvo que aceptar con tristeza el hecho de que él no era tan importante en el corazón de su tío John como pensaba.

Sin embargo, Nina era diferente. El asistente le había preguntado a James si había visto a alguna mujer involucrarse con su tío y la respuesta era obviamente negativa.

Esta vez el hombre estaba dejando a alguien entrar a su vida de alguna manera, y ese alguien era Nina, quien era hermosa pero agresiva.

Henry también le había preguntado si sabía dónde estaban ahora las personas que anteriormente habían ofendido a su tío. Tras unos segundos de reflexión, él se dio cuenta de que todos habían desaparecido de la ciudad y nunca más se les volvió a ver.

No obstante, resulta que hubo alguien que ofendió y avergonzó a su tío dos veces, y a pesar de eso, todavía estaba allí sana y salva.

Ya eso era asombroso e increíble, pero el punto más importante que le dijo en secreto el asistente es que Nina era su tía.

Si bien James consideró que era demasiado pronto para llegar a esa conclusión, pensó que era posible que la chica llegaría a ser parte de su familia tarde o temprano.

De ser ciertas sus suposiciones, él tenía que tratarla lo mejor que pudiera.

Ahora ella estaba buscando a John, y él tenía la suerte de saber exactamente dónde estaría el hombre ese día.

"Tía... Quiero decir, mi tío John está a

quí". Para su mala suerte, casi la llamó "Tía Nina", aunque esta solo levantó la cabeza con curiosidad para encontrarse con un letrero que decía "Dragon Club". Ubicado en un edificio alto, este se veía particularmente deslumbrante por la noche con sus bordes rodeados de atractivas, coloridas y parpadeantes luces.

Por instinto ella se negó a entrar a un lugar como ese.

"Necesito encontrarme a tu tío por accidente, así que no cuenta si me llevas con él".

Dicho eso, se dio la vuelta y estaba a punto de irse.

Sin embargo, el chico la agarró del brazo para decirle: "Espera un minuto, Nina, tengo una idea. También hay una sala de billar en el interior y tengo un amigo a quien le encanta jugar. Vayamos allí con él y de esa forma podría ser un encuentro casual, ¿no?".

Por alguna razón la chica tenía la incómoda sensación de que James estaba actuando como cupido con ella y su tío.

Luego consideró que debía estar llegando a conclusiones descabelladas.

Sin importar lo loco que estuviera, este chico no debía querer que una chica de aproximadamente su edad se convirtiera en su tía, ¿no?

Ella de veras quería que John borrara el video de ellos dos, puesto que esa era una amenaza que no podía permitirse. Con eso en mente, al final siguió a James al interior del club.

Una vez adentro, tomaron el ascensor en silencio hasta la sala de billar, la cual, para su sorpresa, estaba lujosamente decorada e iluminada. El piso de mármol estaba cubierto con alfombra y la lámpara de cristal brillante que colgaba del techo era un espectáculo.

En total había diez mesas de billar en el medio, así como también una zona de descanso con sofás y mesas con todo tipo de frutas y vino tinto. Los sonrientes camareros estaban pulcramente parados cada pocos metros para atender las necesidades de los clientes.

La mayoría de las personas que iban a jugar se sentaban en el área de descanso, vistiendo impecables trajes mientras hablaban de negocios.

No bien llegaron, Nina se convirtió en el centro de atención, atrayendo miradas llenas de interés de vez en cuando. Sin embargo, con James de pie a su lado nadie se atrevería a acercársele.

"Nina, ahí está mi amigo", le informó al tiempo que la guiaba hasta donde le señaló. "Adrian, traje a una amiga".

Con un sencillo traje informal, el otro chico sostenía a una pequeña mujer con un brazo mientras que su otra mano estaba en el bolsillo de su pantalón.

Tan pronto como escuchó la voz de James, este se dio la vuelta y su mirada se posó en Nina, quien llevaba una sencilla sudadera con capucha y jeans, además de su largo y negro cabello suelto hacia su espalda. Si bien iba muy sencilla, se veía muy enérgica y su belleza se destacaba, lo cual hipnotizó al chico junto a su maravilloso rostro seductor.

"¡Oh, eres tú!", soltó él entrecerrando los ojos al reconocerla y le sonrió coquetamente.

Ella también lo reconoció, pues era la misma persona que la había empujado a la habitación de John en el Four Seasons Garden Hotel. En esa ocasión él también sostenía a una mujer en sus brazos, pero era diferente a esta.

"¿Ella es otra de tus chicas?", se burló Nina con desdén, aprovechando el buen momento para vengarse.

Habiendo escuchado eso, la mujer del brazo de Adrian preguntó: "Señor Song, ¿qué quiere decir ella con eso? ¿Es que hay otra mujer aparte de mí?".

"Cariño, no la escuches. Tú eres la única", respondió este para consolar a la inquieta chica y enseguida mirar iracundo a Nina. Acto seguido este se fue con su acompañante, ya que no quería ver a la recién llegada en la medida de lo posible.

Al ver a su amigo irse, James se encogió de hombros impotente y preguntó: "¿Tienes algún resentimiento hacia él?".

Adrian era muy tímido y nunca ofendería a nadie, por lo que era imposible para él haber tenido un conflicto con esta chica.

Ella no se molestó en darle una respuesta, lo que él tomó como una afirmación.

Ya estando afuera, Adrian se encontró a John. Aunque estaba ocupado consolando a su acompañante, no olvidó informarle al CEO: "Señor Shi, tu mujer está en el salón de billar con tu sobrino".

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir