ManoBook > Romances > Ámame Otra Vez

   Capítulo 2 La ruta de la reina (Primera parte)

Ámame Otra Vez Por Music Palabras: 7737

Actualizado: 2020-06-02 00:03


Kevin no mencionó ni una vez a su esposa en las redes sociales, a decir verdad, la única persona que aparecía en todos lados junto a él era su amada novia.

Todos pensaban que era un hombre enamorado. Ninguna persona se atrevió a siquiera referirse en algún momento al hecho de que se mostrara tan natural con otra mujer cuando aún seguía casado con una persona diferente. Este tipo de beneficios los generaba al ser el hombre más poderoso de la ciudad, nadie podía hablar, ni cuestionar, lo que hacía o decía.

Anne había optado por usar un vestido rojo y corto, peinó su larga cabellera por detrás de las orejas. Su rostro natural, sin una pizca de maquillaje, la hacía lucir mejor que cualquier otra mujer.

Su esbelta figura resaltaba las curvas de su cuerpo, a diferencia de Cherry que parecía una diosa, Anne podía compararse con una reina.

Su cara resplandecía aún más con el colo rojo oscuro de su atuendo.

El chofer del auto amablemente le abrió la puerta al llegar al hotel 'Nube y Cielo'.

Este lugar era uno de los más lujosos de la ciudad, todo aquel que quisiera visitarlo debía tener una reservación con mucha anterioridad. Al ser tan ostentoso, no cualquier persona podía darse el gusto de visitarlo, la cuota anual rondaba el millón de dólares por lo cual solo aquellos que contaban con una buena posición económica podían permitírselo, era tan exuberante que no se podía describir por completo.

La hermosa habitación privada que Anne había reservado estaba ubicada en el tercer piso, era el sitio que había escogido para la cena con los miembros del Grupo KIA.

"Acabo de tener una conversación telefónica con el secretario Wang y me informó que el avión del CEO del Grupo KIA acaba de arribar, eso quiere decir que él también asistirá a la cena", le dijo al oído la asistente de Anne.

De inmediato su estrés aumentó causándole un tic en el ojo, debido a que este Grupo era de los más importantes y grandes de la ciudad vecina y también estaba entre los primeros de la lista de Forbes.

En varias oportunidades el Grupo AN había intentado hacer alguna colaboración con ellos, pero siempre obtenían la misma respuesta: "Lo estamos pensando, aún no lo hemos definido".

Parecía que las cosas habían cambiado, ya que el director ejecutivo acudiría especialmente a dicho encuentro, ¿quiere decir que las posibilidades de que ya podrían tener una respuesta eran mayores? ¿O todo lo contrario?

La preocupación invadía el cuerpo de Anne, sin embargo, su cara no mostraba ningún tipo de emoción. "¿Comprobaste que toda la comida y bebida estén en orden?", preguntó educadamente.

"Sí, lo hice", respondió la asistente rápidamente.

Todos los altos ejecutivos del Grupo KIA estaban invitados a la cena. Anne quería que la velada fuera perfecta y, más aún, sabiendo que el CEO también estaría presente.

Una vez dentro de la habitación, la mujer y su asistente revisaron meticulosamente todos y cada de los muebles del lugar para asegurarse de que estuvieran en orden. Cuando estaban a punto de tomar asiento, el celular de su empleada sonó indicando que recibía una llamada.

Luego de colgar, la chica se giró hacia Anne para decirle: "Señora Vicepresidenta, Michelle me acaba de informar que los invitados ya se encuentran en la recepción".

"Por favor, dile que los traiga hasta acá". Enderezando su espalda, Anne procesó la información tranquilamente.

"Sí, señora, como usted diga". La asistente dio las indicaciones por el celular y luego colgó.

Aunque ya habían pasado algunas horas del encuentro con su esposo, sus piernas seguían doliendo. El dolor en sus caderas le dificultaba moverse con normalidad. Pese a que lo único que deseaba era descansar, sabía perfectamente que no podía hacerlo, ya que los invitados ya estaban por entrar. Una pizca de reproche brilló en sus ojos, al tiempo que miraba fijament

e las puertas de la habitación y aireaba su rostro.

No era la primera vez que recibía un gran cliente, así que no entendió por qué un extraño calor invadió su cuerpo. ¿Sería acaso por el aire acondicionado?

"¿La temperatura de la habitación es la adecuada?", le preguntó a su asistente.

"Pareciera estar bien, marca 24 grados", le indicó la chica.

El aire acondicionado del establecimiento funcionaba perfectamente. A pesar de que la temperatura dos grados más fría de lo normal, Anne sentía mucho calor.

Quizás pude haber sido a causa de la presión que la invadía.

En ese instante se abrieron las puertas frente a ella, dejando ver a un hombre alto pasar por ellas.

De inmediato, sintió una extraña atracción hacia él, sus penetrantes y profundos ojos se le asemejaron enormemente al mar. Este llevaba un elegante traje color gris plata y en sus labios se asomaba un esbozo de sonrisa.

Sin lugar a dudas, este hombre era el más atractivo y cautivador entre sus acompañantes, en seguida sobresalió del grupo.

Al momento en que se percató de la presencia de Anne, su sonrisa se hizo notar.

Lo hizo de una manera tan cautivadora que la mujer no pudo evitar detallarlo.

"Disculpe, hace unos instantes nos cruzamos con Kevin y nos hizo retrasar un poco. No imaginé que se encontrara en el piso de arriba celebrando el cumpleaños de su novia Cherry", exclamó sonriendo uno de los acompañantes del hombre de traje gris. El hombre que habló resultó ser el señor Zhao, director del Grupo KIA. Había pronunciado esas palabras como algo tan natural que le produjo un ligero dolor en el corazón a Anne.

Poco a poco sus ojos se nublaron mientras pensaba: '¿De verdad Kevin le está celebrando el cumpleaños a Cherry? Y ¿justo en este mismo lugar?', sacudió la cabeza para intentar alejar todos los pensamientos que tuvo en esos segundos. No era el momento adecuado para ello.

"¿Ya tiene CEO nuevo en la compañía?", preguntó al director Zhao, en un intento por cambiar de tema, con una sonrisa educada.

Con orgullo el director Zhao respondió: "Su instinto no se equivoca, señora vicepresidenta, en efecto este es nuestro nuevo CEO, Ryan Xiao".

"He escuchado muchas cosas sobre usted, señora vicepresidenta", expresó el CEO mientras daba un paso adelante y alcanzaba la mano de la mujer como el buen caballero que era.

No podía negar lo cautivada que estaba al mirar fijamente el rostro de aquel hombre. Con un leve golpe con el codo, su asistente le hizo volver a la realidad.

En consecuencia, Anne reaccionó y estrechó la mano del hombre.

De la nada, Ryan la atrajo hacia su pecho, se acercó más y le dijo muy bajo al oído: "Feliz cumpleaños".

Al instante de escuchar esas palabras, Anne se congeló y su piel se puso más blanca de lo que ya era.

Sí, era su cumpleaños... Y alguien realmente lo recordó. Las lágrimas amenazaban con salir rápidamente, Anne solo pudo parpadear para intentar detenerlas. Pensaba lo injusto que era el pasar su cumpleaños trabajando, mientras que su esposo celebraba el de su amada novia.

No estaba segura de si Kevin lo recordaba o simplemente decidió ignorarlo.

Zhao rio con incomodidad y explicó: "Su efusivo saludo es debido a que recién llegó de Francia, a todos nos agasajó de la misma manera".

Con aquella explicación los ojos de Anne mostraron un destello de decepción y dijo: "Me complace mucho conocerlo, Señor Xiao. Los invito a tomar asiento".

Luego de guiar a Ryan hasta el asiento de honor, que se encontraba junto al de ella, procedió a terminar de saludar a los ejecutivos que faltaban.

Al parecer, Zhao había decidido por alguna razón alterar a Anne y sacarla de sus cabales ya que, una vez más, quiso sacar el tema del que ella no quería hablar: "¿Por qué su esposo no está acá con nosotros?", preguntó al acercarse al asiento de la mujer. "Acaso está...".

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir